jueves, 22 de octubre de 2015

 Testimonio de un mártir luchador por los derechos humanos.

Por Fidel A. Romero “Fidel Zarco”

La Policía de Hacienda fue uno de los “cuerpos de seguridad” más temidos por la población salvadoreña, mayoritariamente en el campo.  Su servicio de inteligencia, SII, parte del engranaje del servicio de inteligencia centralizado por el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (EMCFA ) en la guerra civil y  en estrecha relación con asesores del Pentágono reciben la orden de actuar y neutralizar la Comisión de los Derechos Humanos de El Salvador (CDHES).  Esta había ganado gran presencia en la defensa de los derechos civiles; había pagado un alto costo para ganar esa presencia: vidas de algunos de sus dirigentes, activistas torturados y desaparecidos.
 
En esa época el sentimiento de repudio a lo que oliera a oficial y represión serbia como estímulo para incrementar la organización y resistencia civil y la CDHES tenía presencia, respaldo y credibilidad dentro y fuera del país.  Su papel destacado y de denuncia era un serio dolor de cabeza para la consecución de los planes contrainsurgentes que hacían esfuerzos por decantar la guerra a favor gubernamental para lo cual necesitaban ganarse el corazón y la mente de la población a cualesquier costo mediante aplicando planes complementarios en lo militar, político, técnico y propaganda: planes de guerra psicológica. 

En ese marco, la CDHES desde su fundación, había sido non grata por el oficialismo de turno, y el acoso iba en aumento en la medida arreciaba la complejidad del conflicto que se vivía en el país.  El  acoso a la organización no gubernamental es transformado en algo más complejo: atentados dinamiteros, persecución a sus dirigentes, capturas torturas y desaparecidos y algo más en 1986: someterla a un plan muy agudo consistente en confundir a la sociedad mediante declaraciones de líderes luchadores sociales que gozaban de gran reputación y arraigo ya que habían tenido algún éxito en ese campo como lo fue con Alejandro Montenegro, Napoleón Romero, ambos ex miembros de comisiones políticas partidarias de las dos organizaciones mayoritarias que conformaban al FMLN histórico.  Estos,  y otros que habían sido capturados y no solo  “convencidos de colaborar con el plan de pacificación del gobierno”  sino que también con ellos habían montado campañas sonadas para desprestigiar a las organizaciones a que habían pertenecido, con ello trataban de desmoralizar a la base militante y simpatizantes del proyecto popular. 
Por supuesto que los métodos ocupados para convencer algún dirigente no es necesario tener mucha imaginación para saber que de por medio siempre hubo tortura de todo tipo y mucho recursos técnico-económico.  Es la aplicación de la inteligencia militar sin escatimar recursos, todos para ser usado como un arma de guerra sin complejos morales o éticos.

Herbert Anaya por su trabajo y liderazgo así como su peso ganado en el ámbito nacional e internacional lo hizo acreedor de ser objetivo en los planes de guerra sucia orquestados por la inteligencia centralizada asesorada por el pentágono.  Necesitaban no sólo neutralizar aquel líder, que estaba en el relevo del Arzobispo mártir en el papel de ser “La Voz de los sin voz” en el país, sino que también confundir a su amplia base social que le escuchaba y desprestigiar de paso al considerado enemigo político militar más fuerte del momento: al FMLN histórico incluyendo a los más beligerante, al ERP.  El plan es perfecto para los planeadores intelectuales y para los ejecutores directos: la SII de la P.H. y específicamente al equipo experto para hacer el trabajo sucio cuyo jefe era el capitán Cartagena.  A toda costa había que descabezar y neutralizar a la dirigencia de la CDHES.


A continuación presentamos algunos párrafos de un escrito inédito de Herbert Anaya Sanabria que da cuenta sobre la experiencia vivida en sus días de cautiverio desaparecido en las bartolinas del cuartel central de la P.H. en 1986.
El escrito es extenso, solo sacamos tres partes: el momento de la captura, el periodo de ablandamiento para confundirlo de sus convicciones con la tortura psicología para luego pasar a otros párrafos que dan cuenta de la etapa de tortura física:. 

a)-En su captura:

 “…un conjunto de gritos se confunden, son mis hijos intuyendo confusos el peligro en fracciones de segundo unas garras sujetan los brazos y me lanzan al sitio donde habita el monstruo y la bestia… ¡No a  mi papi no!! ¡Se roban a mi papi!! Esas fueron las últimas expresiones estrelladas impotentes sobre la puerta metálica liberando su fuerza al cerrarse…estoy confuso, siento la cara ardiendo, pero el instinto está claro lo de siempre temido y esperando ¡Estoy capturado!! ¡Estoy secuestrado!! Insistía en repetir mi afligido pensamiento.  
 
 Las “chachas” se hunden hasta hinchar de cólera las venas donde nace el niño que escribe mis ideas, “este es” decía un simiesco civil “pronto acabaría”, la preocupación de no seguir trabajando por la justicia es más fuerte,  que la posibilidad cierta de mi muerte, esta es sólo un instante, lo otro constituye la totalidad de mi vida.

Los instantes constituyen el agujero negro que encarcela el tiempo sin dejarlo volar como al ave de mis sueños, los minutos se vuelven espacios de tiempo interminables, el cuerpo vibra cual agua agitada, el rostro  arde, insiste en el preludio de un holocausto, la naturaleza humana se percibe sin romanticismo, sin libido de bohemio sin serenidad platónica; nos convertimos simplemente en el hombre frente al cadalso sin posibilidad frente al animal que afila la espada para herirte preparando el lecho de rosas de Cuactemoc, con la tranquilidad pasmosa de cancerbero, ¡Sí, por qué no decirlo! para trasladarte a las aguas hediondas del sufrimiento, a una realidad inconcebible por los sentidos.
-¡Jacinto Morales, nunca creíste que ibas a  estar aquí con nosotros!!.

Esa voz era pausada y grave, seguros de tener a quien ansiaban tener, les oía el triunfo a su manera en esa escala de sonidos Faustino.

-¡Miren a quién tenemos aquí! ¡Balbuceaban entre risas unas botas! “junglas” que miraba por debajo de mis apretadas vendas.

-¡Dónde estaré, dónde! será una cárcel clandestina o un cuerpo de seguridad? Recordaba los miles de testimonios clasificados y tomados en las oficinas ahora con tristeza reconocía ser una de las partes protagonistas de esa dura experiencia: De un fondo sin origen venían hasta mí, el tableteo de alguna máquina de escribir moviendo sus teclas… estarán presas igual que yo…¡Quítenle las esposas, quítate la ropa, sáquenle todo de las bolsas!...

El interrogatorio, según narran los presos políticos que escasamente han sobrevida de esa época, empezaban por la parte psicológica, abusando al prisionero en todos sus derechos, con información falsa, amenazando asesinar a la familia, ocupando dos tipos de interrogadores ( Verdugos) uno haciendo el papel de amigo y humano mientras que el otro mostrando lo más despiadado que puede haber.  Ambos forman parte del mismo equipo de interrogadores con movimientos y frases finamente estudiadas para producir el efecto deseado a la victima de turno.  Herbert Anaya conocía de esos métodos por los testimonios que recibían en la oficina de los derechos humanos donde era su presidente.  El tiempo trascurría y como conocedor de las leyes salvadoreñas calculaba el tiempo para ser consignado o ser un número más dentro de las estadísticas de desaparecidos.., continuado con el testimonio escrito por Herbert antes que lo asesinaran.

b)-El periodo de ablandamiento para confundirlo de sus convicciones con la tortura psicología:

-¡No tengo nada que decir! Si ustedes dicen que ya lo saben todo, cual es la insistencia que diga algo…pongan todo lo que ustedes quieran…

-Es que ya lo sabemos todo, pero vos de tu propia boca nos vas a decir lo que queremos y además te vamos a convencer de tus “errores” y no vas a salir de aquí hasta que hagas una renuncia pública de tu “organización” y te arrepintás públicamente de tus errores, o crees vos que los traemos aquí sólo para consignarlos ¡No jodás Jacinto! De aquí vas a salir bien convencido, ustedes sólo daño producen al pueblo, ustedes son los culpables de la desinformación por eso les pagan bien, aunque hoy sólo los comunistas de siempre les hacen caso, sólo ellos son los que hablan babosadas allá afuera.

-¡A mi de todos modos me van a matar!

- ¡Mirá! Quitate eso de la cabeza, de tantas mentiras que has dicho que se han formado la idea que los vamos a torturar, a matar o a saber cuántas cosas más… lo que debes entender es que estas perdido y si no colaboras de todos modos tu “organización” te va a matar, ellos no perdonan estos errores… todos están colaborando solo vos sos el necio… ¡ya vamos a traer una gente para que diga quien sos! Deja de estarte haciendo el maje y perdiendo el tiempo… (Interrupción)… entra sin avisar un hombre de civil con una cámara fotográfica… póngase esta camiseta (tipo ban lon color negra), lleva en la otra mano un vidrio ahumado con tizne… colócate allí, mira la cámara y ¡zaz!, ahora de lado ¡zaz!... vení, quítate la camiseta… ¿Cómo te llamas? Herbert Ernesto… alias Jacinto Morales agrega el mencionado sujeto, pone una  ficha sobre el escritorio me agarra uno a uno los dedos los unta de tile y obliga a colocarlos sobre la ficha blanca hasta dejar diez formas ovaladas… da la media vuelta y se va…

- Bueno Jacinto yo ya me canse con vos, será mejor que colabores, los “otros” tendrán sus métodos…

- Y que no dicen que ya no torturan pues, hasta ahora lo único que les hace falta es golpearme…   
   
- Bueno, tómalo como querrás, es problema tuyo, se levanta y se va… al salir agrega… pensálo todavía es tiempo…quedo solo… ¿Cuántos días habrán pasado? Que estará pasando afuera? Había perdido la noción del tiempo, los pies elaboran reacciones agudas, se habían hinchado y ardían al tocarme, los dedos se hundían quedando oquedades como señales de presión… que habrá pasado con mi esposa y mis hijos? Hay algo que no puedo perdonarles a estos hijos de la gran puta y es haberle apuntado con sus armas a tres niños (la mayor de seis años y la menor de tres años) solo imagino la angustia de los niños salvadoreños PASANDO esa experiencia, para capturarme no necesitaban hacer todo ese despliegue de fuerza y amenaza somos gente pública y nunca hemos andado con armas, hasta en eso reflejan su mentalidad guerrerista y simiesca, por algo el pueblo los califica justamente de “gorilas”, el cansancio había aprovechado para tirarse, al suelo, sintiéndole heladito y refrescante… de repente la puerta se abre y.- ¡Ve que vergon, achís ve este, si no estás de vacaciones! ¡Levántate, subí los brazos, voltéate hacia la pared! Como estas descansadito necesitas hacer ejercicios y estos siguen sin dar pausa ninguna hasta ese momento no me han dejado dormir, ni un “bocado” de nada, ni agua, ciento reseca la boca.

  - Ya no aguanto!

- ¡Ni nosotros a vos! Colaborá, mirá como serás de pendejo, mirá como tenés los pies por baboso los otros mirá, hasta descansando están… ¡quedate parado! ¡Poné firmes los pies!. ….

Después de resistir durante nueve días continuos toda la tortura psicológica consistente en: no permitirle dormir, amenazas a la familia, estar desaparecido, vendado, sin agua o alimentos, de pie con sus manos arriba, limitado de hacer sus necesidades fisiológicas.  Luchando contra la burla y desprecio de los interrogadores, Herbert Anaya está consciente que empieza otra etapa dentro del interrogatorio: los golpes estudiados de la tortura física:

-¡Siéntenlo! Dijo alguien imperativamente. ¡Quítenle la venda!.

C)-Otros parafraseo que dan cuenta de la etapa de tortura física y continuidad de la estrategia para dilatar el tiempo necesitado para definir su consignación ante tribunales o convertirse en otro número de la larga lista de desaparecidos:

Acto seguido comienza una, ¡No, dos manos a sobreponer otra venda!
Mando una especie de colchoncito en la parte superior de la cabeza y no por consideración, el objetivo es obviar o señales del futuro que salía a mi encuentro.

- ¡Así que no vas a hablar! Y suelta un golpe sobre la frente… ¡Por necio! Ahora lo hacía en la región occipital… ¡Por tonto! Y ¡Paf! En la cara… ¡Te gusta verdad Jacinto! Y soltó una serie de golpes sobre con las palmas de las manos sobre la boca… no respondo nada… la respiración de impulsiva se volvió jadeante, la piel ardía, daba la impresión de ser gruesa; los golpes se fueron repitiendo y repitiendo… advierte cansancio en el torturador, imagino sus puños adoloridos ¡Sentáte! Y sigue el trabajo un poco más, luego sale…

-Una presencia humana sigilosa se acerca por la espalda y sin mediar palabra latiga mis oídos de manera simultánea y continua ¡duelen de verdad  que duelen! Un zumbido queda prendido; mientras una aguja se clava en la base del cráneo, consecuente con el producto del momento; este quizás sea un golpe estudiado, el interrogador se coloca por la parte de atrás y con las palmas de la mano abierta dan en el órgano auditivo, creando un vacío en el oído externo, que comprime el aire hasta el interior del mismo; les gustaba ensayarlo para hacer sufrimiento y preocupación en el detenido; no voy a repetir acerca del trabajo del interrogador, pero sabrán la satisfacción de éste inhumano ser aprovechando el estado de indefensión del capturado, es la única manera como pueden ocultar sus complejos de inferioridad, los traumas enfermizos de su impotencia e incapacidad. Duarte con su innoble y demagógica política de Derechos Humanos, ha engendrado una raza de humanoides insensibles a la naturaleza de los sentimientos nobles, de los supremos ideales que marcan niveles superiores de convivencia, motivos de nuestra lucha. ¿Qué pueden entender de justicia, de libertad, de paz e igualdad? Si su mundo real es la tortura, esforzados a tecnificar los métodos físicos y psicológicos de presión; su única razón de existencia es interrogar e inducir confesiones amañadas y formadas… las golpizas finalizan por cansancio del militar interrogador o por el término de su “turno” de trabajo, me dejan algunos instantes mientras se opera el cambio…

-¡Quieres más o vas a hablar! No hay respuesta de parte mía, está operando el mecanismo de autodefensa; estoy lejos, he subido las partes altas de la madre tierra, espero una nubecilla inquieta, ha llamado mi atención las protuberancias afelpadas de brillo y calor, ¡ya viene, está cerca! Me voy con ella.

¿Qué pequeños son los hombres? ¿Cuánto me falta crecer? ¡Somos los cavernícolas modernos! Que palabra inventará el futuro para calificarnos, ¡nosotros hablamos del troglodita!... veo el mar salpicado de pequeñitas crestas blancas, ¡Sancocho! Un ave de fuego se ha posado cerca y canta con las cuerdas que quise modular un día, de repente se lanza en picada hasta formar una isla navegando en el agua… acomodo mi cabeza sobre una blanda piedra y duermo, sueño estar al borde de un amanecer; la nave avanza, vuela en la intercepción de la luz y la sombra, en el punto clave, donde no es posible afirmar si estás cubierto de uno o ambos polos de la unidad contradictoria… Amiga nube, procura caminar despacio ¿acaso no es grata la sensación? Quédate un poco más; al parecer no atendió mi súplica, deja entrever el filo cortando el espacio y fingiendo ser grande por la lente cóncava de la atmósfera, se alzó altiva, trato de reconocer los cerros que le acompañan, estoy casi seguro del “gigante y el pericón” veo los fusiles del pueblo, son la razón y la justicia… creciendo, hasta alcanzar el portentoso sueño… un “talegazo” me aparto del mismo haciendo “tastasear” el taburete,

-¿Cuánto vas a aguantar “héroe”? No hay respuesta, éste señor comienza a provocar asfixia, aprieta la mano en función de tenaza sobre mi garganta, de repente suelta, quizá cuando advierte que el detenido la ésta “raneando” , es decir que ya no aguanta, lo repite muchas veces intercalando golpes principalmente en la cabeza ¿Qué tendrán éstos contra mi cabeza? Preferiría dañaran cualquier parte del organismo, pero no el cerebro, temía una lesión que neutralizara la función de pensar ¿O quizá quisieran sacar o exprimir las ideas que no pueden combatir? Aprovecho la oportunidad para decir hoy a los interrogadores… ¡Será en otra ocasión, estén seguros que la tendrán! Para volarme los sesos de un disparo. El interrogador sale exhausto, hace recordar que también estoy cansado…



Continuara….

sábado, 29 de agosto de 2015

SOBRE HECTOR HERNANDEZ, “Calin”. 

Calin al final de la guerra civil en 1992.  Foto tomada del Face Book
Calin era del contingente pionero del proceso revolucionario salvadoreño, maestro originario de Jocoatique-Morazán, cuadro organizador destacado en el oriente del país previo y durante toda la guerra civil.  Su aporte como militante del proceso es invaluable.  Calin fue un cuadro militante de pensamiento analítico profundo, de los que producían y creaban línea política y militar, desinteresado en el nivel y responsabilidad partidaria daba el debate hasta convencer o ser convencido de lo correcto de la línea; hacía su trabajo con dedicación y mucha pasión, disfrutaba el momento tomando lo positivo de todo, su eterna sonrisa muchas veces acompañada de un agudo sarcasmo reflexivo dejaba enseñanza a quien le escuchaba.

De mis apuntes archivados hay muchas anécdotas donde Calin es protagonista.  Seleccioné una que relata eventos de 1981, en donde Calin muestra su calidad como jefe revolucionario y su calidad humana.

Noé gravemente herido, sus orines le salvaron la vida: unidad de Charrasca al refuerzo.  Laura, radista asistente de una cirugía bajo mortereo constante en La Cruz-Jucuaran.
Por Fidel A. Romero "Fidel Zarco".

Después de algunos meses de haber dejado el campamento del Zalamo y ya instalado en el Jícaro, la antigua zona era visitada y atendida por unidades de expansión política.  El monte crecido había hecho casi desaparecer los caminos tradicionalmente usados, ya bien entrado el invierno su geografía había cambiado y era una zona boscosa intermedia hacia la Joyona-Chilanguera, El Progreso, Las Iguanas, Chirilagua, Guadalupe etc.

A media mañana llega a la clínica Tony “Charrasca” para informarme que en La Cruz había un herido grave necesitando la atención de un médico en forma urgente.  El herido era Noé, miembro de la unidad de expansión de ese lado, uno de los tantos colectivos que Calin atendía, la cual había sido emboscada en un sector cerca de Chirilagua hacía 8 días.  Todos lo daban por muerto, sin embargo nadie daba noticias de haber encontrado su cadáver.

Tony[1] tenía a su cargo la unidad de fuerza especial en formación que no pasaba de una veintena de jóvenes de los más aguerridos y disciplinados del momento.  Tony era estricto con ellos para formarles en la disciplina militar.

El mensaje que Tony dio al llegar a la clínica decía:
-Doctor,…Calin necesita de los dos, yo salgo con mi unidad en 5 minutos, voy como refuerzo porque el enemigo esta martillando y se presume que también entrara a la zona.  Si está listo es mejor que se vaya con nosotros con buena seguridad.
-Mi mochila siempre está preparada esperando salidas de emergencia, la tardanza solo es ponerla en mi espalda.

Charrasca se ríe silenciosamente, era un buen compañero de quien yo percibía en el fondo alguna goma moral por la caída en combate de Gina en una línea de fuego en donde ella había quedado sola cuidando la posición, posición que era defendida por la fuerza que Charrasca comandaba en el cerro de Conchagua, de ahí su expresión: “Si está listo es mejor que se venga con nosotros con buena seguridad”.

-Está bien compa Fidel, usted me sale más acelerado que mis muchachos, solo déjeme fumarme este cigarro y tomar un trago de café de su clínica, le prometo que no habrá demora ni de un segundo, aquí pasarán mis muchachos en cinco minutos.
En el tiempo indicado por Tony, la veintena de muchachos que formaban la unidad especial llegan a trote moderado en fila india, listos para salir de inmediato.  Parados en formación perfecta esperaban órdenes del jefe, éste se acerca y dice:

-Iremos a trote moderado hasta llegar al lugar, El compa Fidel, dos de ustedes y yo iremos en la retaguardia, tres de ustedes se adelantan 100 metros de la columna.  Esta es una marcha militar a trote moderado, a cumplir la misión, ¡salir!

Todos zapatearon en trote estacionario mientras se guardaba la distancia de aquella marcha.  Ese camino se hacía a paso de guerrillero joven y sin carga en alrededor de dos hora durante tiempo normal, ahora se esperaba hacerlo en menos de una.  Tomé el ritmo trotando con ellos, mi condición física no era mala pero no para igualar a esa unidad que era mantenida en ejercicio constate, además, yo cargaba mi mochila en donde siempre tenía un equipo quirúrgico con dos litros de suero.  Después de 15 minutos de haber salido, todos íbamos bañados en sudor, yo sentía que me faltaba el aire y empezaba a disminuir el paso, rezagando esa parte de la columna.  Charrasca se da cuenta que poco a poco nos vamos separando, sin detener la marcha se detiene y dice:

-¿Qué pasa doctor que se está rezagando?
-Tengo menos resistencia física que ustedes pero también mi mochila pesa y ustedes solo cargan su equipo.
-Deme la mochila, la cargaremos entre todos hasta llegar al lugar.  ¡Habérmelo dicho desde que salimos! 

De esa forma pude resistir aquel trote continuo sin rezagarme, llegando al lugar donde estaba Calin en su improvisado campamento bajo un enorme árbol a cargo del herido quien estaba a un lado y que todos dábamos por muerto desde hacía días.  Calin nos dice:

-Qué bueno que han llegado rápido, el enemigo a mortereando el área y empieza a avanzar, luego tendremos que movernos de aquí.  ¿Si puedes decirme cuánto tiempo necesitas para atender a Noé?
-Noé no aguanta ser movilizado así como está, necesita ser hidratado y operado aquí mismo, si lo movemos se nos muere.

-Y…, cuánto tiempo necesitas para eso?
-Mínimo dos horas, pero también necesitaría a un brigadista que me ayude, solo es imposible que lo haga: hidratarlo, signos vitales, amputarle su brazo que está destruido lleno de gusanos.
-Ya oístes Tony, con tu gente irás a reforzar los flancos descubiertos y aquí entre todos salvaremos a Noé, Fidel debe disponer de ese tiempo para salvar al compa.

Laura, su radista, estaba escuchando la conversación y dijo:

-Me permiten, si alguien agarra el radio, yo puedo ayudar a Fidel, yo he sido enfermera y conozco perfectamente lo que El dice.

-Dame ese radio mamita, ya dije que entre todos salvaremos a Noé, dijo Calin.

Aquel compañero herido había sido trasladado en hamaca por pobladores hasta el lugar, no le habían dado agua esperando el criterio del médico.  Lo habían encontrado a la orilla de un piñal enmascarado cubierto de ramas espinosas, por no poder salir no había tomado agua desde que se enterró en el lugar de la emboscada, tenía su brazo derecho destruido hasta la altura del codo y completamente engusanado[2].
Laura era una compañera con rasgos y modales finos, alta, delgada, amigable y usaba una boina negra que la hacía ver más elegante.  Sonríe y dice:

-Estoy a sus órdenes doctor, dígame todo en lo que necesita que le ayude.
-Primero ponerle este suero a chorro, prepara algo para sostenerlo a regular altura mientras le tomo la vena, luego prepara agua estéril con este químico, después empiezas a lavar todo el miembro, cuando Noé esté en condiciones de tragar hay que darle de beber agua despacio para que no vomite.  Los materiales ya están estériles pero no tengo sierra para cortar hueso, prepara eso mientras hablo con Calin.

Bajo aquel árbol convertido en puesto de mando y sala de operación quirúrgica todo fue preparado bajo continuas explosiones de mortero, se escuchaban nutridas balaceras a regular distancia, no era fácil concentrarse cuando los bombazos caían a pocos metros de nuestro lugar de trabajo.  Noé fue anestesiado para operar su brazo inservible, Calin con frecuencia se acercaba para preguntar cuánto tiempo más tomaría aquello, hasta que dijo:

-Fidel, solo tenemos 15 minutos para quitarnos de aquí, los compas ya perdieron su última posición de defensa.
-Hemos terminado Calin, Noé ya puede ser trasladado en hamaca, sólo le adaptaremos el segundo suero y que se lo lleven para el Jícaro. Luego Calin agrega:
-Tú te mueves con Él para vigilar cuando despierte.  Aquí hemos tenido una victoria, los cuilios no pasaron el tiempo que dijiste, aguantamos algo más de dos horas y no tenemos bajas.  Y Noé tiene que explicar cómo es que sobrevivió sin tomar agua.



[1] Tony era un nicaragüense internacionalista que se integra a finales de Diciembre de 1980, había entrado vía Tortugas de la playa del Caracol por Agua Fría en uno de los viajes logísticos de Tino.
[2] Vocablo local, de uso campesino, para indicar infestación de gusanos.

miércoles, 8 de julio de 2015

Un Buen Sustituto para Internet Explorer o Edge



Por Baneste


Muchas personas desconocen que existen varios navegadores de internet que se distribuyen en la red para el sistema Windows sin costo alguno, y se conforman con usar el problemático Internet Explorer; o se han quedado estancadas usando Chrome o Firefox.  El mejor navegador que he experimentado hasta el momento se llama K-Meleon, del cual se ha reportado que funciona muy bien incluso en computadoras equipadas con Windows XP conteniendo tan solo 256 MB (mega bitios) de memoria.  Por supuesto que funciona también en Windows Vista, Windows 7 y Windows 8.1 de manera eficaz.

K-Meleon es sorprendentemente rápido y trabaja bien en sistemas con conexiones a internet lentas.  Esto se debe a que –aunque está basado en el mismo diseño del motor Gecko en que se basa Mozilla Firefox– a diferencia de éste usa la Interfaz de Programación de Aplicaciones (API) nativa de del sistema operativo Windows, en vez del Lenguaje de Marcaje Extendido (XML) que utiliza Firefox.

K-Meleon es un programa de fuente abierta, lo cual significa que ha sido diseñado y es mantenido por programadores voluntarios, siendo distribuido de manera gratuita, requiriéndose únicamente una conexión de internet para obtener el archivo de instalación y realizar la instalación misma, la que se desarrolla de manera automática.

En el nuevo sistema Windows 10 (a distribuirse próximamente comenzando el 29 de julio) Internet Explorer será sustituido por un nuevo navegador llamado Edge, el que se supone es superior, pero eso está por verse.

martes, 23 de junio de 2015


A TU SENCILLEZ.

Un poema para recordar a Gina y a todas esas madres jóvenes que entregaron no solo lo mejor de sí, sino que la vida misma por el ideal de construir un mundo mejor para la sociedad salvadoreña. 
Estos dias por las cosas de la vida, tuve contacto con un viejo conocido y amigo con quien compartimos tiempo trabajando en el periodo difícil de la readaptación a la vida civil después de la guerra.  Han pasado 24 años desde ese entonces…, en la escueta comunicación electrónica que hemos tenido, me hizo llegar un poema muy sentido dedicado a Gina, a quien conocí de cerca al ser parte del equipo que construyo las Brigadas medicas en el oriente del país, trabajamos juntos por casi un año hasta su caída heroica defendiendo sola una línea de fuego y una cantidad de pertrechos que pertenecían a sus compañeros.
 Georgina Cantizano “Gina”, una estudiante de medicina de la UES que cayó en combate desigual en la haciéndalas Marías del  cerro de Conchagua en marzo de 1981.  Ella es protagonista de la fase de construcción de las estructuras de las Brigadas Médicas del Norte y Suroriente del país, previo e inicio a la guerra civil.( http://baneste.blogspot.com.au/search?q=Gina

A TU SENCILLEZ.
 (Manuel Beza, 23 de enero de 1981)
A quién pertenezcan dos limpias y suaves manos,
Que nunca se endurecieron en las usuales protestas,
A quien pertenezca el amor al mirar y una dulce existencia en ciernes,
A quien corresponda el sacrificio del desapego materno en el período más tierno de la vida,
Por abrazar le esperanza y el futuro de niñeces y generaciones libres  
Quién aparte de ti que cerraste tu siniestra al opresor y abriste tu diestra a tu pueblo,
Renunciando a tu afelpado pasado…….
Quién si no tú, que mil heridas te costó saber que por una injusticia,
Una gabacha blanca, además de sangre se enmugrece con aceite de metralla.
Tú, amiga, madre y compañera,…..que viste caer calendarios, compañeros y nuestra paciencia inerte..
Hasta romper nuestras pacíficas creencias …..Desconocer la tristeza y la rabia de no hacer nada.
Y así, con el tiempo, alucinaste a los incrédulos, tomando el fierro ardiente por el mango para tatuar en la piel de los cobardes, la vergüenza de su fingida imposibilidad; y a los egoístas, la putrefacta y miserable validez de sus logrados intereses hasta la muerte.
Quien si no tú, cuya imagen destella entre millones de estrellas, al forjar la nueva aurora,
Merece mis más sinceros deseos de felicidad futura……
Y….ahora…….qué si no el amor, la bondad, la valentía y el sacrificio nos ha hecho pensar en ti ……siempre.
A tu recuerdo
A tu tierna mirada color miel
A tu amor maternal y tus llegadas tarde a clases con la “Tite” en tus brazos
A tu risa de niña traviesa y el dominio olímpico de tu cuerpo
A tu vestido celeste y su jardín de seda, grabado en mi última vista antes de partir
A tu ser y a la vida por haberte conocido

Infinitas gracias y esperanzas.

domingo, 21 de junio de 2015

¿Cómo Obtener Una Copia de Windows 10?



La nueva versión del sistema operativo de Microsoft será distribuido gratuitamente, pero no para todos.

Por Esteban Balmore Cruz

El 29 de julio próximo es la fecha fijada para el lanzamiento definitivo del nuevo sistema operativo de Microsoft Windows 10, el cual funcionará tanto en computadoras de escritorio y laptops, como en aparatos portátiles que actualmente poseen algunas de las versiones anteriores de dicho sistema, específicamente, Windows 7 y Windows 8.1.  Las máquinas que en la actualidad tienen instalado Windows Vista o Windows XP no están cubiertas por esta especial oferta.

Para obtener el nuevo sistema es necesario tener una conexión de internet, ya que debe ser “descargado” del sitio de Microsoft.  El tiempo requerido para dicha descarga dependerá de la velocidad de la conexión, puesto que el tamaño total del archivo a transferir es de 3 GB (tres billones de bitios).  Para las personas que hayan hecho su reservación del producto previamente, la descarga se realizará automáticamente, sin que se enteren de ello, y solamente serán notificadas cuando ésta se haya completado y esté lista para su instalación.  Los usuarios o usuarias que no hayan reservado su copia con anticipación siempre podrán obtener el sistema, pero deberán por sí mismos realizar la descarga.

La reservación de una copia de Windows 10 es algo muy sencillo de hacer, ya que Microsoft ha facilitado el proceso al distribuir silenciosamente una aplicación que completa el procedimiento.  Esta aplicación se descarga e instala automáticamente (para lo cual Windows Update debe estar activado) en las computadoras actualmente funcionando con Windows 7 y Windows 8.1.  Una vez instalada dicha aplicación, un ícono similar al ícono de Inicio aparece en el lado derecho de la barra horizontal conocida como Taskbar.  Haciendo clic sobre éste, se despliega una ventana que presenta la opción de reservar una copia de Windows 10, luego de lo cual pide una dirección de correo electrónico para confirmar la reservación (aunque esto es opcional).  Y eso es todo; no hay nada más que hacer.

En cuanto al nuevo sistema, la compañía Microsoft ha resaltado que será de muy fácil uso ya que rescata características de los sistemas anteriores a Windows 8.1; por ejemplo, el retorno del Menú de Inicio, aunque más expandido.  También se destaca que todos los programas instalados en el actual sistema en uso, serán reconocidos y funcionarán de la misma manera en Windows 10, por lo que no será necesario reinstalarlos, como ocurría con sistemas anteriores.  Lo único que esta compañía no ha aclarado es si existe o no la posibilidad de desinstalar el sistema y restaurar el anterior en caso que el usuario no lo quiera retener.  Por la experiencia conocida, esto debería ser una opción incluida desde el inicio de la instalación.

viernes, 19 de junio de 2015

Fragmentos del Libro "Historias de Barro" (IV)



LA NEGOCIACIÓN VIENE Y NADIE LA DETIENE

Por Héctor A. Ibarra, "Genaro"
 
       En octubre de 1991, la Comandancia General del FMLN se encontraba en México, esta vez se han sentado a discutir la implementación de los acuerdos de Nueva York, suscritos con el Secretario General de la ONU; Javier Pérez de Cuellar. En el mismo mes, los acuerdos se han convertido en reformas constitucionales. Sólo restan por concretar dos punto: Reforma Agraria y Fuerza Armada.
¿Qué iba a pasar con la Fuerza Armada?
El FMLN había adoptado la propuesta de los amigos de la Comunidad Europea de desmilitarización total de la sociedad ¡Sin ejército!
Los norteamericanos estaban de acuerdo en llegar hasta el fondo de la negociación, pero rechazaban esta propuesta; lo mismo que el gobierno de Cristianí. Estaban de acuerdo en negociar una reforma profunda en el ámbito militar, pero no a sacrificar un pilar institucional de lo que ellos definían como un gobierno “legítimo y democrático”.
La otra papa caliente era la reforma agraria. Desde julio del 91, el pueblo organizado en torno a las cooperativas, organizaciones campesinas y desmovilizados del frente, habían iniciado un proceso de invasiones de tierras. La reforma agraria había empezado mucho antes de que el gobierno y el FMLN se sentaran a la mesa de negociación.
A sus espaldas, el pueblo organizado dejaba atrás las suntuosas fiestas y ceremonias militares en las que el gobierno, Fuerza Armada y asesores norteamericanos, desfilaban con sus levitas aterciopeladas, desfile de carrozas y carros alegóricos. Aquellos oficiales jóvenes que habían emprendido un golpe de Estado en octubre de 1979, a fin de modernizar el sistema y ponerse a tono con los “regímenes democráticos” del mundo, marchaban ahora con sus medallas y uniformes de gala en medio de la ONU y las comisiones de Paz.
No obstante que se acercaba la paz, El Salvador de 1989-1991, seguía siendo un país rural hecho de caminos vecinales y con olor a estiércol, pueblos desaparecidos por el efecto de las bombas y los operativos de “tierra arrasada”;  cantones y caseríos exiguos y comunidades retraídas y temerosas a la represión. En diez años de guerra, lo que quedaba era una secuela de miseria, muerte y dolor en los corazones del pueblo que había tenido que llorar la muerte de más de algún familiar.
Las comunidades campesinas sacudidas por la guerra, habían tejido con sus caprichos y sus intereses la historia regional, que hoy se sabía anacrónica; en las principales ciudades y enclaves agrícolas, proliferaban nuevos finqueros, nuevos banqueros, y nuevos comerciantes que se unían a los ya existentes Nuevos ricos, beneficiado con la guerra y la emigración masiva hacía el norte, hacían su agosto con los indocumentados y la droga.
Ciudades vertiginosas; cónsules usurpadores; huelgas reprimidas, asesores y funcionarios ajusticiados; prostitutas y vendedores ambulantes por doquier y una clase media inconsistente y siempre desarmada frente al verdugo, es lo que quedaba de todo aquello; mientras que la clase obrera que había sido abolida a fuerza de represión y masacre en los años setenta, trataba de recuperarse, sin embargo, lo que proliferaba era una población flotante que dominaba en las ciudades, a través del comercio informal.
Lo único monolítico y reiterativo, de principio a fin, era el intervencionismo norteamericano, los modos políticos autoritarios de la derecha y la izquierda, y el verticalismo de los ejércitos.
La negociación se había convertido finalmente en una grieta imperceptible para el desgarramiento definitivo de aquellos hábitos. La historia le hacia justicia finalmente a Monseñor Romero y a Ignacio Ellacuria. Habían abonado con su sangre aquella tercera vía tercamente planteada: la SOLUCIÓN POLÍTICA AL CONFLICTO.
Por aquellos días, el pueblo se había tomado las calles frente a su desesperación y clamaba por la paz. La hora de los militares había llegado. Sabía que nuestros días como ejército estaban contados y había necesidad de prepararnos para la vida civil. Sabía que mi tiempo y mi futuro habían concluido en aquel país y no me importaba dar una lucha política sin cuartel en aquel mundo de centralizaciones y verticalismos. No tenía ya mucho que perder. Lo único importante que me quedaba y logré preservar hasta el final de la guerra, lo tenía: La vida y el honor.

LA PAZ ARMADA

       Las noches decembrinas son frías en la montaña. Yo dormía profundamente. Al despertar, sentí la presencia de otro cuerpo junto al mío. Era Mercedes, que estaba acurrucada bajo el capote, respirando ligero y regularmente. El  frió de la noche helaba bajo el cielo límpido y cuajado de estrellas, pegué mí cuerpo al de Mercedes y volví a ocultar mi cabeza bajo el capote. Di vuelta sobre un costado, intentando dormir, pero no lograba conciliar el sueño. Sentía deseos de dejar el capote, pero la placidez del calor me detenía adentro; finalmente estiré las piernas a todo lo que daba mí cuerpo y volví al mundo de Morfeo.
El alba me despertó y observé que Mercedes ya se había ido. Una cierta fatiga y pesadez me había hecho dormir más de lo acostumbrado y aunque aún sentía la calidez de su cuerpo, ella ya se había ido. Miraba hacia la entrada de la champa y el nailon mostraba los rastros de la helada; vi asomar por entre los pinos el tenue hilo de humo, que denunciaba fuego de alguna hornilla cercana.
De entre los árboles vi asomar una silueta rechoncha y de baja estatura, con una manta sobre los hombros, a manera de un poncho. Era el Cheje, que iba saliendo de la cueva donde se encontraba alojado el transmisor.
Quise dormir otro rato, pero fui despertado nuevamente por el ronroneo del motor que daba inicio a la primera transmisión matinal. Me mantuve acostado de espaldas un buen rato escuchando la Radio Habana, Cuba. Cuando comenzó a aclarar con los primeros rayos del sol, me levanté a causa del ronroneo, no del motor, sino de una cuadrilla de helicópteros que se escuchaban viniendo de la frontera con Honduras. De hecho, estábamos a unos cuantos metros de la frontera.
Deslizándome a través de los pinos, llegué hasta la boca de al cueva en la que se encontraba el Cheje, en estado de alerta, pero sin interrumpir la transmisión.
-¿Crees vos que van de paso? –le interrogué.
-¡Yo creo que sí! Lo más seguro es que lleven abastecimiento a las tropas del Arce que están alojadas en Perkín.
-Se me hace extraño que para asuntos de abastecimiento estén usando esta ruta.
-Lo que pasa, es que la empacadora que tenían en el país, ya la cerraron. Tengo entendido que los oficiales se dedicaban a vender los alimentos a particulares y los gringos decidieron suspender la ayuda para ese giro.
-También es posible que estén trasladando algún asesor desde Honduras –referí como otra posible hipótesis-
-¿Después de lo que les paso en Lolotique? Lo dudo –me refutó.
-Son viajes de rutina, vos es que tenés poco de haber venido a la zona, pero nosotros ya estamos acostumbrados a esos animales.
-De todos modos, hay que estar alertas, yo no le tengo mayor confianza a la dicha Paz Armada, ni a la tregua unilateral declarada por el frente ¡Nunca han respetado una! Menos aún que están dando sus últimos pataleos los oficiales de la Tandona.
-Vos sí que dormiste cachimbón y calientito –me dijo cáusticamente el Cheje.
-No, pues eso sí, pero ahorita estoy sintiendo más frío que vos –le respondí.
-Antes de irse la Merceditas y tu paisana, pasaron dejándome este correito. No quisieron despertarte y pasaron dejándomelo a mí.
Compañero Genaro; mi mero carnal:
Quiero extenderle un saludo caluroso y revolucionario. Ya estoy de regreso al frente y puesto nuevamente pa’ iniciar los esfuerzos de la Escuela. Le adelanto que, por instrucciones de la conducción del frente, va a ser reincorporado a la escuela. Me da mucho gusto estar de nuevo con los compas y compartir de nueva cuenta responsabilidades con usted. En breve le mando a unos compitas de la seguridad pa’ que lo trasladen al nuevo campamento de la escuela que hemos instalado en El Mozote.
¡Tierra y guerra!
 ¡Ganémola ya!
 Juan
       Aquel último operativo enemigo estaba estrechado sólo a Perkín. Era un esfuerzo militar con un sentido particularmente político. De hecho, hacía casi un mes que se había declarado la “Paz Armada”, y el enemigo continuaba haciendo presencia en Perkín. Era un esfuerzo absurdo del enemigo por demostrar poder.
       Hacía años que el FMLN, mantenía una dualidad de poderes en las zonas bajo control guerrillero. El enemigo reducía su poder a la presencia militar, pero el poder real sobre la población lo manteníamos nosotros a través de los organismos de masas.
Por aquel insustancial operativo, debí dar todo un rodeo para llegar al nuevo campamento de la escuela, que se encontraba asentado en El Mozote. Era todo un rodeo, bajando por Talchiga y el Tizate, para luego volver a caminar de subida a través del Volcancillo, los Toriles y culminar en los Planes del Mozote.