lunes, 28 de julio de 2014

DON ESTANISLAO, “Don Tano”, Héroe anónimo

DON ESTANISLAO, “Don Tano”, Héroe anónimos: conozco al enemigo compa Fidel, estoy seguro que me van a pelar, si el refugio es para salvar vidas…, entonces hago mi última misión:  morir para salvar vidas

Por Fidel A. Romero "Fidel Zarco"

Don Estanislao murió como un héroe por orden del partido.  Era un anciano de mucha trayectoria o muy famoso en el cantón El Jícaro- Jucuarán.  Tenía cicatrices por todos lados como resultado de sus disputas con machete, prácticamente era un minusválido físicamente.  Llegó de voluntario a la clínica hospital que se había instalado en el centro de “la zona liberada” y venia ofreciéndose como logístico en la colección de punches para alimentar a los heridos con fuente proteica en un momento que se comía salteado y tortillas de maicillo.  Caminando un poco raro ya que renqueaba por las secuelas de sus multiples heridas del pasado azaroso de sus años mozos, aquel anciano al llegar a la clínica y campamento dijo:

-Todavía puedo servir, aunque sea para alcanzar algo a los heridos y pescar chacalines y cangrejos.  Don Tano era experto en esa área a pesar de renquear, mirar de lado con nuca tiesa, tener un ojo partido y un brazo inutilizado.  Con mucha dedicación llevaba agua y alimentos a los heridos.
Se dio lo de las tierras arrasadas[1] y recibimos la orden que mandáramos las mujeres, ancianos y niños a la periferia de El Tránsito o Batres.  Eran cerca de 400 personas, todas familiares de los acampados y por el miedo nadie quería ir como líder responsable de ellos.

Por su condición de minusválido Don Tano fue incluido en el grupo.  El decía:
- " Compa Fidel", yo conozco al enemigo y si yo voy, es ir derechito a la muerte,...Después de explicarle el plan en forma simple:  no podemos seguir maniobrando y amarrando fuerza a las masas, no queremos tener una masacre como en otros frentes, políticamente no pueden masacrarles en la ciudad, solo clandestinamente, El dijo:

-"Bueno, Don Fidel…, voy a hacer mi última misión y me gusta que voy a evitar una masacre y que también se evitará que perezcan más compas…, estoy seguro que los escuadroneros  me van a pelar vivo…, pero lo hago porque es orden del partido"...

El contingente, mayoritariamente compuesto de ancianos, mujeres y niños, fue enviado y encabezado por una directiva, el responsable era Don Tano por ser el más claro y el menos sospechoso por su estado físico.  Llegaron al lugar, se acamparon como había sido el plan e inmediatamente empezó el forcejeo con los escuadroneros.  Cada noche los escuadrones de la muerte sacaban a una persona para interrogarlo pero esta persona nunca regresaba, lo mataban o desaparecía.  Don Tano, un señor muy listo y agudo, dijo a otro miembro del colectivo:
-Cuando me toque a mí, yo voy a parar los muertos o desaparecidos de este grupo.
A la tercera noche llegaron por él, con mucha dignidad dijo a sus verdugos escuadronaros,
"Ustedes creen que nosotros no sabemos que nos están matando o desapareciendo en el grupo, no hay enfermedad que dure cien años ni cuerpo que la resista, lo que quieren de mi es información para lo cual van a torturarme.  Pues bien, háganlo aquí mismo enfrente de mi gente, todos sabemos bien que ustedes son escuadroneros asesinos”.

 Don Tano empezó a cantar una canción mexicana con gran sentimiento:
 Te vas ángel mío, Te vas ángel mío, ya vas a partir, dejando mi alma herida y un corazón a sufrir.  Te vas y me dejas, un inmenso dolor, recuerdo inolvidable, me ha quedado de tu amor.  Pero hay cuando vuelvas, no me hallaras aquí, irás a mi tumba y allí rezarás por mí.  Verás unas letras escritas allí, con el nombre y la fecha, y el día que en fallecí[2].

Los escuadroneros no cesaban de golpearlo pero Don Tano no paró de cantar.
Ahí mismo lo asesinaron pero como él había dicho, paró la matanza selectiva.  Su voz se convirtió en denuncia la cual llegó al conocimiento de la Cruz Roja.  No hubo otro muerto del grupo.  Este fue el informe recibido por Aniceto quien era el responsable de la expansión en esa área.
Don Estanislao confirmó su sabiduría con su muerte, muriendo como un Mártir.  Se enfrentó a la muerte sin miedo, cumpliendo al pie de la letra su compromiso y plan para salvar vidas y forjar el temple de los que aun quedábamos con mucho más compromiso por hacer nuestra parte y la de los caídos.  La historia ejemplar de Don Estanislao es la historia de un héroe que ha estado en el anonimato como la de muchos y muchas de las personas que participaron en esa gesta vivida en la guerra civil, y hoy sale a la luz en esta narrativa testimonial.

No fué posible tener una fotografía de este héroe anónimo, solo quedan sus recuerdos en la memoria de quienes coincidimos con él en esa época.  Incrustamos una foto de un personaje quien fuera fundador y muy conocido en la zona de Juacuaran: Pitico.







[1] Tierras arrasadas fue una estrategia usada por el ejército norteamericano en Vietnam que consistía en quitar la base social a los rebeldes masacrando a la población civil que vivía en las zonas beligerantes.  Se dieron varias masacres en varios puntos de El Salvador y el objetivo de esta evacuación era prevenir otra masacre de ese tipo en el frente Sur.

jueves, 24 de julio de 2014

La logistica para La BRAZ, operacion estratégica de su traslado

La logistica para La BRAZ, operacion estratégica de su traslado planeada y comandada por Cirilo: El convoy de 8 vehículos con toneladas de material logístico desde la hacienda de Las Iguanas de Jucuaran hasta el Cerro Cacahuatique, 31 de Diciembre de 1982.

Por Fidel A. Romero "Fidel Zarco"

A mediados de ese diciembre regresó Luisa de Nicaragua vía marítima por la ruta abierta por el equipo logístico de Tino, su regreso coincidió con la llegada de Cirilo quien iba acompañado de un pequeño equipo para la ejecución de la operación estratégica para la que nos habíamos preparado durante los últimos 3-4 meses.  Cirilo, quien normalmente mostraba una imagen despreocupada, se veía esta vez con una tensión malamente disimulada, revisaba la carta topográfica con frecuencia y hacia anotaciones, pasaba mensajes; en todo, él era acompañado por Luisa quien también expresaba tensión tras su amigable sonrisa.
La parte correspondiente a la zona Sur estaba cubierta: el compromiso de combatientes integrados a las columnas del Norte ya se habían marchado, la calle vecinal para transitar con bestias de carga y carretas estaba terminada, la logística estaba lista para ser transportada a Las Iguanas en un par de noches; sin embargo, aun estábamos pendientes del movimiento que calificamos de audaz o temerario, quien no arriesga no gana dice un refrán popular en El Salvador. 

La comunicación operativa y estratégica entre los dos frentes se habían incrementado, siempre era así cuando un cuadro de CP se movía a diferentes zonas por las razones que fuesen, las comunicaciones incrementaban en función de mantenerse informado y recibir opiniones para tomar decisiones estratégicas.  Luisa mostraba los mensajes a Cirilo pero éste no comentaba, su preocupación eran las cartas topográficas, los cálculos que hacía en una libretita y los vehículos a ocupar. Con alguna frecuencia Cirilo preguntaba de diferente formas como para chequear y asegurarse que todo estaba listo:
-Deben ser diez pickups o camioncitos en buen estado que no se queden en caminos con mal mantenimiento.

-Todo eso está garantizado, decía Rubén, es necesario cuadrar bien eso porque esas 10 toneladas de logística no pueden estar más de 24 horas ahí, sería peligroso una fuga de información, si nos caen con todo Cirilo, sería una gran victoria a propagandista por el COPREFA[1].
- Muy bien, dice Cirilo, nosotros cumplamos con nuestra parte. La ruta primaria está establecida, es más, tenemos alternativas después de pasar la Panamericana.  Solo necesitamos que el enemigo no patrulle el día que nos moveremos.  Ese chequeo ya se está haciendo, es de esperar que todo se ponga a nuestro favor en los días festivos que se avecinan.  Moveremos la logística cuando Chico nos avise que está listo para recepción en el Cacahuatique, ese sería el banderillazo para moverla de La Cruz.
Por nuestra parte en el trabajo de expansión, estábamos esperando otra nueva oleada de milicia para otro curso en Enero para tener combatientes locales.  Era evidente que las acciones militares de la guerrilla producían un elemento estimulante no solo a nivel interno de las estructuras de la misma sino que también en la población.

El colectivo logístico de Rubén había trabajado sin descanso y ahora solo esperaba el banderillazo de salida para trasladar todo al rio en una noche.  El tenía una veintena de bestias entre ellos la mayoría machos y mulas[2] además de algunas carretas que podían arrastrar más de cien quintales por viaje,  de manera que empezando a las 16:00 horas podían mover más de 10 toneladas antes de la media noche.  Los camiones trasladarían la carga desde el rio ya que solo podían llegar hasta su orilla.  En esa época del verano el rio apenas cubría hasta la rodilla, todo estaba calculado para sincronizarlo como relojito en el momento llegado.
El 29 de Diciembre fue dada la señal de salida para el personal de nuestros campamentos en La Cruz para el traslado hacia la hacienda Las Iguanas la cual estaba ubicada a pocos metro del rio del mismo nombre, se suponía que los vehículos estarían listos,  las bases de apoyo se habían  comprometido a estar disponibles con su vehículo a cualesquier hora. 

Aquel camino vecinal fue ocupado en su totalidad por el personal logístico, la poca milicia que había quedado de los que no se fueron con las columnas para el Norte, y también el colectivo de producción que había conseguido las bestias ya mencionadas y 5 carretas tiradas por bueyes para ser cargadas.  Estos hicieron dos viajes antes de la media noche como se había calculado.  Sin embargo algo falló en el trabajo de equipo con quien se coordinaba y nos quedamos en Las Iguanas con todo aquel material.  Todos mostrábamos la tensión por aquel atraso,  la producción abundante de adrenalina era evidente en todos los involucrados y especialmente en quienes conocíamos el temerario plan, la tensión fue mayor durante el día pero fue disminuyendo al entrar la noche.  Las comunicaciones se trasladaron a los establos de la hacienda Las Iguanas.  Luisa se acerca a mí para decirme que tenía que moverme con ellos para el Norte, que alguien había solicitado mi traslado:

-Mira Fidel, por algo pasan los atrasos, si nos hubiésemos ido anoche tú estarías empezando a caminar hacia Morazán, ahora puedes ir con nosotros en vehículo hasta el Cacahuatique.
Aquella noticia era nueva para mí, no entendía la razón de mi traslado si había tanta milicia que cosechar en el Sur como producto de las operaciones de fuerzas concentradas que hacia el ERP.  El Sur era estratégico para la zonas vitales y las grandes masas proletarizadas de los centros urbanos; además, a nivel personal había recién iniciado una relación sentimental con la miliciana Carolina[3] de San Carlos el Amate, volcán Chaparrastique y precisamente esa fue la razón por la que ella no se alistó como voluntaria en la fuerza móvil estratégica.  Yo sentía estabilidad en la relación iniciada pero no podía y no quería involucrar elementos sentimentales con las tareas o misiones del proceso revolucionario, mi reacción de sorpresa tratando de argumentar mi presencia en el Sur…, le comento a la jefa:

-Luisa… ¿y quién va a atender el trabajo de expansión aquí?  Estamos por concentrar otra oleada de milicia, la zona necesita fuerza local que luego da el salto a fuerza móvil estratégica.  Ella sonríe diciendo:
-Tú también estas en oposición de ser movido, el Norte es el esfuerzo principal en este momento y tu experiencia será útil.  Tu estas repitiendo mis argumentos hechos pero me dijeron que no había discusión, que te muevas con nosotros.

-Aquí se necesita a Federico para que continúe este trabajo, también Calin o Pepe pueden hacerlo.
-Ni lo soñés, todos esos cuadros están acaparados, a ti te dejaron para mientras resolvías estos meses pero ahora ya no hay excusas.


Cirilo caminaba paralelo y en círculos a nosotros mientras Luisa y  yo discutíamos el asunto de mi traslado, luego se acerca para escuchar la pequeña discusión y dice:
-Cada loco con su tema, yo tengo dos cangrejos metidos en el culo en este momento: la seguridad de este material atascado en Las Iguanas es una…, y la otra es la seguridad tuya Luisa que vale por lo mismo.
El rostro de Luisa se enrojece, hace una pequeña sonrisa, levanta su mano izquierda y da un manotazo al hombro derecho de Cirilo y dice:

-No me gusta que me comparen con cosa, yo soy una persona, ¡oíste Cirilo!
-Luisa, por favor entiéndeme.  Tú ni siquiera te imaginas el gran huevo en que estoy metido con este paquete, tengo varias unidades en emboscada, enmascarados, regadas en las dos principales carreteras, esperando la señal para que actúen y protejan nuestro paso con el convoy; también hay unidades en los puntos críticos para auxiliarnos, un soplido de alguien y tendremos la aviación sobre nosotros.  Aquí no hay de otra que vencer o morir pero no vamos a permitir que nos recuperen este material, y en medio de esto ¿apareces tú que debe trasladarse conmigo precisamente en este convoy experimento…?.
-Bueno, esa es tu responsabilidad Cirilo,  y el pobre Chico que se le está desertando la gente en el Cacahuatique, menos mal que ellos nada saben de la misión logística, pero tienes razón Cirilo, este es un gran huevo, en lo que estoy en desacuerdo es que tú te lo apropias, también nosotros lo sentimos,  y también toda esta gente que está participando desde hace meses para hacer posible este momento.
-Luisa para no pelearnos te diré que estamos empatados: uno a uno, dijo Cirilo.

Aquella última noche en la zona, en aquellos corrales cundidos de zancudos insurreccionados cebándose con nuestra sangre, fue de confidencias, súplicas, argumentos, y por qué no decirlo, hasta de lágrimas.  Carolina se negaba a quedarse en el Sur, quería seguir para el Norte sin importar la estructura a la que fuera asignada y dijo:
-Varias cosas hubieran pasado de haberlo sabido: la primera es que no debía iniciar una relación con usted, la segunda es que pude haberme ido como voluntaria y la tercera es que no quiero quedar sola sin mi gente en La Cruz.
-Todo pasa por alguna razón Carolina, fíjate que tú con tus lágrimas en la escuela hiciste que me fijara primero en algún problema de la estructura, luego vi tus sentimientos nobles y fieles a la organización.  Recuerdo que me pusistes en alerta sin darme mayor explicación cuando un día me dijiste que era conveniente yo durmiera lo menos posible en la clínica o me moviera  otro punto durante la noche, después de eso nosotros investigamos y descubrimos el gran tamal…, todo eso es grande como aporte, si no es descubierto eso ahora lo lamentaríamos mucho.  Me he prometido a mi mismo desde que me enrolé en las filas de la organización en no mesclar los sentimientos personales con la tarea del proceso.  Esto da solvencia moral para poder pedir o exigir, por favor no me pidas que quiebre ese compromiso que es parte del código personal que sigo.

-Entiendo Fidel, si es conveniente nos encontraremos en algún lugar, y si no conviene, pues tal vez en el más allá tengamos algún chance.
Amaneció el último día del año, los mosquitos de la hacienda no eran tan agresivos como los de San Felipe cuando marchábamos sobre Usulután en el experimento unitario, éstos chupaban sangre del ganado que estaba en los corrales, eso fue un alivio, un alivio en las dos últimas noches en aquel lugar.  Durante el día sentía mucho sueño que disimulaba buscando café con la señora cocinera de la hacienda o escuchando las sonoras carcajadas de Cirilo con Luisa, quienes habían encontrado forma de entretenerse con un juego de barajas con algo que decían “gana, pierde, o chucho al revés”.  Fui invitado a participar en aquel juego que parecía divertido mientras llegaba la hora cero.

Otro mensaje llega en donde aclaran que el movimiento sería el 31 de Diciembre.  A las 20 horas estaban 10 camioncitos al otro lado del rio que podían cargar 2 toneladas cada uno.  Todo aquel movimiento para cargar los camiones era muy impresionante, primero pasar la carga al otro lado del rio a pura fuerza física de la cadena humana a través de la corriente por miembros de las estructuras participantes, luego distribuirla según la capacidad etc. 
Cirilo ya tenía planeado todo, la carga y armas a ocupar en caso necesario iban emplazadas en el primer vehículo, de tal forma que se podía combatir contra medios aéreos; mientras el segundo vehículo, en el cual nos trasladábamos con Luisa y él mismo, podían tomar la vanguardia conduciendo el resto de vehículos por algún camino alternativo.  Ametralladoras  y RPG7 estaban listos a abrir fuego si era necesario.  El motorista más experimentado seria el nuestro; en esa oportunidad conocí a Arjuna, un mecánico base de apoyo con toda disposición seria el responsable de conducirnos por alguna ruta alternativa en caso se necesitara; el tercer vehículo era conducido por Arnoldo, el muchacho miliciano reclutado en el camino hacia Jucuarán, quien con mucha disciplina estaba integrado al esfuerzo de cargar, le brillaban sus ojos al ver tantas armas.  Al reconocerme en el rio dijo:
-Compa Fidel, ¿usted va con nosotros?
-Sí, les acompaño al esfuerzo del Norte.
-Ahora sí que se compuso la cosa, fíjese que yo tenía mis dudas en el traslado y todos desconocidos para mí en Morazán, pero ahora que va usted aunque no estemos en la misma estructura, sabemos que estará cerca de nosotros, me encargaré de avisar a todos los de la escuela que usted también estará cerca.
-Está bien Arnoldo, espero que todos respondan como en la escuela, con mucha responsabilidad y compañerismo, todos somos compas pero cada uno tiene su compromiso a diferente nivel,  y el Sur Oriente tiene los combatientes fogueados en diferentes aspectos, podrán intercambiar experiencias en los cerros y pueblos del Norte.  Recuerda que siempre hay solución a cualesquier dificultad que se presente, es cuestión de preguntar al responsable.  Tu vehículo seguirá al nuestro, serás el tercero del convoy, por favor seguí las instrucciones que te dé el jefe en cualesquier momento y todo estará bien.

Salimos a media noche de aquel lugar cuando Cirilo dió la orden avisando con palabras en clave que iniciábamos movimiento, la luna aun alumbraba, solo el carro de adelante alumbraba en el trayecto de carretera secundaria, cruzamos la carretera del Litoral por el brazo hacia Gualucas para la zona de Danilo.  Esa zona la conocía en parte pero de noche todos los caminos me parecían iguales, pasamos San Carlos El Amate y después de un rato salimos a la carretera Panamericana.  Todos los vehículos encendieron la luces e impresionaba aquella columna de carros con ametralladoras empotradas, el de adelante cargaba una 0.50; de repente alguien dijo que había visto una patrulla en un desvío, nadie disparó, la patrulla era parte de nuestra seguridad visible disfrazados de soldados.  Después de un Km sobre la Panamericana cruzamos hacia el norte por un desvío que creo era el de Quelepa, el convoy siempre se desplazaba hacia el norte hasta que ya amaneciendo alguien dijo que era la ruta Guatajiagua-Sensembra; luego empezamos a subir la cara sur del cerro Cacahuatique hasta que llegó un momento que el vehículo de Arnoldo se atascó en una cuneta cerrando el paso al resto de aquella columna, ya había amanecido.  Cirilo ordenó ayudar al carro atascado diciendo:

-Paremos un momento para ver si es posible sacar ese vehículo, estamos cerca del lugar pero cada cuadra que evitemos cargar nuestra espalda es ganancia.
Arjuna se bajó a revisar y dijo:
-Este carro puede ser remolcado con ayuda de todos empujando, pongamos unos trozos de madera para que agarren las ruedas.
Como todo un experto, el vehículo fue remolcado y rescatado hasta llegar a una gran cuesta en donde todos se detuvieron, era el lugar indicado y estábamos en el Guarumal o Limón, de repente salieron una cantidad de milicianos a cargar bultos.  La misión de traslado de todo el material logístico había terminado, había sido un éxito.  A lo lejos se escuchaban combates, era la unidad de William Negro, única unidad que combatió para retener un patrullaje de soldados sospechoso de seguir nuestra ruta, un compa fue herido en las piernas en ese enfrentamiento y fue llevado en una hamaca para su atención en una clínica del lugar.
En el lugar había una gran cantidad de milicianos quienes hacían su trabajo local, yo a nadie conocía hasta que vi a Carolina del Güiligüiste, ella era una compa que trabajaba en propaganda, al reconocerla le saludo con alguna confianza:

-Hola carolina, ¿aún sigues en el Cacahuatique?
-¿Me conoces compa?
-¡Claro que sí! Yo estuve por aquí en San Lucas en 1980, recuerdo que te vi cuando daba consulta y Chevo quiso atacarme con una pistola.
Tú eres Fidel el Zarco,  ¡qué bueno que nos encontramos!  Hoy con la concentración veremos viejos conocidos.  Ustedes deben traer mucha hambre, les buscaré algo que comer, hay tamales y pan para celebrar el Año Nuevo y la misión cumplida de ustedes. 
Noté que Cirilo era muy popular entre los mandos que ahí estaban, llegaban a saludarlo con mucha fraternidad, hasta hubo uno que se puso a rascar con sus botas simulando que era un toro embravecido antes de saludarle, todos nos reímos de la ocurrencia.  El tiempo pasó rápido, luego llegó alguien con acento nicaragüense y tenía una estampa que contrastaba con el resto, su piel negra color de ébano, musculoso, alto y parecía muy fuerte, quien con una carcajada que a todos callaba y hacia sonreír a la vez se acerca donde Cirilo y le dice:

-¡Cirilo hijo de la gran puta!, ¡nos costó un herido esta misión!, él luego estará bien pero  al distribuir en la concentración lo que has traído ahora, te juro que nadie nos para hasta llegar a San Miguel.  Veo bastante gente nueva, milicia con ganas de empuñar estos hierros, si alcanza para mí me gustaría una columna más grandecita que la que cargo.   Este ha sido mi parte comandante Cirilo. Y luego zapateó con gran fuerza quedando firme enfrente de nosotros.
-Está bien William, esto fue un experimento que salió bien pero vienen otros momentos con operaciones más audaces que ejecutar.

Pregunté por personal de la Brigada médica para visitarles, Luisa dijo que podía estar con ellos mientras se decidiera otra cosa.  Encontré a Amanda[4] en aquella clínica donde todo el resto eran nuevos para mí excepto ella y Marcos.  Este tenía un correo para mí que había enviado Eduardo desde el Norte, lo abro para saber su contenido que más o menos decía:

Compañero Fidel, bienvenido a tu casa que dejaste hace dos años precisamente cuando yo entraba por otro lado.  Me han narrado muchas anécdotas tuyas, aprovecho para decirte que mientras estés en Morazán tú eres parte del colectivo de conducción de las B.M.  Para nosotros será de mucho valor integrar las experiencias que traes del Sur, siéntete libre y con la solvencia que te da la práctica tenida para organizar y sugerir cambios que te parezcan necesarios en el Cacahuatique, con la vista puesta en mejorar la eficiencia del servicio y recursos del Cacahuatique.  Espero nos encontremos pronto, Firma Eduardo.[5]
Aquel traslado exitoso solo fue el primero, faltaban 20 toneladas más por transportar hacia el Norte lo cual fue logrado en los siguientes dos meses.  Los mandos militares del ERP tenían otra presión para preparar misiones e iniciar una cascada de acciones que sorprenderían al ejército enemigo, cambiando así el estancamiento anterior y pasar a la iniciativa militar del FMLN histórico.  Con esa logística distribuida estratégicamente en embutidos en el nororiente y en las manos a disposición de la masa de fuerza, operando sin limitaciones de munición y desplazándose en vehículos, fue sorprendido el ejército enemigo.

Sólo alguien con la formación, capacidad, experiencia, visión estratégica y la personalidad como la de Cirilo pudo ejecutar ese plan estratégico  que al principio parecía un cuento de hadas o producto de la mente imaginativa de Atilio.  Cirilo era espontáneo, franco, sereno, relajado, y conocedor del terreno en el oriente del país.  Al cumplir su misión de transportar las 29 toneladas en tres viajes motorizados, él estaba listo para jefetear un batallón de la Brigada Rafael Arce Zablah, la cual fue juramentada en los llanos de Agua Blanca el 23 de Marzo de 1983.  Estuve presente  en este evento histórico al haber sido integrado al colectivo político de conducción de ese instrumento militar estratégico, La BRAZ,  junto con Yaneth Samur “La Pajarito”, El viejo Federico y Chamba, pero esto es otra historia.

Despues de 2 dias de publicado este trabajo, he recibido mensajes con mas datos.  A continuacion agrego el testimonio de un protagonista de esa operacion estrategica, quien fue un compañero con quien tambien estuvimos juntos en la fundacion de la zona de Torola, su seudonnimo es Alvaro:


"Hola Fidel.

Reciba un caloroso Saludos, esperando que la esté pasando bien alado de su familia.

Me da mucha nostalgia pero a la vez mucha satisfacción haber sido parte de esa operación del 31 de Diciembre 1982.

UN POCO DE LA HISTORIA QUE RECUERDO SOBRE EL TRASLADO DEL CONVOY DE CAMIONES HACIA MORAZAN.

Cuando íbamos de Morazán para la zona de Jucuarán (El campamento de la Cruz), acampamos en un lugar llamado las Monjas, recuerdo muy bien que el Cmte. Cirilo marchaba con nosotros y la Lidia como radista,  dormimos ahí bajo de unos árboles de mango,  al medio día fuimos a buscar queso y cocos, estando un compañero subido en un palo de coco cuando nos atacó una unidad  de la tercera Brigada y nos hirieron un compañero, lo que nos obligó desplazarnos rápido para la Zona de Jucuarán pasando por el desvío el Brazo y carretera de Litoral.

A los días  de haber llegado a la cruz,  recuerdo que era  días después de navidad, fuimos nombrados una pequeña unidad , entre nosotros un Cro. que se llamaba Leónidas, Chacón, Cmte. Sánchez, el Cabito como Radista, Danilo como motorista, salimos vestidos de Guardia a explorar las calles  cercanas a la 3ra. Brigada de infanteria.

Recuerdo muy bien  que un día que andábamos  cerca de San Miguel, una patrulla  de policías nos  detectó y salimos en el vehículo que andábamos  en guinda  rumbo a San Bartolo, recuerdo muy bien que nos metimos en una calle vecinal angosta y yo mismo me golpié la cara con mi G3s., pero pudimos perder a la patrulla y ni siquiera  supieron para donde salimos.

A los días después regresamos a la Cruz, hasta un lugar que no recuerdo en el  vehículo y luego a pie.

Días después se armó el dispositivo para regresar con el convoy en el cual  yo fui parte de la unidad encargada de la exploración en el vehículo que iba a la vanguardia, llevábamos varias M60, varios RPG7 y una .50..

Recuerdo como que fue ayer  que en la carretera panamericana estaba un guardia un poco panzón; él  era Álvaro de Rio seco, pero nosotros ya sabíamos que él estaría ahí.

También en el dispositivo de contenciones en toda la panamericana estaba la unidad de Will chele,  y pasamos toda la calle panamericana , ya casi amaneciendo por el Platanar y cerca de Chapeltiqaue y Guatajiagua,  como las 9 o 10 de la mañana subimos las faldas del Cacahuatique.
Después  nos mandaron para el campamento de  Zapotal  de Joateca muy cansados, sin descansar mucho nos mandaron a  poner una línea de fuego al Conacaste arriba de Jocoaitique".

Alvaro.






[1] Era el órgano de propaganda y guerra psicológica oficial del gobierno y las fuerzas armadas: comité de prensa de la fuerza armada
[2] Son animales de carga nacidos de una yegua con un burro, el producto es un macho o una mula que son híbridos de mayor resistencia que la bestia caballar.

[3] Carmen Bermúdez, ella había participado en descubrir el complot para formar el grupo de bandoleros inducidos por Orley, era quien lloraba al sentir la impotencia de no poder hablar hasta que otro miliciano proporcionó más pistas.

[4] Era una enfermera internacionalista de origen francés a quien había conocido en San Salvador algunos años antes.
[5] Dr. Reinaldo, médico internacionalista de origen mexicano.

lunes, 21 de julio de 2014

Luisa nos visita en El Sur y da criterios al colectivo

Luisa nos visita en El Sur y da criterios al colectivo para  impartir justicia ante una violación: Dos acusados de violación a una chica de un caserío de área de expansión.  Dos jefes de escuadra implicados.

Por Fidel A. Romero "Fidel Zarco"

Morazán había concentrado la fuerza de oriente, las campañas militares desde la experiencia de la batalla de 7 días en Usulután continuaban cada vez más frecuentes, en las zonas del Sur Oriente había lo mínimo para dar mantenimiento al control y trabajo de expansión.  La zona se sentía vacía, el colectivo político estaba reducido, la fuerza se reducía a dos escuadras de milicia con dos jefes experimentados más Lito, quien era un mando de reserva para asumir unidades mayores al producirse crecimiento; sin embargo el trabajo de expansión continuaba dando frutos en diferentes escalones de compromiso y participación.  Por tener la responsabilidad política, yo prácticamente usaba la clínica solo para dormir, Gabriel y Rosita eran los responsables directos y me llamaban cuando necesitaban de mi servicio.

Estando todos los miembros del colectivo de expansión reunidos (Danilo, Rigo, Chema, Salvador, Valentín, Leopoldo, Pascual, Aniceto, Erick, Clarita, Oswaldo y yo) se evalúan las condiciones para tratar de llenar en parte el vacío dejado en el frente Sur por la concentración de fuerza en Morazán.  Se acuerda sacar cantidades de milicianos para acampar de acuerdo a niveles de participación por área asignada, con metas a revisar en 3 semanas.  Leopoldo pide la palabra para decir que tenía un asunto diferente a tratar en el colectivo pero que no sabía cómo decirlo porque estaban implicados, según descripción de la muchacha, los dos jefes de escuadra que hay en la zona.  Que ellos salen juntos a diferentes caseríos pero hay uno por Guadalupe donde una muchacha dice que ya no quiere tener sexo con ellos, que se siente mal decirlo pero que le pongan otra tarea.

Aquella revelación era algo nuevo para el colectivo, por lo menos yo no sabía de algo semejante.  Todos se miraban y se encogían de hombros.  El asunto expuesto me hace reflexionar sobre los abusos que se dieron desde el principio con uno de los jefes de La Unión y las rabietas de Federico en contra del jefe del Frente por su aguadencia en enfrentar el asunto y el mando implicado.  Pregunto a todos:
-¿Cómo es eso de tener sexo, que lo hace en contra de su voluntad?  Si es así se llama violación, alguien tiene más informe sobre abusos en la población y ¿qué piensan se puede hacer?  Este es un problema serio que hay que resolver de inmediato, de lo contrario el trabajo se quebrará y no habrá mucha diferencia entre nuestros combatientes y los soldados.

Todos estuvieron de acuerdo en investigar bien el caso para no cometer alguna injusticia, los dos jefes hasta la fecha habían sido ejemplares en el campamento y en misiones pero también era cierto que salían juntos con mucha frecuencia a visitar familiares rumbo al Jobo.  Me dirijo a Leopoldo para decir:
-Leopoldo, irás con tu equipo a investigar el caso por la noche, es necesario más detalles de lo que dice la muchacha: nombre, edad, cuando fue la primera vez que tuvo sexo con ellos, con qué frecuencia son las visitas y que te describa lo que ella siente después que ha tenido sexo con ellos, … Son varias preguntas pero es importante ella dé respuesta a cada una.
La reunión terminó y cada quien se desplazó para sus área de expansión, únicamente Leopoldo quedó pendiente de recopilar y traer la información.  De inmediato salí a buscar a Chamba, el jefe militar y responsable de la fuerza:

-Chamba, hay un informe bastante desagradable sobre abusos de compas en la población civil.
-Como así, ¿quiénes son los involucrados?
-En la reunión con el colectivo de expansión, Leopoldo planteó que hay una muchacha del Cantón Guadalupe que ya no quiere tener sexo con dos que llegan de vez en cuando.  He enviado a investigar más detalles pero todo indica que hay repetidas violaciones sexuales a esa muchacha,  y no sabemos dónde más.
-¿Quiénes son?
-Según descripción son Filomeno y el otro muchacho de Morazán, mi tocayo.
-Fíjate Fidel que ya estaba sospechando de ellos porque siempre piden permiso justo para ir al Jobo y dejan la milicia con los segundos responsables, no me parecía normal eso pero como siempre cumplen con las tareas.  Hoy precisamente tienen que presentarse a las 3 de la tarde y no tenemos condiciones para investigar y tenerlos detenidos aquí en La Cruz, y voz ¿qué propones?
-Pues las condiciones dependen si nosotros las creamos, por de pronto en máximo de tres días tendremos datos específicos, y es cierto que no tenemos fuerza experimentada pero esto no puede seguir así.  Mi propuesta es que al presentarse hoy por la tarde los desarmes e informarles que estarán detenidos en vías de investigación por algunas quejas en la población, se informe a todos en el campamento, se les ponga posta y que ellos permanezcan subidos a un árbol que duerman en un tatú con postas durante la noche .  Todos verán que la población debe respetarse porque es por ellos que estamos alzados en armas.
-¿Qué pasaría si es falso o chambre lo de esa muchacha?
-Entonces se les pide disculpa a los compas y se les restituye su responsabilidad.
-Mañana viene la comandante Luisa y nos va a encontrar con este lio, ¿qué le vamos a decir?
-Le diremos la verdad de lo que está pasando y que nos ayude con las medidas a tomar.
Terminando la conversación con Chamba estaba cuando los dos jefes de escuadra en sospecha se paran enfrente poniéndose en posición de firme para dar parte que están de regreso sin novedad.  Sin ponerlos en descanso Chamba se acerca a ellos, diciéndoles que hay un pequeño problema con sus salidas, que se investigará pero por de pronto estarán desarmados.  Estas últimas palabras las dice cuando ya tiene ambos fusiles en sus manos.  Y continúa diciéndoles:
-Durante el día estarán subidos a ese árbol y durante la noche dormirán en aquel tutú, no estarán amarrados, pero si intenta fugarse, la orden será dispararles porque sería la confirmación que son culpables.

Los dos jefes empiezan un drama de alegatos diciendo que son inocentes, que son chambres de gente que no los quiere, juran que solo van a visitar a la familia etc. 
Rubén llega a la clínica el día siguiente antes de anochecer, un poco raro porque no es costumbre verlo por ahí a esas horas, diferente al resto quienes ocupan el lugar como una cafetería pública para socializar.  Rubén sonríe mostrando sus grandes camanances y dice:
-Me permite un momento camarada, tengo algo que preguntarle.
-¿Para qué soy bueno, que está enfermo?
-Estoy bien, la Charlie Luisa que tiene temor dormir sola en la champita que le hemos arreglado.  Va para afuera vía Tortugas, solo estamos cuadrando que lleguen con algunos materiales y al regreso se la llevan a Managua; ella estará unas tres noches pero pide a una persona de mucha confianza para que duerma con ella por si pasa algo durante la noche, la misión es sacarla con bien de cualesquier peligro, la única persona en quien confío es usted, así se lo dije: ¡solo que Fidel, el doctor de la clínica!.
-Las apariencias engañan Rubén, yo puedo ser turbio cuando me lo propongo, lo que no me parece es que tendré que bañarme antes de dormir y esta ropa la tengo sudada sin otra de cambio.  Y la Charlie como usted le dice…, es buena persona?
-Eso lo averigua usted…, yo hasta hoy que la estoy tratando.  No se preocupe por la ropa, pase donde Chenco y dígale que le dé una muda de cambio.
-Llegaré después que resuelva lo del baño y ropa, después de cena.  Al final salí ganando una mudada de cambio para mis huesos.

Terminando el baño y de lavar la ropa sudada estaba cuando llega Leopoldo al pocito de agua para darme el informe de la investigación de la muchacha. 
-La muchacha no estaba, salió del caserío por temor, luego hablé con los papás y me dijeron el lugar donde ella se había ido a esconder.  Le dije que el partido había ordenado una investigación para hacer justicia, así pude saber donde estaba escondida, pero aquí estoy con todas las respuestas que me encargó.
Leopoldo dio el informe con detalles, la familia era colaboradora nuestra desde el principio, los jefes de escuadra la tenían intimidada diciendo que era una tarea compartimentada la que ella hacía de resolverles la necesidad de tener mujer a ellos dos, empezaron hace dos meses, dice que después de la relación queda con un ardor fuerte para orinar que poco a poco se le quita hasta como a los 3 días.

-Leopoldo, gracias por el trabajo, el informe suyo es como si yo mismo hubiese estado en ese interrogatorio y me ha dado un dato inequívoco de violación repetida.  Esa chica ha sido violada todas las veces y…, esté seguro que no se va a repetir, pídales disculpas en nombre de la organización.  Puede dormir y descansar en la clínica para que mañana regrese a su trabajo.
-¿Qué les van a hacer?

-Por de pronto nada, ellos están desarmados y detenidos esperando su informe, mañana se decidirá, porque nosotros no tenemos autorización de fusilar.
-¿Los van a fusilar?  Eso nunca ha pasado aquí, así se educarán todos y aprenderán a respetar los derechos de la gente humilde.
-Yo no dormiré en la clínica, tengo misión de seguridad en el puesto de mando, me voy porque ya se me hizo tarde.


Había luz de candil en el campamento de las comunicaciones estratégicas cuando llegué y me identifiqué con Luisa quien tenía una conversación amena con Rubén.  Luisa me recibe con un apretón de manos no común, porque nunca pensé que una mujer joven de su aspecto pudiera apretar tan fuerte la mano al saludar:
-Disculpas por el retraso, ya casi me venía cuando llegó Leopoldo con la información.
-¿Todo bien?  Pregunta Rubén.

-Espero no ocasionarte problemas por hacer que duermas en otro lugar por 3 noches, ¿me imagino que tienes compa[1]?  …, dice Rubén que tu eres buena persona.
-Eso depende del momento y lugar porque puedo ser turbio cuando las circunstancias me presionan. Tengo varias semanas de dormir salteado, desde que me pusieron una camisa más grande, soy menos sedentario en la clínica.  El reporte de Leo, es feo y se deben tomar medidas.
Luisa se pone un tanto inquieta mientras Rubén sonríe por haber repetido la misma broma hecha en la clínica.
-Hay lo platican con la Charlie porque yo tengo sueño y mi champita esta esperándome.  Rubén mira a Olga[2], la radista, con una mirada complaciente.  La champa de ustedes está debajo de aquel árbol de cirin pegado al simiente de piedra, cualesquier cosa que pase durante la noche usted es responsable de ella, me dijo, Chamba ha reforzado la posta, buenas noches y hasta mañana.
-¿Cómo es eso que puedes ser turbio según las condiciones que te presionan? Yo confío en ustedes dos, dijo Luisa.

-Yo también confío en la organización a la que pertenezco a tal grado que aquí estoy,  ¡ordene comandante! ¿a qué horas nos vamos a dormir ...Cte Luisa?,
-Llámame Luisa, ¡no te hagas el chistoso!
-Mucho gusto Luisa, yo soy Fidel, conocí a tu hermana Clelia en San Salvador, ya me habían dicho que eran gemelas idénticas.

Caminamos rumbo al lugar que indicó Rubén, la champa estaba en un lugar insospechado durante la noche.  Luisa hace preguntas sobre la zona y las posibilidades de un infiltre durante la noche, además de cuanto yo conozco el lugar y sus alrededores.
-Despreocúpate Luisa, hasta la fecha nunca hemos sido sorprendidos por el enemigo en el campamento.  No conozco con exactitud pero puedo llegar a Jucuarán evitando los puestos donde está el enemigo.  Me he movido solo desde La Litoral hasta la playa pasando por los campamentos y de aquí hasta San Miguel y Usulután, soy bueno para caminar pero no mucho de noche.
-Bien, creo que mi decisión de dormir acompañada y la elección de Rubén han sido buenas, siento temor de una zona extraña con personas diferentes, ¡bueno!  Todos somos compas pero… ¿vos me entendés?  Y, ahora cuéntame lo del reporte y las medidas que dijo Rubén, he visto que tienen dos compas subidos a un árbol.

-El reporte indica que ambos han estado violando a una muchacha originaria de Guadalupe, le dijeron a ella que era misión secreta que el partido le encomendaba.
-¿Y cómo sabes que la violación es confirmada?
-El concepto de violación dice: cópula sin el consentimiento de la persona y en este caso, esta muchacha siente signos después del hecho sexual; esta chica no solo manifiesta los signos sino que los denunció ante el encargado político, diciéndole que le cambiaran de tarea porque ya no quería seguir haciéndola, ella se había ido a esconder a otro caserío para no ser encontrada por los violadores.
-¿Cómo sabes que ella ha tenido los signos si no la has visto?
-Entiendo tu curiosidad Luisa, me explicaré: Leopoldo planteó el asunto con timidez en la reunión del colectivo, le di una lista de preguntas a hacer a la muchacha para la investigación, sin decir cuáles eran los signos de violación.  Hasta el momento solo yo sé esos signos porque tengo criterios y algún entrenamiento general de medicina forense.  Los datos que he recibido de Leopoldo hoy son tan válidos como si yo mismo hubiese hecho un examen ginecológico a la chica. a lo que Luisa isiste:
-Fidel, solo quiero estar segura porque son dos compas, dos mandos dentro de lo escaso que han quedado en esta zona. Despues de un momento respoido tratando de aclararle:

-Luisa nosotros estamos por la justicia, no importa quien sea, si dejamos pasar esto…, ten por seguro que la descomposición crecerá en nuestras filas, ya hubo alguna tolerancia en el pasado solo por el hecho de haber eficiencia militar en un Mando y te digo que eso repercute en la moral y solvencia de todos.
-Hay faltas graves y la violación es una de ellas, estoy pensando en cómo hacer para que este hecho sirva de lección y sea educativo para los acampamentados y la misma población.  Por la mañana debemos resolver este caso, ustedes no pueden estar amarrados cuidando a dos sospechosos quienes ahora ya son culpables.  ¿Qué propones tú?

-En la zona hay dos colectivos que funcionan:  El de expansión que está conformado por todos los activistas, el de estructuras internas, formado por cada responsable de las estructuras de servicio,  y hay un tercer colectivo que es el de conducción formado por Chamba, Rubén y yo; ahora que tu estas con nosotros eres parte de este y  funcionas como nuestra responsable transitoria.  Podríamos reunir al colectivo de estructuras internas para informar y pedir opinión.
-¿Qué pasaría si el colectivo los protege aunque sean culpables?
-Se cometería una injusticia, pero no lo creo porque la gente puede decidir de acuerdo a la información que tiene.
La reunión fue realizada, Luisa fue presentada como nuestra responsable mientras estuviese con nosotros.  Ella hizo un planteamiento objetivo sobre la justicia y nuestra lucha por restablecerla en forma igual para todos.  Cuando terminó dio la palabra para el informe sobre una violación, la cual me correspondía dar:

-El caso es que se han investigado los detalles de cómo obtuvieron sexualmente a una chica ocupando a la Organización, denigrándola, ambos violando a la muchacha cada vez que la visitaban.  El informe traído por Leopoldo de las preguntas que le pedí hiciera a la Chica indica violación en repetidas veces, ahora necesitamos saber la opinión de ustedes sobre medidas a tomar.  Franklin[3] levanta la mano, tienes la palabra franklin:

-Miren compañeros, no nos compliquemos con este caso.  La misma Biblia dice: “árbol que no da frutos, hay que darle al pie”.  El problema es que si se deja pasar esto, estamos corrompiendo al partido y a nuestro ejército.  Quien comete una falta, no importa quién sea pero si es confirmado, debe tener pena, y estos dos compas han desprestigiado a la Organización y denigrado a una pobre muchacha, les toca la pena.

Todos opinaron en el mismo sentido que Franklin y el colectivo interno tomo la decisión por consenso.  Todos quedaron con el compromiso de trasladar el informe a sus respectivas estructuras, a la milicia y a la población a través del colectivo de expansión.  Filomeno y mi tocayo fueron los segundos ajusticiados en el Frente Sur, los dos primeros habían sido los que encontraron la mochila con dinero que llevaba Pedro al ahogarse en el rio de Las Iguanas.

El contacto vía Tortugas que se gestionaba con Managua a través de las comunicaciones estratégicas tuvo sus resultados.  Luisa dejó la zona como lo habían programado, dejando una huella positiva en cuanto al funcionamiento partidario:  ella escuchó al colectivo además de facilitar la decisión a tomar descartando posturas moralistas o tolerantes ante las faltas de alguna jefatura.  Volvimos a ver a Luisa hasta diciembre de ese mismo año en ocasión de planear el traslado motorizado de las toneladas de logísticas hacia el Nororiente.




[1] Es una pregunta acerca de verificar si hay compañera sentimental.
[2] Olga era su pareja sentimental con quien tenía poco tiempo de haberse entendido.

[3] Era un señor originario del Cantón Progreso del cerro Choguero, Catequista de los originales de la Teología de la Liberación, además él tenía formación como brigadista y era responsable del colectivo de producción.

VIAJE A KUALA LAMPUR Y DUBAI AGOSTO /SEPT. 2013

Una familia salvadoreña conociendo y aprendiendo de otras culturas.

A veces se me duerme la energía que me hace escribir  y paso cierto tiempo que me siento que no tengo nada que decir, pero de repente se me meten unas ideas que no puedo sacarlas de mi mente y tengo que escribirlas.

Kuala Lumpur \ Malasia.
Es una ciudad pequeña de solo 243 KM2 con cerca de dos millones de habitantes.
La palabra Malasia se forma de tres letras que representa las tres razas que allí viven. Malay  los nativos, Asiáticos los chinos y los Indúes de la India.
Casi no no existe la criminalidad, las penas son severas y crueles, las drogas, especialmente los traficantes son condenados a muerte sin excepción, casi no venden licor, pero se puede uno echar sus cervezas en cierto lugares. El litro de gasolina vale $ 0.30 por lo que el transporte es barato.

Para el viaje llevaba unas sandalias que compré en ES, bien bonitas y cómodas, pero el velcro no servía y a cada rato tenía que agacharme a pegarlas de nuevo. Mi esposa me dijo, porqué no te compras unas nuevas, y yo le dije, pero si estas están nuevas y sólo hay que arreglarlas.

En eso de andar de turista me encontré con el zapatero remendón de la foto,  gente humilde, trabajadora, que no le fruñe el cejo a nada, profesionales en lo que hacen, gente que cada mañana se levantan y le piden a Dios que les dé el sustento del dia, y con esa esperanza salen en la aventura diaria de buscar el pan diario.
El zapatero remendón, nítido en su apariencia, los zapatos viejos, pero bien lustrados, bien peinados, rasurados y el bigote bien recortado.

Sólo llevaba una caja de cartón y en ella las herramientas propias del oficio y la infaltable banqueta, cuando lo vi, me sentí emocionado, de esa emoción que se siente por los hombres grandes, verdaderos hombres, que cumplen su función de padres o esposos a la perfección dentro de lo que Dios les ha dado.
Llegué donde El, le enseñe las sandalias, con señas le expliqué el problema, y El como todo buen experto en su oficio entendió el problema, además vio que tenia  velcro alterno y me señalo, no problema, examinó bien las sandalias y procedió a hacer su trabajo.

Sacó de su caja: la lezna, la aguja, hilo y cera, los preparó   y empezó a trabajar como todo un buen profesional, con diligencia, delicadeza y seguridad, que lindo ver gente trabajando así. Yo me senté a observar como hacia el trabajo, sentí gran admiración por este hombre.
Cuando terminó me señaló con los dedos 4, quería decir cuatro Rangit  (la moneda de Malasia equivalente + o ­- $ .30 US) le di 5 Rangit, el señor muy contento cuando le di el Rangit extra. Las sandalias quedaron perfectas, me duraron para todo el viaje sin ningún problema.


Cuando le pagué los 5 Rangit, me dije a mi mismo, me ahorré como $60.00 porque ahora no tengo que comprar sandalias nuevas. Se me salió el buen negociante, que saca ventaja en lo económico de todo, mas, quedé con cargo de conciencia por no haberle dado más por el trabajo que hizo, me dio una gran lección, sentí respeto , admiración  por El. Me puse a pensar que al momento de pagarle, sólo pensé en lo que me había ahorrado, no pensé en lo que unos pocos dólares más podrían haberle ayudarle a este buen hombre. Al dia siguiente, el zapatero remendón estaba en el mismo lugar, a la sombra de una parada de buses platicando con el policía, Yo creo que el policía le decía que no tenía que estar allí,  el ZR, no le hizo caso, y al final el policía se fue.

Cuando lo vi, pensé en reparar mi conciencia sentida y darle un poco mas de dinero, pero me puse a pensar; y si este hombre cree que le estoy dando limosna, podría ofenderse, El para eso trabaja.
Hasta esta fecha, me siento culpable de no haber pensado con el corazón cuando le pagué, mas ahora lo único que hago es pedirle a Dios que le ayude en su vida diaria.
Quiero decirles, que después de  mis queridos y nacionales caites, estas sandalias ocupan el segundo lugar y las guardo con mucho cariño, por la lección, por el recuerdo y porque son cómodas, cada vez que las veo, me acuerdo del zapatero remendón y digo, “que Dios lo bendiga”

Cuando veníamos de regreso, decidimos pasar unos días en Abu Dhabi/ Dubai, país musulmán.

Yo esperaba ver árabes por todos lados, que es lo normal cuando uno llega a otro país, ver gente local, bueno no en Dubai. Es un reinado, la familia real son los dueños de todo, bueno casi todo, desde las compañías de taxis, edificios, carreteras es como el gobierno en otros países, solo que aquí los dueños es una familia.
Los árabes, son los empleados de gobierno (perdón del rey) pero también se llaman empleados públicos, todas las posiciones o trabajos importantes las tienen los árabes, en los centros comerciales, taxistas, dependientes, meseros,  solo se miran trabajando, Filipinos, Paquistaníes, Shilankan,  Indúes, etc. Pero no árabes. No hay criminalidad, y es bien sencillo, cualquier falta es castigada con rigor, pena de muerte para los traficantes, las dependientes no las supervisan directamente, para todo hay cámaras, en las calles, centros comerciales, parques, playas , Etc.  Dicen que el promedio de tiempo entre un problema y que aparezca la policía es de sólo 5 minutos, seguridad completa, cualquier hora y lugar.

Cuando llegamos al hotel, nos queríamos bañar, y cuando entramos a la ducha, el agua estaba caliente, bien caliente, imposible bañarse, Yo pensé que estaban cambiadas las perillas de los chorros, pero no, en las dos salía el agua requetecaliente. Mojamos unas toallas y medio nos restregamos. En Dubai, la temperatura ambiente del agua es así, no se cuantos grados, pero les garantizo que se puede preparar una taza de café sin que se sienta tibio o talvez  porque toda el agua la hacen potable a través del proceso  desalinización. Cuando hablamos con los encargados del hotel, lo que nos dieron fueron un balde para que se enfriara el agua y después bañarnos a guacaladas, el baño era bien pequeño y cada vez que me agachaba para echarme la guacalada me topaba la parte de atrás en la pared de vidrio.

La temperatura promedio es de 40- 45 centígrados, cuando uno sale de un lugar con aire acondicionado los anteojos se ponen nublados (ver foto anexa). La playa es bonita, y la mandaron hacer, dicen que la arena de esa playa la transportaron de no sé dónde.


Llegan los indúes a ver, a fisgonear, diría yo, las mujeres en calzoneta, y las miran con unos ojos de lujuria, Las locales se bañan con el gaban y la burka, los hombres, algunos con calzoneta y otros con pantalones.
Es común ver a los hombres agarrados de la mano, eso significa que son bien cheros, nada malo. Los maricones, sentencia de muerte, no vi ninguno, por lo menos abiertamente.

Nosotros hicimos los arreglos de acomodación a través del Internet y de la agencia de viajes nos dijeron que “International York  hotel” era de los mejores.
Estos países musulmanes son lo que llama “radicales” en sus creencias y costumbres, la verdad es que el famoso York hotel, es un burdel disfrazado, tienen un salón con mesas y  sillas, lo  anuncian como “internet social place” , tienen cuatro computadoras que nadie usa, y uno como cliente del hotel puede usarlas sin pagar nada,  allí llegan los clientes y la mayoría de mujeres son de raza negra, se visten con unos pantalones bien pegados y enseñando todos los tuches, (casi todas son gordas) y unas blusitas bien chiquitillas, se pintan la cara como para anunciar el negocio. Es terminantemente prohibido que estas muchachas suban a las habitaciones del hotel, Yo creo que tienen afuera el “lugar de los propios eventos”.
A la entrada hay un gran rótulo que dice:”TERMINANTEMENTE PROHIBIDA AL ENTRADA A PERSONAS QUE SE ENCUENTREN VISIBLEMENTE BORRACHOS  Y PERSONAS LOCALES QUE VISTAN EL TRAJE REGIONAL DE DUBAI.”

Venden cerveza en este salón, entramos una vez y mi señora quedó asustada, por cierto todas las muchachas se le quedaban viendo y a mi también. Bueno a estos lugares llegan personas de todos los lugares del mundo, buscando exóticos placeres, “YO NO SOY UNO DE ESOS, SOY NORMAL”.
Luego en otro salón estaban en una tarima, algo parecido a un tablado para desfile de modas,  quizá unas 25 señoritas, bonitas, jóvenes, decentemente vestidas como para ir a una fiesta, sentadas en sillas y la que estaba al principio bailaba por cierto tiempo, luego se pasaba a la siguiente y así sucesivamente, los clientes las llamaban y ellas se sentaban junto con ellos.

Yo pedí una cerveza Foster y cuando me la estaba tomando, mi señora se tomó un poquito, en ese momento me agarro miedo, Ya se dio el caso que una señora hizo lo mismo y la metieron presa. Y le dije: Rosa vámonos, pero ya. Y salimos casi corriendo de ese lugar para el cuarto del hotel.

En el restaurante, un  día para el desayuno, mi señora ya estaba sentada con todo lista para comer, Yo estaba todavía haciendo cola para servirme la comida, cuando un árabe se fue a sentar a la par de Ella, luego llegaron cuatro más, cuando Yo llegué me saludaron, Rosa me dijo: estos si que son malcriados, si siquiera me volvió a ver, no dijo nada, solo se sentó, Yo le dije: no les hagas caso es cuestión cultural, hay después te voy a explicar, ; Si, pero por lo menos debería decir con permiso, Rosa, mas tarde te explico.
Lo que sucede es que son musulmanes, y Para ellos las mujeres, no tienen el mismo status que los hombres.
Luego que terminamos de desayunar, al momento de levantarme les dije: “Ha sido un placer compartir la mesa con ustedes, hemos estado como una gran familia”.

De los cinco, cuatro repitieron, “big family”, se levantaron y me hicieron el bendito (que se juntan las dos manos y se agacha la cabeza, en señal de respeto)  pero uno de ellos, se puso furioso y hasta rojo de la cólera, y empezó a hablar en árabe, no se qué cosas, pero estoy seguro no era nada agradable para con nosotros. Me imagino que Yo por haber dicho “like a Family” este árabe se indigno, debe de haber dicho: “como voy a tener la misma sangre que este infiel  canoso”; mas semejante $%^&*^%^^^&&^)**+_$#@#; no sabe que a los que tenía enfrente, tienen la sangre más preciosa del mundo,  pipil, cuscatleca, de  origen noble, orgullosamente nacido en El cantón Los Lagartos, Jurisdicción de San Julián, departamento de Sonsonate.
Bueno mis queridos parientes y amigos, Ya les conté parte de mis peripecias y aventuras en mis andanzas por el mundo.
JLMarin

 Oct.13