miércoles, 12 de julio de 2017

La adoración del diablo




Casi todo el mundo ha notado que las personas malvadas a menudo tienen gran éxito en la vida, mientras que muchas personas buenas sufren terribles desgracias. Una explicación común de esta injusticia es que es obra del diablo. De hecho, una de las actividades favoritas de Satanás es llevar dolor y sufrimiento a una persona buena. También le gusta ayudar a las personas malvadas a tener éxito. Con su asistencia, incluso una persona débil inferior puede ganar gran riqueza y poder.

Muchas personas se han preguntado por qué Dios permite que Satanás lleve a cabo sus  actividades malévolas. Afortunadamente, el demonio no podrá seguir causando daño para siempre, porque la Biblia dice que eventualmente será llevado ante la justicia y castigado con tormento eterno en el infierno. Pero mientras tanto, ya ha disfrutado de miles de años de libertad, y durante ese tiempo ha llevado la miseria y el sufrimiento a millones de seres humanos. Debido a que tiene tanta influencia sobre lo que sucede en el mundo, puede parecer muy poderoso. Las personas malvadas a menudo notan su aparente poder y comienzan a adorarlo con la esperanza de obtener su ayuda.

Algunas personas lo adoran en secreto, pero otros prefieren participar en alguna forma de culto organizado. Un ejemplo de culto organizado es un servicio llamado Misa Negra, que generalmente se lleva a cabo en una gran sala decorada para parecerse a la nave de una iglesia. Durante el servicio la gente grita obscenidades a Dios, maldice a Jesús, y actúa una parodia de la Santa Comunión. También pueden adorar a un gato negro bajo la pretensión de que es el Diablo disfrazado.

Otra forma de adoración del diablo, que se dice que es practicada por brujas, supuestamente tiene lugar en una reunión llamada Sabbat. La mayoría de las descripciones de estas Sabbats dicen que comienzan a medianoche en un lugar secreto en el campo. Las actividades pretendidas incluyen bailar desnudos alrededor de un fuego, pisotear una cruz, beber sangre humana, y sacrificar a recién nacidos en un altar. Según algunos relatos, el Diablo mismo viene a muchas de estas reuniones, apareciendo a menudo en forma de una cabra con cuernos. Los demonios también pueden estar presentes. Las fiestas suelen culminar en una orgía lasciva antes de terminar finalmente al amanecer.

En los tiempos modernos han aparecido algunos nuevos grupos de "satanistas", especialmente en los Estados Unidos. Estos grupos tienen nombres como la Iglesia de Satanás, el Templo de Set y la Primera Iglesia Satánica. Cada grupo tiene sus propias creencias y realiza sus propios rituales especiales. Sin embargo, los miembros de varios grupos afirman que en realidad no adoran a Satanás, sino simplemente lo admiran por tener el coraje de desafiar abiertamente a Dios. En verdad, muchas personas en las sociedades modernas son atraídas secretamente al lado oscuro de la vida que Satanás representa.


Nota: Contrariamente a lo que muchos creen, los Wiccanos modernos no adoran al Diablo, y la mayoría de ellos incluso dudan de que existe. 

Esta pintura del artista Ary Scheffer del siglo XIX, muestra al diablo con Jesús en la cima de una montaña. Su viaje a la cima de esta montaña se describe en la Biblia en un pasaje de Mateo 4:8-10. Mientras estaban en la cumbre, Satanás intentó que Jesús lo adorara. Por supuesto que Jesús se negó. Pero aunque el demonio fracasó en este caso, muchos de sus otros esfuerzos para conseguir adoradores han sido exitosos.

(Traducido  por Baneste, del libro Weird Beliefs, del autor Barry Wilson).



No hay comentarios.:

Publicar un comentario