martes, 30 de octubre de 2012

Los Puntos Débiles del Sistema Operativo Windows 8


LOS PUNTOS DEBILES DE WINDOWS 8
Por Baneste

Pantalla de inicio de Windows 8.

Recientemente fue lanzado oficialmente el nuevo sistema operativo Windows 8 de la compañía Microsoft. Según los especialistas en el análisis del funcionamiento de sistemas operativos para computadoras y otros dispositivos portátiles de bolsillo, Windows 8 trae consigo un cambio radical en relación a las versiones anteriores del sistema, en el afán de mantenerse relevante en un mercado que está siendo erosionado por los dispositivos portátiles, y que ha estado bajo el dominio de la computadora personal a lo largo de tres décadas. El aspecto más importante de este nuevo sistema es que está concebido para unificar la funcionalidad de las computadoras de escritorio, las laptops, los “teléfonos inteligentes” y las tabletas digitales que operan con el sistema de Microsoft. Sin embargo, a juzgar por las reacciones iniciales de personas que ya han usado la versión para PC, éste es un movimiento riesgoso que puede resultar confuso para los usuarios.

Se dice que uno de los puntos más difíciles de Windows 8 para el usuario común y corriente, es que requiere desechar bastante de lo que ya se sabe y aprender muchas funciones básicas que han sido cambiadas. Usuarios avanzados han expresado que no resulta muy  fácil familiarizarse con las nuevas funciones, de modo que se considera que muchos consumidores preferirán continuar usando el sistema que ya poseen.

Desde la introducción de Windows 95, hace diecisiete años, la compañía Microsoft está presentando la mayor revisión de su sistema operativo en su nueva versión, Windows 8, con la característica peculiar de que puede ser instalado y operar tanto en la tradicional computadora personal, como en las tabletas digitales y teléfonos inteligentes; aunque algunos expertos han expresado que es precisamente este gran cambio, lo que pone en riesgo su aceptación, porque los usuarios “no tecnófilos” podrían encontrarse desorientados ante la novedosa transformación. Por su parte, los portavoces de Microsoft se han declarado confiados en el éxito de su nuevo sistema al expresar que “al introducir nuevas funciones, las personas eventualmente se dan cuenta que esas innovaciones han traído más valor, mucha más productividad, y mucha más utilidad”.

El cambio más importante en este nuevo sistema operativo es la desaparición del menú de Inicio (Start menu) y los íconos del escritorio. En su lugar Windows 8 presenta aplicaciones arregladas de manera colorida en rectángulos llamados “tiles”. Se ha hecho más énfasis en un diseño orientado a dispositivos equipados con pantallas táctiles, con más rapidez y efectividad. Todavía es posible acceder al menú de Inicio, pero a través de un “tile”, en tanto que íconos que antes estaban a la vista, como el del volumen, han desaparecido de la pantalla inicial y el usuario debe averiguar cómo activarlos.

Windows 8 incluye ahora protección antivirus, Internet Explorer 10, capacidad para dispositivos USB 3, y el explorador de archivos mejorado File Explorer (que antes era Windows Explorer), entre las muchísimas novedades que integra. Pero también ha eliminado funcionalidades tan importantes como por ejemplo la capacidad de visualizar películas DVD en Windows Media Player. Asimismo, Windows Media Center no está incluido en el sistema, aunque puede ser adquirido comprándolo en “Windows Store”, con la funcionalidad de DVD incluida.

Algunos de los puntos débiles que los competidores han señalado en Windows 8, son:

1. Los dispositivos llamados “ultrabooks” en que este sistema ha sido diseñado para funcionar, son demasiado caros, y aún no bajan de precio, encontrándose el más barato a un valor de 700 dólares, cantidad con la que se puede obtener una muy buena computadora portátil (laptop).

2. La confusión Windows 8 vs. Windows RT. Los consumidores se verán en dificultades para diferenciar en los estantes las presentaciones del nuevo Windows, pues ambos ofrecen la misma nítida interfaz llamada “Live Tile”, aunque hay una gran diferencia entre las dos plataformas.

Las computadoras de escritorio y portátiles basadas en Windows 8 podrán correr cualquier aplicación que sea descargada de la “Windows Store” así como todas las que se encuentran en la pantalla inicial. Las tabletas digitales e híbridas (basadas en microprocesador ARM) con Windows RT, estarán limitadas solamente a las aplicaciones de “Windows Store” y Office 2013.

3. Pocas aplicaciones. Comparativamente Windows 8 estará escaso de aplicaciones, al menos en un principio, con relación a Apple, que posee 250,000 solamente para el iPad, mientras que Microsoft cuenta actualmente con unas 3,500.

 Se ha reportado que Microsoft ha gastado $1.5 billones de dólares para el lanzamiento y promoción de Windows 8, y el mensaje de la compañía es que su nuevo sistema ofrece funcionalidad con aplicaciones móviles así como con las que fueron diseñadas para sistemas anteriores, y que extiende la duración de la batería cuando se está usando un dispositivo Windows RT, todo esto agregado a la productividad de Office.

Lo cierto es que muchas compañías grandes y muchos usuarios alrededor del mundo continúan usando Windows XP, el cual es un sistema muy estable y eficiente, al estar propiamente actualizado y configurado, poseyendo una fluidez operacional destacable en sistemas con 512 MB de memoria o más, aunque la versión 64 puede reconocer hasta 4 GB de memoria RAM. Por otro lado, Windows Vista, que fue una especie de versión transicional, a pesar de los inconvenientes que mostró en un inicio, continúa siendo usado en muchísimas computadoras, en tanto que Windows 7 ha sido tal vez la mejor producción de Microsoft en cuanto a sistemas operativos se refiere.

Es innegable que para la gran mayoría de personas es imposible mantenerse en esta loca carrera tecnológica, que es alentada por inversores capitalistas ávidos de aumentar exageradamente sus ganancias. Afortunadamente existen muy buenas opciones en el amplio campo del “Software Libre”, incluyendo sistemas operativos muy buenos, con los que se puede realizar cualquier actividad que se ejecuta con los caros sistemas comerciales. Entre los muchos sistemas operativos alternativos disponibles gratuitamente para cualquier persona, algunos de los más populares son Ubuntu y Knoppix, basados en Linux, y que incluyen infinidad de programas eficientes para desarrollar cualquier actividad imaginable en una computadora.

Enlaces relacionados:
El Sistema Operativo Ubuntu 
El Sistema Operativo Knoppix 

jueves, 25 de octubre de 2012

Resumen de la Obra Literaria “El Avaro”



Un breve resumen de la obra literaria “El Avaro” de Moliere

Por Esteban Balmore Cruz



AUTOR: Moliere.
GÉNERO: Comedia (1668).
UBICACIÓN: París, Francia.
PERSONAJES:
Harpagón, padre de Cleanto y Elisa, pretendiente de Mariana.
Cleanto, hijo de Harpagón, enamorado de Mariana.
Elisa, hija de Harpagón, enamorada de Valerio.
Valerio, hijo de Anselmo, enamorado de Elisa.
Mariana, hija de Anselmo, cortejada por Harpagón, pero enamorada de Cleanto.
Anselmo, padre de Valerio y Mariana.
Frosina, una mujer de intriga, casamentera.
Simón, agente de créditos.
Santiago, cocinero y conductor del carruaje de Harpagón.
Flecha, asistente de Cleanto.
Doña Claudia, sirvienta de Harpagón.
Miajavena, mandadero de Harpagón.
Merluza, mandadero de Harpagón.
Oficial y su asistente.

SÍNTESIS LITERARIA

Harpagón es un viejo rico tan tacaño, que prefiere renunciar a lo que sea con tal de conservar intacta su riqueza, o mejor aún, acrecentarla. A su avanzada edad (más de setenta años) se siente atraído físicamente por la jovencita Mariana, a quien corteja con la intención de casarse. Pero en realidad su gran preocupación es el cuido de una caja conteniendo 10,000 escudos de oro (una gran cantidad de dinero en ese tiempo) que mantiene escondida en su propiedad.

Cleanto y Elisa sufren la extremada austeridad de su padre Harpagón, y al estar atados por una dependencia económica y moral hacia él, ambos son incapaces de tomar decisiones acerca de su vida sin contar primeramente con el consentimiento de su progenitor.

Cleanto se enamora de Mariana, pero antes de que pueda confesar a su padre este amor, Harpagón le sorprende revelándole su intención de casarse con la misma joven, valiéndose únicamente en la poderosa influencia que le conceden su dinero y posición social. Para lograr su cometido, el viejo avaro ha procurado los servicios de la casamentera Frosina.

Por otra parte, Elisa se enamora de Valerio, quien está en tránsito en busca de su padre (un hombre rico de Nápoles), del que se supone que murió junto con toda su familia en un naufragio dieciséis años atrás. Valerio se ofrece y es aceptado como sirviente en la casa de Harpagón, a quien le finge concordar con todo a fin de ganar su confianza y con el tiempo tener la posibilidad de confesarle su amor por Elisa. No obstante, Harpagón tiene decidido que su hija debe casarse con Anselmo, un hombre de edad mayor, pero rico.

Entretanto, Cleanto, determinado a luchar por su amor, decide buscar dinero prestado a través de Simón, para ayudar a su novia cuya madre está enferma y empobrecida. Simón es un agente crediticio que maneja contactos entre los usureros y sus clientes. El prestamista no es otro más que Harpagón, quien cobra intereses muy elevados, y al saberlo, Cleanto lo confronta y no hay trato.

Por otro lado, Flecha le confiesa a Cleanto haber descubierto la caja que contiene el dinero que su padre cuida con tanto celo; pero Harpagón pronto se entera de la desaparición de su tan valuado tesoro y denuncia ante la policía el hecho expresando sus sospechas en todos, pero acusando finalmente a Valerio.

Durante una cena ofrecida por Harpagón, se define el desenlace de la obra, al descubrirse que Anselmo es el padre de Valerio y Mariana, quien sobrevivió al naufragio creyendo que el resto de su familia había perecido. Al mismo tiempo, el viejo avaro acepta los matrimonios de su hija e hijo, al haberle sido devuelto su tesoro y haberse comprometido Anselmo a cubrir todos los gastos de las bodas.

BREVE ANÁLISIS DE LA OBRA

Esta comedia fue escrita con el objetivo de satirizar a la nobleza parisina de su época, cuya riquezas se habían acumulado mayormente a través de la usura y la avaricia. Se destaca en el personaje principal la ambición desmedida por el dinero, que lo enceguece no permitiéndole apreciar lo que debería ser más valioso para él, como lo son sus hijos y su propia tranquilidad.

Pero también en esta obra se destaca la fuerza poderosa que genera el amor, al presentarnos a los personajes más jóvenes, dispuestos a sacrificar lo más valioso en aras de realizar su anhelo de juntarse con el ser que aman. Es necesario tener presente que esta comedia pertenece al periodo conocido como “elizabetano” para poder apreciar sus osados planteamientos. Los padres tenían control absoluto sobre las decisiones de sus hijos, aún después que éstos habían alcanzado la mayoría de edad, incluso decidiendo con quien debían de casarse. Desde el punto de vista legal, las mujeres eran consideradas ciudadanas de segunda clase, que enfrentaban dificultades muy severas sin el apoyo de un hombre.

En el tiempo en que esta obra fue escrita y presentada por primera vez, el dinero en Francia era solamente en monedas metálicas, y era costumbre guardarlo en cajas muy  bien aseguradas. 10 mil escudos de oro equivalían a 50,000 francos, lo cual era una gran cantidad en esa época. El interés que el personaje principal de la obra pretende cobrar sobre el préstamo es tres veces mayor al permitido por la ley.

Enlaces Relacionados:

PORTADA Y CONTRAPORTADA DE PUBLICACION ALAMO


PORTADA DE ALAMO FORMATO BOLETIN.

CONTRAPORTADA DE ALAMO FORMATO BOLETIN.

viernes, 19 de octubre de 2012

Breve Reseña Histórica del Municipio de Lolotique

Mapa administrativo del municipio de Lolotique.
EL MUNICIPIO DE LOLOTIQUE
Por Esteban Balmore Cruz

Lolotique es un municipio que está localizado en la parte noroeste del departamento de San Miguel, siendo sus vecinos, al norte, Sesori; al este Chapeltique y Moncagua; al sur, Nueva Guadalupe; y al oeste, San Buenaventura. Juridisccionalmente comprende 9 cantones y 26 caseríos, que en conjunto totalizan un área de 94.45 km², y una población de 14,916 habitantes, según el censo poblacional del año 2007.

Esta localidad fue fundada por tribus Lencas en fecha desconocida antes de la llegada de los conquistadores españoles. De acuerdo con el historiador y lingüista Jorge Lardé y Larín, Lolotique significa, en lengua Potón, "Cerro de los Temblores" o "Lugar de los Chompipes". Con el arribo de los invasores europeos, su población aborigen fue decreciendo por la mortandad debido a la adquisición de enfermedades contagiosas que trajeron los conquistadores; pero también debido al éxodo indígena que se produjo como consecuencia de la imposición de los llamados "tributos" y el despojo de sus tierras. Esto se refleja en datos históricos que indican que en 1550 el número de pobladores registrados ascendía a 250 habitantes. Pero en un informe del alcalde mayor de San Salvador, Manuel de Gálvez Corral, en el año de 1740; es decir, 200 años más tarde, aparece el municipio de Lolotique con sólo 9 aborígenes tributarios o jefes de hogar, que con sus familias totalizarían unos 45 vecinos. Los pobladores que abandonaron  esta localidad se movilizaron hacia el norte y fundaron el pueblo de Lolotiquillo (diminutivo españolizado de Lolotique), el cual era originalmente un asentamiento ulúa, y que se encuentra en el actual departamento de Morazán.

Administrativamente, según el arzobispo Pedro Cortés y Larraz, para el año de 1770, el municipio de Lolotique pertenecía al curato de Usulután; aunque en 1786 fue incorporado a la juridiscción de lo que en ese tiempo se denominaba partido de San Miguel. El 12 de junio de 1824, al crearse el departamento de San Miguel, este municipio quedó integrado en su demarcación, habiendo sido temporalmente anexado al departamento de Usulután, durante los años de 1865 y 1875. En 1890 este pueblo contaba con 1897 habitantes, y el 29 de octubre de 1948 le fue otorgado el título de Villa. Esta población resultó seriamente afectada por el llamado "Terremoto de Jucuapa", el cual se produjo entre las 5:02 y 5:06 de la tarde del 6 de mayo de 1951, con una intensidad de 6.2 grados en la escala Richter, y producto del cual se registraron 400 personas fallecidas y 1100 heridos en el área general del desastre.
 


IMPORTANTES SUCESOS HISTORICOS DEL MUNICIPIO DE LOLOTIQUE
El 24 de junio de 1828, el General Francisco Morazán, después de haber depositado el mando supremo en el Vice Jefe Diego Vigil, con mil cuatrocientos elementos de tropa compuesta de hondureños y nicaragüenses, ocupó el pueblo de Lolotique en vísperas de la famosa "Batalla de Gualcho", que se desarrolló el 6 de julio siguiente.

 En 11 de julio de 1845 el general Francisco Ferrera pidió, en nombre del Gobierno de Honduras y a título de indemnización por la agresión de fuerzas salvadoreñas a dicho país, toda la región ultraIempina oriental y el departamento de Chalatenango, habiéndose suscrito el documento en Lolotique. En respuesta a dichas pretensiones, fuerzas cuzcatlecas al mando del general Nicolás Angulo se situaron en dicha población el 9 de agosto siguiente.

 Durante la administración del general Salvador Castaneda Castro, a solicitud de la municipalidad del pueblo de Lolotique, la Asamblea Nacional Legislativa otorgó a esta población el título de villa por decreto del 29 de octubre de 1948.

En octubre de 1983, fuerzas de la Brigada Rafael Arce Zablah, pertenecientes al Ejército Revolucionario del Pueblo, ocuparon la población de Lolotique, en el marco de la campaña denominada "Independencia, Libertad y Democracia para El Salvador".

El 2 de enero de 1991, un helicóptero militar artillado, del tipo UH-1H Huey, de nacionalidad norteamericana, fue derribado por el fuego de fusilería de una patrulla del heroico Ejército Guerrillero en el cantón San Francisco, jurisdicción de Lolotique, cuando volaba en dirección a su base en Soto Cano, Honduras.

Por Decreto Legislativo número 463 del 22 de octubre de 1998, se le otorga al municipio de Lolotique el título de ciudad, el cual se oficializa en el Diario Oficial número 215, tomo 341,  publicado el miércoles 18 de noviembre de 1998.
 


CANTONES DEL MUNICIPIO DE LOLOTIQUE
1. Las Ventas.
2. Concepción.
3. El Palón.
4. El Nancito.
5. Amaya.
6. El Jícaro.
7. San Francisco.
8. Santa Bárbara.
9. Valencia.

Entre sus 26 caseríos, algunos de los más reconocidos son: Corralitos, Cerro Verde, Hacienda Palestina, El Mogote, Las Anonas, Güachipilín, San Rafael Labra, El Chirrión y Potrerillos.

Enlaces relacionados:
Lolotique, según Santiago I. Barberena 
Las memorias del "chero Juan": don Pedro Páiz 

jueves, 18 de octubre de 2012

Sobre la Transformación del Idioma Español

EL FENÓMENO TRANSFORMATIVO DEL IDIOMA ESPAÑOL EN ESTADOS UNIDOS
 

Por Baneste

Por lo que se observa en la evolución del lenguaje español en Estados Unidos, se podría asegurar que son las mayorías populares las que transforman el idioma que hablamos, al ir imponiendo, a través del uso contínuo, las nuevas palabras o significaciones que terminan por ser incorporadas para su empleo general en el habla y la escritura cotidianas. Los antiguos puritanos defensores de la integridad del lenguaje, parecerían fuera de lugar en esta época y en este contorno socio-geográfico. Es necesario incluir en este contingente transformador a la generación de nuevos periodistas y escritores con un deficiente conocimiento del idioma, pero con acceso a los medios que les permite publicar sus ocurrencias.

Recordemos que muchos periodistas se han tomado muy en serio eso de que la prensa es el “cuarto poder“, e irresponsablemente utilizan su ubicación en medios de difusión masiva para fungir como agitadores en conflictos bélicos o competencias deportivas; como legitimadores o descalificadores de las luchas socio-políticas; y como introductores de terminologías o expresiones foráneas.

En Estados Unidos, la gran mayoría de inmigrantes de habla española, son personas procedentes de las capas sociales más empobrecidas de Latinoamérica, por lo cual el nivel educativo es muy bajo, y muchos (como en el caso de algunos grupos mayas de México y Guatemala) ni siquiera saben hablar bien el español. De hecho, se comunican en su propio dialecto, lo cual no es criticable, sino loable, porque al menos en el aspecto lingüístico, no fueron asimilados. Pero el objeto de esta pequeña elaboración es presentar un panorama somero de cómo la llamada "lengua de Cervantes" se está transformando en este país, donde viven muchos millones de hispanohablantes de distintas nacionalidades.

La primera sorpresa desagradable, en cuanto al lenguaje, cuando recién había llegado a Estados Unidos, fue haber escuchado la palabra "marqueta" para referirse a un supermercado. Inmediatamente deduje que esta era una deficiente españolización de la palabra inglesa "market". Digo deficiente porque "marqueta" ya existe en español como derivado de "marca", cuyo equivalente en inglés es "mark". Pronto me dí cuenta que esa palabra es de uso común, principalmente entre los mexicanos y chicanos de California, y podría asegurarse que cualquier hispanohablante entendería a qué se refieren cuando la usan. Ahora, la pregunta que quedó flotando en mi mente fue: ¿por qué no usan "mercado" en vez de "marqueta", si es que desconocen o no quieren usar "supermercado"? Pero es evidente que los "pochos" (así se les denomina a los que no hablan bien ningún idioma), no siguen regla alguna al momento de comunicarse oralmente, porque la siguiente palabra que aprendí de ellos resultó ser "banqueta", con la cual se refieren al "andén" o "acera". Obviamente esta palabra no es una españolización de "bank", ni tampoco tiene nada que ver con los sustantivos castellanos "taburete" o "asiento".

Más recientemente he escuchado, en más de una ocasión, a un comentarista de fútbol utilizar la expresión "el mundial de Brasil veinte catorce", para significar obviamente "el mundial de Brasil dos mil catorce". Claramente esta persona lo que hace es extrapolar la forma de leer ciertas cantidades que se emplea en el idioma inglés.

Con el tiempo he llegado a aprehender muchas palabras y expresiones de este tipo, algunas de las cuales han sido ya incorporadas al Diccionario Real de la Lengua Española, y aunque considero innecesario su uso, reconozco la importancia de conocerlas para poder comprender al sector poblacional que las emplea, no solamente en el lenguaje oral, sino también en su literatura.

LISTA DE PALABRAS "POCHAS" MÁS COMUNES CON SU SIGNIFICADO Y ORIGEN

Troca: vehículo de carga, camioneta. Fonetización del inglés "truck".

Rastrillo: afeitadora. Por comparación a la herramienta también conocida como horquilla.

Daime: moneda de diez centavos. Del inglés "dime".

Guachar: ver, observar. Del inglés "watch".

Puchar: empujar. Del inglés "push".

Parquear: estacionar. Del inglés "park".

Cora: moneda de veinticinco centavos. Del inglés "quarter".


Carpeta: alfombra. Del inglés "carpet".

Soportar: Ayudar, apoyar. Del inglés "support". El significado real de la palabra "soportar" en español es aguantar, resistir, tolerar.

martes, 16 de octubre de 2012

De Nuestra Historia: Nota Periodística Sobre Salvador Cayetano Carpio

Fotocopia de una nota referente a Salvador Cayetano Carpio.
Esta nota apareció en el semanario GUARDIAN, publicado en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, y el cual dejó de circular en el año de 1992. La edición en que aparece esta notita está registrada de la siguiente manera: S-12-SPRING 1981-GUARDIAN EL SALVADOR SUPPLEMENT.

Tecnología de Pantalla TáctilL

Anuncio de promoción de la primera computadora con pantalla táctil.

PANTALLA TÁCTIL (TOUCH SCREEN)
Por Baneste

La mayoría de personas, especialmente las más jóvenes, consideran que el uso de la “pantalla táctil” es algo novedoso o reciente en el avance del desarrollo electrónico, particularmente de sistemas computarizados, lo cual no es cierto, porque esta tecnología ha sido implementada desde mediados de los años sesentas del siglo pasado; aunque su popularización en los aparatos portátiles de bolsillo, se generalizó a partir de la introducción del iPhone de la compañía Apple, en 2007. Mucho tiempo antes de ese año ya era ampliamente usada en Cajeros Automáticos, Terminales Electrónicas de ventas de menudeo, monitores médicos en hospitales, paneles industriales, y en sistemas de navegación de automotores.

Pantalla táctil se define como “una pantalla digital que es sensitiva al contacto con los dedos o al contacto con un “lápiz electrónico” (también llamado “lápiz óptico“ o “estilete“), permitiéndole al usuario interactuar con un sistema computarizado al tocar íconos o enlaces”, y que se ha convertido en la interfaz más intituiva y más fácil de usar de todas las existentes en la actualidad. Su origen se remonta hasta 1971, cuando el Dr. George Samuel Hurst inventó la primera interfaz táctil electrónica llamada “Elógrafo“; aunque algunos historiadores de la tecnología consideran que anterior a él, E. A. Johnson había desarrollado una pantalla táctil entre 1965 y 1967 en el Reino Unido. En 1973 el Elógrafo resultó ser seleccionado como uno de los 100 Nuevos Productos Técnicos Más Significativos por Industrial Research (Investigaciones Industriales). Pero fue hasta 1974 que la primera pantalla táctil real, integrando una superficie transparente, fue producida por la compañía Elographics.

En el año de 1983, la fabricante de computadoras e impresoras, Hewlett Packard, inició la producción de la computadora de escritorio HP 150 con tecnología de pantalla táctil, y diez años más tarde, en 1993, la empresa Apple introdujo el PDA Newton que incorporaba la capacidad de reconocer escritura manual por medio del uso del estilete. De hecho, la designación PDA (Asistente Personal Digital) para referirse a los dispositivos portátiles de bolsillo que funcionan interactuando con un lápiz electrónico, fue acuñada originalmente por John Sculley, de la compañía Apple. Hasta ese entonces, esos aparatos eran conocidos como Organizadores de Datos, o simplemente en inglés, Organizers.

También en 1993, el primer “smart phone” (teléfono inteligente) fue producido por IBM, bajo el nombre de Simon, el cual integraba calendario, editor de notas, y una interfaz de pantalla táctil que le permitía al usuario marcar números telefónicos. Tres años después, en 1996, la compañía Palm Computing comenzó la producción de su famosa serie de PDAs conocida como Pilot, trayendo consigo importantes avances en la implementación de la tecnología de pantalla táctil.

En el mes de noviembre de 1996, la famosa compañía Microsoft, presentó el sistema operativo Windows CE (Windows Edición Condensada o Windows Compacto Embeído) especialmente diseñada para dispositivos portátiles de bolsillo con funcionalidad de pantalla táctil. A fines del año 2002, esta misma compañía inició la distribución de la versión de Windows XP Tablet Edition (Edición Tableta), que fue distribuida  en determinadas computadoras portátiles, incluyendo algunas tabletas digitales. Pero, definitivamente, fue la introducción al mercado del ampliamente reconocido iPhone, que vino a popularizar el uso de los aparatos con pantalla táctil.

REFLECCIONES ACERCA DEL USO DE APARATOS CON PANTALLA TÁCTIL

Se ha establecido que cada aparato electrónico tiene sus ventajas y desventajas, y cada uno desempeña funciones determinadas en circunstancias específicas para usuarios con diferentes capacidades y distintas exigencias de uso. Así tenemos que la pantalla táctil ha llegado a facilitar la activación de controles y menús en el sistema que antes solamente era posible por medio del uso del teclado o el "ratón", los cuales por su naturaleza, resultaban difíciles de integrar en dispositivos de bolsillo debido a su tamaño. Sin embargo, el teclado físico (no gráfico o "virtual") resulta más apropiado par digitar textos de extensión considerable a una mayor velocidad, al permitir el uso de las dos manos y todos los dedos en la propia actividad de escribir, presentando al mismo tiempo la enorme ventaja de la utilización de combinaciones de teclas con funciones especiales, tales como la SHIFT, CTRL, ALT y otras; mientras que el uso de un teclado virtual en un aparato de bolsillo presenta una utilidad bastante limitada por el hecho de que el usuario debe ocupar una de sus manos para sostenerlo, y la otra para digitar. Sería absurdo que un escritor utilizara un iPhone para escribir una novela, como también lo sería llevar consigo una laptop para hacer llamadas telefónicas.

Es indiscutible que la pantalla táctil ha facilitado la "navegación" en internet, la maximización o disminución del tamaño en que una imagen es presentada, y muchas otras funciones. No obstante, muy difícilmente un artista gráfico se pondrá a realizar un diseño empleando sus dedos, cuando puede utilizar la precisión y fineza que proporciona el uso del "ratón" o el lápiz electrónico. Del mismo modo, ninguna persona que posea un televisor de tamaño regular, va a preferir ver una película en la diminuta pantalla de un teléfono celular, por el sólo hecho de sacrificar sus ojos.

jueves, 11 de octubre de 2012

Mitología Griega: El Minotauro

EL MITO DEL MINOTAURO
 

Por Baneste


La mitología griega está repleta de leyendas fantásticas en las que aparecen seres divinos, semi dioses y monstruos poderosos, cuyas historias e interpretaciones han prevalecido en el interés de la humanidad hasta nuestros días. Esto se debe a que la mitología griega cubre prácticamente todos los aspectos de interés, incluyendo el religioso, y casi todos los mitos humanos (incluidos los actuales) se originan o tienen paralelos en dicha mitología. Al ser la metáfora, el símil y el lenguaje figurado recursos elementales y obligados de la literatura artística, principalmente de la poesía, es raro el autor que no haya recurrido al menos alguna vez al uso de elementos mitológicos griegos en sus creaciones.

Uno de los monstruos más conocidos de la mitología griega es el Minotauro, siendo su principal característica que posee en su representación una parte de bestia y otra parte de humano. A veces aparece con la cabeza de un toro y el cuerpo de un hombre, y otras veces a la inversa, con el cuerpo de un toro y la cabeza de un hombre. Esta doble dualidad ha sido motivo de interpretación filosófica aplicándose a la naturaleza de algunos seres humanos, especialmente del espectro político.

La historia del Minotauro, de acuerdo con los antiguos autores griegos, se origina con el enojo del dios Poseidón hacia el rey Minos de Creta, que provocó que enviara un toro blanco que tuvo relaciones con la esposa del monarca, Pasifae, producto de la cual nació el monstruo. El rey Minos se avergonzó tanto ante lo sucedido que ordenó que fueran ocultados de la vista pública. El encargado de esconderlos resultó ser Dédalo, quien construyó un laberinto para que vivieran allí y se les imposibilitara escapar.

También se relata en la historia de este particular monstruo, que uno de sus medio hermanos ordenó que fueran enviadas siete hembras y siete varones jóvenes cada nueve años al laberinto para alimentar al Minotauro, quien sobrevivía al capturar y comer a estos desdichados jóvenes atenienses que no podían encontrar la salida de aquel lugar con tan intrincado sistema de senderos.

El Minotauro fue finalmente muerto por Teseo, que pudo contar con la valiosa ayuda de Ariadna, hija del rey Minos. Ella le proveyó con un bollo mágico de hilo, elaborado por Dédalo, para que marcara la ruta por la que había llegado hasta el punto donde se encontraba el monstruo, lo que le facilitó su regreso una vez cumplida su misión.

Simbólicamente, se ha remarcado que el mito de esta fantástica criatura está centrado en el toro blanco que surgió del mar creado por Poseidón. Al no ser completamente ni humano, ni animal o dios, la ambigüedad de la imagen del Minotauro lo ubica más allá de los límites convencionales de los principios morales y el raciocinio.


Enlaces relacionados:
La Mitología Griega (1) 

martes, 9 de octubre de 2012

Rubén El Dibujante (También conocido como Crespín)


Por Yasser

Dibujo hecho por Rubén.


El compañero Rubén cayó heroicamente en combate, en el mes de enero de 1990, en la zona que denominábamos Río Seco, específicamente en los alrededores del Cantón San Bartolo, juridiscción de Guatajiagua, departamento de Morazán. Nuestra definición de “zonas” no estaba regida por la división político-territorial gubernamental, sino por el área de acción de las diferentes estructuras asignadas a ésta. De modo que la zona de Río Seco incluía caseríos y cantones de los departamentos de San Miguel y Morazán .

Durante la ofensiva “Al Tope y Punto” que inició el 11 de noviembre de 1989, Rubén fue asignado (por petición propia) a las unidades de combate que mantuvieron a raya al enemigo durante nueve días con sus noches al interior de la ciudad de San Miguel. Para él esto era motivo de mucha felicidad porque siempre había solicitado ser transferido a la estructura militar, ya que deseaba vehementemente combatir contra las fuerzas enemigas. No obstante, hasta noviembre de 1989, siempre se le fue negada su petición, pues su rol como dibujante principal del Taller Central de Prensa y Propaganda del Frente Oriental “Francisco Sánchez”, era altamente valorado, por ser él un militante revolucionario con una gran sensibilidad por el pueblo y sus luchas, las cuales expresaba en sus creaciones únicas llenas del talento excepcional que poseía.

Inmediatamente después de nuestra retirada de la ciudad de San Miguel, los batallones de la Fuerza Armada iniciaron una persecución que se extendió por varias semanas. Dos pequeñas unidades de nuestra fuerza fueron dejadas en la zona de Río Seco, mientras el grueso de nuestras estructuras se retiraron hacia las zonas de control en el norte de los departamentos de San Miguel y Morazán. Rubén fue asignado a una de esas escuadras, y yo a otra. El objetivo era subsistir allí a través de crear bases de apoyo entre la población. Inicialmente se nos asignaron dos “bases de apoyo” que eran dos valientes mujeres, madre e hija, sin cuya ayuda no hubiéramos sido capaces de burlar el cerco enemigo. Injustamente esas dos mujeres fueron acusadas de haber revelado la ubicación de Rubén a las tropas del ejército gubernamental que lo emboscaron. Pero según el compañero que en ese momento era el jefe de la zona del Volcán Cacahuatique, se logró comprobar la falsedad de las acusaciones y nuestras heroicas hermanas fueron absueltas de cualquier responsabilidad.

El día que Rubén murió yo me encontraba en el caserío El Maguey, y me sentí muy indignado al enterarme de la noticia, pues lo consideraba un hermano, ya que habíamos trabajado juntos durante varios años y no hay fraternidad más grande que la que nace y se desarrolla en una guerra. Pensé que yo también moriría combatiendo en esa zona, pero algunos días después recibimos la orden de retirarnos de esa área, lo cual hicimos durante la noche, habiendo tenido que pasar en nuestra escapada a pocos metros de las posiciones enemigas. Recuerdo perfectamente haber visto entre las sombras de la noche soldados envueltos en sus capotes, durmiendo tendidos en el suelo, y me quedó la impresión que el centinela de ellos, quien en ese momento estaba fumando, detectó nuestro movimiento, pero no hizo nada, se quedó inmovilizado y enmudecido, tal vez temiendo que se trataba de un ataque.

Rubén fue conocido como Rubén “El Dibujante”, Rubén “Prensa” y “Crespín”.
 

viernes, 5 de octubre de 2012

Reseña Histórica de las Fuerzas Populares de Liberación


BREVE RESEÑA HISTORICA DE LAS FUERZAS POPULARES DE LIBERACION (FPL)
Por Baneste.

Primera Parte (Orígenes)

Uno de los grandes héroes de la lucha de nuestro amado pueblo salvadoreño es, sin duda, Salvador Cayetano Carpio, “Marcial”, cuyo aporte es valioso en el desarrollo de la revolución.El era un auténtico revolucionario en el contingente inicial de los impulsores de la lucha armada. El pudo visualizar desde un inicio la infiltración en el proceso, pero se vio obligado a juntarse con ellos debido a las exigencias de la coyuntura. Este artículo no es para discutir la personalidad de Marcial, ni las circunstancias en que se produjo su muerte. Sin embargo, proyecto en el futuro referirme a ese tema.

Todos los interesados en el proceso de la lucha revolucionaria en El Salvador, saben de la escisión que se produjo en el Partido Comunista a fines de los años sesenta, siendo Marcial uno de los abanderados, si no el principal, de ese movimiento. La tipificación de las organizaciones revolucionarias de América Latina  en la década de los años sesentas era de una confrontación político-ideológica en contra de las burguesías militaristas nacionales y en contra del expansionismo norteamericano. 

No es posible caracterizar un momento histórico en pocas palabras, pero si algo determinó la caracterización de esa década en El Salvador, fue el triunfo de la Revolución Cubana en 1959; la llamada Alianza para el Progreso, creada e impulsada por John F. Kennedy, como componente “preventivo” de  la estrategia contrainsurgente de Estados Unidos; y la crisis del Mercado Común Centroamericano (MCC), que desembocó en el conflicto bélico entre Honduras y El Salvador, en julio de 1969.

La victoria del movimiento revolucionario de Cuba significó un influjo de entusiasmo en las organizaciones de izquierda en Latinoamérica, las que bajo esta influencia, crecieron y se desarrollaron alcanzando niveles de concientización y lucha superiores. Esta influencia ha sido repetidamente reconocida por líderes históricos que participaron en la fundación del movimiento revolucionario armado de El Salvador, en el sentido que propició el debate al interior del Partido Comunista para incorporar la lucha armada como componente de la estrategia para la toma del poder. Después de la matanza de campesinos y obreros en 1932, el PCS se había empecinado en una estrategia para la toma del poder por la vía electoral, aunque sectores populares exigían la implementación de la lucha armada. Como abanderado de dichos sectores surge la figura histórica de Salvador Cayetano Carpio, con un recorrido en la lucha sindical sencillamente admirable.

Por otro lado, la Alianza para el Progreso surge precisamente con el claro objetivo de contrarrestar los efectos de la revolución cubana en el surgimiento y desarrollo de los movimientos insurgentes, para lo cual integraba componentes bien delimitados en lo político, ideológico y militar. El lanzamiento de este programa se produce en Punta del Este, Uruguay, bajo la batuta del presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, quien había logrado integrar a los gobiernos latinoamericanos en el ambicioso proyecto.


En cuanto al MCC, Mercado Común Centroamericano, éste se resquebrajó cuando elementos oligarcas hondureños, alarmados por la creciente invasión de “su mercado” por productos salvadoreños, presionaron al gobierno militar del belicista General Oswaldo López Arellano, para promover en 1969 la guerra que los desorientados periodistas extranjeros ridículamente bautizaron como “La Guerra del Fútbol.” Ese conflicto también llamado “Guerra de las Cien Horas”, resultó en la expulsión de miles de salvadoreños que se habían establecido en el hermano país de Honduras, habiendo sido despojados de sus propiedades, tras haber sido ultrajados y vilependiados. Esta avalancha de miles de personas súbitamente desempleadas y en la miseria llegó para acrecentar la ya desarrollada crisis socio-política en El Salvador.

Para contextuar el surgimiento de las FPL, es necesario recordar que en el año de 1959, durante el gobierno de José María Lemus, unidades de la Fuerza Armada invadieron la Universidad Nacional de El Salvador en represalia a la agitación política que existía en ese periodo. Como consecuencia se produce la expulsión del país de varios dirigentes populares y de miembros de la dirigencia del Partido Comunista, el cual, en reacción impulsó la creación de los Grupos de Acción Revolucionaria (GAR), como componente de auto defensa en acompañamiento del auge del movimiento de masas que se había producido en aquella coyuntura. Estos Grupos de Acción Revolucionaria son el antecedente histórico más directo de las Fuerzas Populares de Liberación “Farabundo Martí.”

De acuerdo con registros históricos, el proceso de creación de las FPL fue de mucho esfuerzo y sacrificio, puesto que fue un proyecto desligado totalmente de las estructuras existentes del Partido Comunista. Los siete elementos que rompieron con el PCS para emprender esta enorme tarea tuvieron que pasar al inicio severas limitaciones de recursos, pero no cabe duda que desarrollaron una gran labor al haber logrado construir la organización revolucionaria armada más fuerte de El Salvador.

jueves, 4 de octubre de 2012

CARTA DE ENGELS A H. STARKENBURG

(Fragmento).

Londres, 25 de enero de 1894.
* * *
* * *Los seres humanos hacen ellos mismos su historia, pero hasta ahora no con una voluntad colectiva en concordancia con un plan colectivo, ni siquiera aún en una definida, delimitada sociedad determinada. Sus aspiraciones colisionan, y por esa misma razón dichas sociedades están regidas por la necesidad, cuyo complemento y forma manifiesta es la casualidad. La necesidad que aquí se reafirma a través de la casualidad, es en última instancia, la necesidad económica. Es aquí donde debemos referirnos a los así llamados grandes hombres. Que tal o cual hombre surja, y precisamente ese hombre, en una época y país determinado es, por supuesto, pura casualidad. Si se suprime, habrá la necesidad de un reemplazo, y el reemplazante será encontrado, bueno o malo, pero a la larga se encontrará. Que Napoleón, ese córsico precisamente, fuera el dictador militar que requería la república francesa, exhausta por su propia guerra, fue una casualidad; pero que si no hubiese habido un Napoleón, otro habría ocupado su lugar, lo demuestra el hecho de que un sustituto fue encontrado siempre tan pronto como se hizo necesario: César, Augusto, Cromwell, etc. Mientras Marx descubrió la concepción materialista de la historia, Thierry, Mignet, Guizot y todos los historiadores ingleses hasta 1850, son evidencia de que se estaba buscando, y el descubrimiento de la misma concepción por Morgan prueba que estaban dadas todas las condiciones para que se produciese, y sencillamente tenía que ser descubierta.

Del mismo modo ocurre con las otras casualidades, y las casualidades aparentes de la historia. Cuanto más alejado esté de lo económico el campo concreto que investigamos y se aproxime a lo ideológico puramente abstracto, más casualidades encontraremos en su desarrollo, y más zigzagueos exhibirá en su curva. Pero si trazas el eje medio de la curva, descubrirás que cuanto más extenso sea el periodo considerado y más amplio el campo que se estudia, más paralelamente corre dicho eje al eje del desarrollo económico.

* * *
(Tomado de "The Marx-Engels Reader", tal y como aparece en la página 767, traducido por Baneste).

La Huelga General Obrera de Abril de 1967

DOCUMENTOS HITORICOS

La Huelga General Obrera de Abril de 1967
Salvador Cayetano Carpio.

Fecha: San Salvador, 6 de agosto de 1967.




Fuente:

Texto ubicado y digitalizado por el Centro de Estudios Marxistas "Sarbelio Navarrete" (CEM); puesto en internet por el Servicio Informativo Ecuménico y Popular (SIEP), septiembre de 2009. Esta edición: Marxists Internet Archive, noviembre de 2010. Al citar o reproducir el documento, aparte de marxists.org, favor de mencionar al CEM y al SIEP como las fuentes originales de la versión digital.




I

ANTECEDENTES


Eran las doce de la noche del 30 de noviembre de 1945... Sonaron los pitos de los trenes, anunciando el estallido de la huelga de los ferrocarrileros. A las cero horas un minuto, todo el sistema ferroviario del país estaba paralizado. Horas después, esta gran huelga terminaba con la obtención de las demandas presentadas...



Como ya era tradicional en el país, estas y otras huelgas, organizadas por los trabajadores de diversas industrias y gremios, durante los años 1944-1945, estallaban sin previo aviso, cuando las gestiones pacíficas se agotaban.



La eficacia de las huelgas obreras, como medio para lograr las demandas laborales alarmó a la parte patronal y la decidió a poner frenos legales a las mismas. Casi inmediatamente después de la huelga ferroviaria, el gobierno corrompido e inepto de Salvador Castañeda Castro, fiel sirviente de la reacción interna y externa, emitió la Ley de Conflictos Colectivos de Trabajo (15 de enero de 1946) y creó el Departamento Nacional del Trabajo. Esa ley establecía, entre muchos requisitos difíciles de llenar, un período de 30 días entre el emplazamiento y el estallido de la huelga, para poner en juego toda clase de maniobras a fin de frustrarla antes de su inicio (despidos masivos, amenazas, encarcelamientos de directivos, contratación de esquiroles, etc.). Los trabajadores que emplazaban a huelga acogiéndose a dicha ley, quedaban entrampados en el filo de una tenaza mortal: si a pesar de las maniobras de la empresa, después de treinta días de emplazamiento todavía tenían fuerza para llegar a la huelga, las oficinas del Departamento Nacional de Trabajo se encargaban de declararla ilegal autorizando a la fuerza pública a disolverla. NI UNA SOLA HUELGA, TRAMITADA DENTRO DE LOS TÉRMINOS DE ESA LEY FUE DECLARADA LEGAL POR EL GOBIERNO. Era una Ley destinada a disuadir las huelgas, no a permitirlas. Cientos de panificadores, hombres y mujeres, fueron a parar a la cárcel en agosto de 1946, cuando su huelga fue declarada ilegal. Igualmente fueron declaradas ilegales las huelgas de “La Estrella” y de otras fábricas por esos mismos días, a pesar de haber llenado todos los requisitos de ley. El mitin que los trabajadores organizaron el 15 de septiembre de 1946 en la Plaza Libertad, en protesta por la ilegalización de todas las huelgas, fue masacrado, derramándose la sangre obrera.



Las protestas crecieron, se unieron a ellas otros sectores democráticos del país, especialmente el sector estudiantil, y estalló la huelga general a principios de octubre de 1946. Se paralizó la industria, el transporte y el comercio durante varios días; pero fue disuelta a base de terror, encarcelamientos y destierros. Después de eso, las fuerzas reaccionarias lograron su propósito de disuasión: durante varios años no hubo huelgas obreras. Apenas una que otra, durante el período del llamado Consejo de Gobierno Revolucionario. Varios años después, el Ministro de Trabajo, doctor Mario Héctor Salazar (ahora apoderado de la IUSA), podría jactarse en sus Memorias, leídas en la Asamblea Legislativa, de que existía la “paz social” debido a la ausencia de huelgas; “armonía de clases” lograda a costa de la represión de los trabajadores, de la ilegalización de las huelgas, de la mediatización abusiva del Poder Público sobre los sindicatos.



Esto, por otra parte, significó privar a los trabajadores del derecho a luchar por su mejoramiento colectivo; pues si bien es cierto, que la lucha de la clase obrera por crear y mejorar la legislación laboral logró algunas apreciables conquistas (la sindicalización, la contratación colectiva, el descanso semanal, el Seguro Social, vacaciones, aguinaldos, etc.), los salarios se estancaron, el costo de la vida subió, la explotación se incrementó, las injusticias patronales aumentaron.



Prácticamente desprovista la clase obrera de su derecho de huelga, no estaba en capacidad de luchar colectivamente por el aumento de salarios, ni por un real mejoramiento de sus condiciones de vida. El terror psicológico hizo sus estragos: el temor a acogerse a una ley inefectiva y a que sus huelgas fueran declaradas ilegales, el temor a caer bajo los encarcelamientos y persecuciones,. la actitud de “legalismo a toda costa”. introducida por los agentes divisionistas que el gobierno y los monopolios extranjeros incrustaron en el movimiento sindical, hicieron sus efectos durante años. Ahora mismo, en 1967, grandes sectores de trabajadores devengan todavía salarios que desde 1946 lograron alcanzar a base de luchas: 1.50, 1.25 y 1.00 Colones son salarios corrientes para una gran capa de trabajadores industriales y gremiales.



Sin embargo, el sector patronal no estaba satisfecho. Temía que algún resquicio de la Ley de Conflictos Colectivos de Trabajo pudiera ser todavía aprovechada por los trabajadores y que, en alguna ocasión, una huelga pudiera ser declarada legal. De tal manera, aprovechó la oportunidad que le ofrecía la promulgación del Código de Trabajo (1963) e introdujo en él tales tramitaciones y “regulaciones”, que prácticamente se hizo imposible en El Salvador ejercer legalmente el derecho Constitucional de huelga; ni una sola huelga se ha podido llevar a la práctica exitosamente de acuerdo con dicho Código que es una abierta inspiración patronal, y que ha reflejado con claridad la política laboral antiobrera y reaccionaria del gobierno del Coronel Julio Adalberto Rivera.



II.

ASCENSO

Sin embargo, no se puede esperar que los trabajadores permanezcamos indefinidamente pasivos frente a las angustiosas necesidades económicas y sociales que se van acrecentando día a día. No se puede a estas alturas, vivir con salarios de 2.00 y de 1.00 (ni siquiera con el doble de éstos) en una época en que el alquiler de un cuarto de mesón vale más de 30.00 al mes (1.00 diario), y los alimentos, la ropa y las medicinas “están por las nubes”. La pasividad vendría a ser, en tales condiciones, un suicidio colectivo. Y si un padre o madre de familia pueden estar dispuestos a dejarse matar de inanición, no podrán estar dispuestos a ver con la misma pasividad que sus hijos se vayan consumiendo lenta pero implacablemente, a causa de la desnutrición y las enfermedades provocadas por la miserable alimentación a que dan lugar los salarios de hambre. ¿Cómo puede una madre o un padre alimentar, vestir, dar habitación y educación a 3 ó 4 hijos si devenga de 1.50 a 3.00 Colones? Este es un factor del despertar combativo actual de los trabajadores salvadoreños.


Por otro lado, la estructura de la clase obrera ha ido cambiando aceleradamente. En pocos años ha crecido apreciablemente el sector obrero industrial, a medida que las fábricas han ido poblando al país convirtiéndose en la parte fundamental del proletariado salvadoreño. Es un proletariado joven, de reciente formación, que durante los primeros años no tenía aún muy definida su conciencia de clase, pero que a golpe de explotación e injusticias patronales ha podido ir forjando su conciencia colectiva. El panorama que presenta el proletariado de hoy difiere mucho del de 1946, cuando el sector industrial era mucho menor, y la concentración de obreros en las fábricas no alcanzaba las proporciones actuales. Se puede decir que las acciones reivindicativas de este año están marcando el despertar de un nuevo proletariado industrial en El Salvador.



La urgencia de la lucha por mejores salarios y contra las injusticias patronales chocaba con las estipulaciones legales impuestas por los patronos en el Contrato de Trabajo: chocaba también con el temor a sobrepasar dichas limitaciones patronales, pero los trabajadores tenían que encontrar formas de lucha que les permitieran superar tales dificultades. Los obreros de la construcción (del Hospital Bloom en construcción) aplicaron con éxito los paros cortos. Los médicos de los hospitales se fueron a una huelga exitosa que duró tres días, haciendo a un lado el Contrato de Trabajo. Este ejemplo fue valioso, pues mostró que era posible ganar una huelga sin enredarse en las trabas patronales que el Contrato de Trabajo imponía: que bastaba con la firme unidad, la organización y la decisión necesarias, para triunfar. Luego las enfermeras se disponen a ir a una huelga sin atenerse al Contrato de Trabajo, y triunfan cuando ya estaban en los lindes mismos de la huelga. El camino está trazado. El proletariado asimila la experiencia



Es así como el 18 de diciembre de 1966 (a dos meses de haber conquistado la jornada de 8 horas) en una histórica Asamblea, los pilotos automovilistas acuerdan luchar por el aumento de salarios. Después de varias gestiones infructuosas en el Departamento Nacional de Trabajo, llega el 17 de enero de 1967, cuando los motoristas de los buses urbanos, que en las acciones por reafirmar su derecho a la jornada de 8 horas recobraron confianza en sus fuerzas, se lanzaron a la huelga por lograr un apreciable aumento de salarios. Una tras otra se fueron paralizando todas las rutas de buses urbanos de la capital y comienza a extenderse la huelga a otras ciudades de la República. Alrededor de 1,600 motoristas se fueron a la huelga. Al tercer día de la huelga triunfa arrolladoramente, obteniendo un aumento del cincuenta y cien por ciento en los salarios (4.00) pagados por las empresas. Es notable que tan rotundo éxito se obtuvo después que la mesa de huelguistas rechazó el dañino acuerdo a que había llegado ya con el gobierno la Comisión Negociadora, encabezada por René Barrios Amaya, consistente en permitir un subsidio provisional del gobierno. La huelga de motoristas creó rasgos valiosos que después fueron aplicados por otros trabajadores: los autobuses fueron puestos bajo el cuidado de los propios huelguistas que, disciplinados, conscientes y combativos, estaban dispuestos a defender sus derechos y mantener el más estricto orden y disciplina interna.



La Federación Unitaria Sindical (FUSS), organizó la ágil y amplia solidaridad de los sindicatos a ella afiliados, hacia los huelguistas. El Sindicato Gremial de Pilotos Automovilistas es afiliado a ella. El pueblo se volcó generosamente en su favor. Sólo la C.G.S. (Confederación General de Sindicatos) apegada a una tradicional línea separatista se negó a proporcionar la elemental solidaridad. A despecho de esto, algunos sindicatos más sensibles de esta Central (como eran IUSA y MINERVA) proporcionaron su apoyo solidario.



A continuación, el 13 de febrero, la huelga de 1,800 trabajadores de la fabrica IUSA vino a estremecer a todo el movimiento sindical. La directiva de la C.G.S. apegada a moldes de “legalismo a toda costa” trató de evitarla, pero los trabajadores ya no estaban dispuestos a dejarse arrastrar al tortuoso camino de los cánones patronales del contrato de trabajo en el terreno de las huelgas. Las páginas de heroísmo, valor, disciplina, que durante ocho días escribieron los obreros y obreras de IUSA son imborrables. La guardia que día y noche hacían los trabajadores frente a la fabrica, disciplinados y firmes, con garrotes en la mano, era el símbolo del despertar combativo de los trabajadores industriales. La “C. de G.” (“Comisión de Garroteros”), tanto en su sección masculina como femenina, eran la garantía de que la huelga no podía ser quebrantada por rompehuelgas, y que los trabajadores estaban dispuestos -frente a quien fuere- a defender sus derechos. Es cierto que esta huelga no obtuvo todo el éxito esperado, pero ese resultado no se debió a los huelguistas, sino a los dirigentes de la C.G.S. que no quisieron dar la batalla a fondo y prefirieron claudicar y ejercer presión sobre los trabajadores para que aceptaran un mal arreglo, alegando que la huelga podía ser declarada ilegal y que sus contratos individuales podían ser cancelados.



La FUSS proporcionó el mayor apoyo solidario de todas sus organizaciones, en aplicación de sus principios y mostró que, frente a los patronos, la unidad de acción es necesaria; con lo que merecidamente se ganó un sólido prestigio entre los trabajadores de IUSA. Al siguiente día de terminada la huelga de IUSA, trabajadores de ASEO PUBLICO se fueron a la huelga, asesorados por la FUSS. En esta ocasión, la C.G.S. tampoco proporcionó la solidaridad. Los trabajadores llevaron los vehículos, montaron guardia disciplinada y, al quinto día -25 de febrero- obtuvieron la victoria completa de sus demandas.



¿QUÉ TENÍAN DE COMÚN ESTAS HUELGAS? Que estaban fuera de los cánones patronales del contrato de trabajo. Los periódicos comenzaron a llamarlas “huelgas de hecho”. Eran rasgos comunes: la disciplina, la combatividad, la serenidad y la firmeza, así como la iniciativa creadora de los trabajadores. Cada una de ellas aportaba nuevos elementos a la lucha común, enriquecía la experiencia colectiva. Todas ellas mostraban el inapreciable valor de solidaridad de toda la clase obrera, el valor de la unidad proletaria, y el valor del apoyo de todo el pueblo. Cada nuevo triunfo era un triunfo de la clase trabajadora.



Mediante esas luchas los obreros habían hecho ya su propia experiencia en esta modalidad de huelga, como la más apropiada a las condiciones actuales del país, para la lucha por sus reivindicaciones inmediatas, cuando ya se han agotado los medios conciliatorios y existe suficiente organización, decisión y firmeza. Y así. llegamos al 6 de abril, día en que estalló la huelga de los trabajadores de la Empresa “Acero, S.A.”, cuyos principales accionistas son Antonio y Mauricio Borgonovo, fábrica situada a dos kilómetros adelante de Zacatecoluca: kilómetro 58 de la Carretera del Litoral.



Abramos un paréntesis para recordar la canción de lucha que cantaban los trabajadores de IUSA durante su huelga para elevar su ánimo combativo; canción nacida al fragor de esta batalla de clase:



“CORRIDO A LA HUELGA DE LOS TRABAJADORES DE I.U.S.A.”

(con música de CANANEA)



Hoy les vamos a cantar, lo que sucedió en febrero.

Que se fueron a la Huelga, todititos los obreros. (Se repite)

En la fabrica la I.U.S.A, los telares se han parado.

Los obreros y obreras sus labores han cesado. (Se repite)

El patrono intransigente, comenzó a despedir gente.

Pero los trabajadores agotaron su paciencia. (Se repite)

Hoy reclaman prestaciones, buen salario y trato justo.

Y como están bien unidos, alcanzarán un gran triunfo. (Se repite)

Ni los fríos ni los vientos, ni maniobras patronales,

no pudieron derrotar a las fuerzas sindicales. (Se repite)

Todos los trabajadores apoyamos, sin reservas

esta lucha decidida, que ha de ser un gran ejemplo. (Se repite)

La Federación Textil, la Unitaria Sindical

Hicieron causa común, en la lucha proletaria. (Se repite)



“VIVA LA FEDERACIÓN UNITARIA SINDICAL DE EL SALVADOR

VIVA LA UNIDAD DEL MOVIMIENTO SINDICAL

VIVA LA HUELGA”



En todos los piquetes los huelguistas entonaban esta canción, que en la hora de la madrugada. cuando disminuía la animación, lanzaba al viento el “Coro de los huelguistas” integrado por jóvenes obreras y obreros.



III.

LA HUELGA DE LOS TRABAJADORES DEL ACERO



De los 260 trabajadores de esta fábrica, 185 devengaban un salario de 2.40, del cual invertían 0.6O en el transporte de la ciudad a la fabrica, quedándoles efectivamente sólo 1.80 diarios de salario. Estos obreros industriales ganaban menos que los trabajadores del campo en esa misma zona, los cuales tienen 2.50 como salario mínimo durante la temporada en los cortes de algodón. Las condiciones de trabajo en esa fabrica son inhumanas, abundando los accidentes de trabajo, especialmente en las operaciones del manejo de hierro candente frente a los hornos de fundición. El sólo roce de las varillas de hierro al rojo vivo, que salen a gran velocidad de las bocas de los hornos, es culpable de la mutilación de dedos y manos de muchos trabajadores.



Por otra parte, el trato del patrono y especialmente de un alto jefe administrativo (Augusto César Romero) es injusto y cruel. Pero la gota de agua que colmó la paciencia de los obreros, fue el despido injusto de dos trabajadores (Mauricio Saravia Martínez y otro). Y, asimilando la experiencia de las últimas acciones de la clase obrera, los trabajadores del Acero pensaron en la huelga, como recurso supremo; lo que tomó de sorpresa a la dirección de la C.G.S., a que estaba afiliado el sindicato. En la Asamblea del Sindicato, Felipe Antonio Zaldivar, dirigente de la Federación de la Industria de Construcción, Similares y Transporte (FESINCONSTRANS), a la que pertenecía el sindicato, no veía con aceptación la huelga y trató de disuadirla.. mostrando a los trabajadores el cuadro de dificultades que ella les ocasionaría; pero los trabajadores estaban decididos y por unanimidad acordaron ir a la huelga, dándole al patrono un plazo de 48 horas para negociar.



Una vez acordada, Zaldivar les aconsejó que no incluyeran demandas de salarios, pues eso se negociaría “dentro del Contrato Colectivo”. Así, las peticiones se limitaron a: a) transporte, b) expulsión del señor Romero; c) reintegro al trabajo de los 2 trabajadores despedidos. La C.G.S., a través de Zaldivar que era su Secretario de Organización, ya que se vio forzada ante la presión de los trabajadores a aceptar la huelga, quería un triunfo superficial y fácil, vaciándolo de contenido reivindicativo. Los directivos del Sindicato estuvieron en San Salvador al siguiente día, y se entrevistaron con directivos de la FUSS, solicitando orientación.



Estos les dijeron que no era concebible ir a una huelga como ésta sin demandar aumento de salarios, sobre todo en un lugar en donde los trabajadores sufrían salarios tan bajos. Dejar pasar la huelga y esperar a que esos salarios aumentaran en las tediosas negociaciones del Contrato Colectivo seria un gran error. Los directivos del Sindicato se convencieron de esa necesidad y Zaldivar tuvo que aceptar a regañadientes que se incluyera la cláusula de aumento de salarios en un 40%.



LAS LINEAS REIVINDICATIVAS DEL CONFLICTO QUEDARON TRAZADAS.



El patrono se negó a negociar. Pasaron las horas del ultimátum y los trabajadores, en memorable Asamblea celebrada en la noche del 5 de abril, decidieron declarar la huelga y se dirigieron a la fabrica desde la ciudad. El jueves 6 de abril se alinearon frente al portón principal y demás accesos de la fabrica; bloquearon el paso, y desde ese instante nadie pudo entrar ni salir, ni el patrono ni el personal administrativo. Sólo se permitió el ingreso y cambio de turno de las parejas de Guardia Nacional que la empresa solicitó para que cuidara las instalaciones. El cuadro clásico de otras huelgas se repitió: la disciplina, el orden, la combatividad y la firme decisión de triunfar. Se organizaron las comisiones necesarias para sostener la huelga: de abastecimientos, cocina, finanzas, etc.



La FUSS prestó toda su asistencia desde el primer instante. En la reunión última estuvieron delegados de ella, quienes acompañaron a los huelguistas desde el primer momento del conflicto. Los Sindicatos de la C..G.S. también acudieron solidarios. Las diferencias entre los delegados de unos y otros sindicatos se borraban frente al anhelo común de vencer la resistencia patronal.

LA UNIDAD EN LA ACCIÓN HACIA EN EL COMBATE

A la par de esto, el pueblo de Zacatecoluca se volcó a favor de los huelguistas y especialmente las mujeres de los mercados, proporcionaban víveres constantemente. Usulutan y San Vicente también mostraron su apoyo a los huelguistas. Las organizaciones progresistas como “Fraternidad de Mujeres Salvadoreñas”, “Asociación General de Estudiantes Universitarios Salvadoreños”, las asociaciones estudiantiles, frentes y otras organizaciones dieron su apoyo efectivo, organizando colectas entre diversos sectores, especialmente en los mercados, y entre profesionales.

Mientras tanto, la parte patronal, apoyada por toda la burguesía adoptó una posición irreductible: no entrar en negociación, mientras los huelguistas no volvieran a su trabajo: “la huelga es ilegal, decía, es necesario que los trabajadores vuelvan a los carriles del Contrato de trabajo. No negociaremos bajo presión”. La Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) y demás Asociaciones patronales hicieron de la batalla del Acero su propia lucha por obligar a toda la clase obrera a encajonarse dentro de su propia legislación patronal.

Ellos, que a cada instante pisotean los derechos de los trabajadores y violan el contrato de trabajo cometiendo toda clase de arbitrariedades y despidos, pasando sobre las mínimas garantías que las leyes establecen a favor de los trabajadores, se volvieron de repente los más celosos defensores de la legalidad que ellos mismos han anulado a base de injusticias. En boletín publicado en los periódicos del 8 de abril, la ASI -representativa del sector industrial salvadoreño- exige a los trabajadores “respetar la legislación laboral vigente buscando la solución de divergencias en el marco estrictamente jurídico que nuestro contrato de trabajo establece en estos casos”.

Los patronos se movilizan y se deciden a dar una lección a todos los trabajadores en el caso de “Acero, S.A.”. Quieren sentar un precedente para que ningún grupo de trabajadores vuelva jamás a pensar en irse a la huelga de hecho. Eso equivalía a tratar de arrebatarle definitivamente a los obreros el derecho constitucional de huelga, que a través del contrato de trabajo patronal era imposible ejercer.

UNA IMPORTANTE BATALLA ENTRE LA CLASE PATRONAL Y LA CLASE OBRERA, QUEDÓ PLANTEADA.

La ASI plantea las cosas desde un punto de vista irreversible. Están en juego, dice, los principios mismos en que se basa la estructura jurídica del país. Está en juego el principio de la legalidad. Si ésta se desmorona, el ordenamiento jurídico de la República se derrumba; “el abandono del sistema jurídico significa el abandono de la plataforma en que se asienta nuestro sistema democrático y traería como consecuencia indiscutible la incertidumbre y el caos en toda materia”. (Pronunciamiento de la ASI del 8 de abril de 1967).

En declaración del 10 de abril, la misma asociación expresa: “Estamos obligados a reconocer que el respeto a la Ley es norma de conducta de la colectividad”. De tal manera, la ASI eleva el conflicto. del terreno laboral al plan de un problema “vital” para la estructura legal del país. Es necesario aplastar a los huelguistas, para conservar el “principio de autoridad”, el principio de legalidad, fundamento de la vida jurídica del país.

De acuerdo con eso la ASI exigió al Ministro de Trabajo acciones enérgicas contra los huelguistas y envió sus directivos a entrevistarse personalmente con el Ministro de Trabajo para formularle directamente esas exigencias. Este no tardó en obedecer las órdenes de los patronos. El gobierno se decidió a romper la huelga de una vez por todas, y hacer prevalecer el “principio de legalidad” patronal, en importante resolución del Ministerio de Trabajo. poniendo en marcha toda la maquinaria antiobrera prevista por dicho instrumento capitalista.

En la tarde del 12 de abril, frente a la fabrica donde los huelguistas montaban guardia, un delegado del Ministerio de Trabajo leyó la siguiente Resolución:

“DIRECCIÓN GENERAL DEL DEPARTAMENTO NACIONAL DEL TRABAJO:

San Salvador, a las diecisiete horas y veinticinco minutos del día diez de abril de mil novecientos sesenta y siete.

Habiéndose comprobado suficientemente en autos, que los trabajadores de la Fábrica de Productos Metálicos, propiedad de “Acero, S.A.”, ubicada en el kilómetro 58 de la Carretera del Litoral, jurisdicción de Zacatecoluca, han ejecutado una huelga en contravención a lo dispuesto por el Contrato de Trabajo, a petición del Doctor Ramón Ávila Agacio, en su carácter de Apoderado General Judicial del patrono afectado, esta Dirección General, RESUELVE:

A) Señalase el plazo de cinco días a los trabajadores de la mencionada fabrica para que vuelvan al desempeño de sus labores en los horarios respectivos.

B) Previénese a los trabajadores en huelga que los contratos individuales de trabajo que les vincula a la Sociedad “Acero, S.A.”, terminarán sin responsabilidad patronal si vencido el plazo que se señala en esta resolución, no se hubieren presentado a reiniciar sus labores.- CHAVARRIA, A.- ANTE MI:

M. A. Lazo, Srio.
RUBRICADAS. –

De esta manera, LA SUERTE ESTABA ECHADA, LA CONFRONTACIÓN DE LOS TRABAJADORES CON LOS PATRONOS Y EL GOBIERNO SE VOLVIÓ INEVITABLE.

IV.

UNIDAD DE ACCIÓN

Cuando en esa memorable tarde del miércoles 12 de abril el delegado del Ministerio de Trabajo notificó a los huelguistas el “plazo fatal” (como lo calificó un periódico) la situación tomó definitivamente el rumbo hacia una abierta confrontación obrero-patronal. Los obreros del Acero, formados frente a la fabrica, realizaron Asamblea General, y en medio de gran indignación causada por la acción patronal del Ministerio, reafirmaron unánimemente su decisión de continuar la huelga hasta morir o triunfar. He aquí las decisiones adoptadas en esta histórica Asamblea:
 
“Ante tan incalificable atropello que constituye el fallo dado por el Ministerio de Trabajo, en contra de los que estamos ejerciendo el derecho de huelga plenamente reconocido por la Constitución de la República. ante la negativa patronal de satisfacer las justas demandas que hemos planteado, los trabajadores de la Fábrica de ACERO S.A., reunidos en la Asamblea General Extraordinaria el miércoles 12 de los corrientes, por unanimidad ACORDAMOS:

a) Rechazar la Prevención hecha por el Ministerio de Trabajo que pretende lanzarnos a la desocupación y condenar a nuestras familias a la miseria y el hambre;

b) No ingresar a trabajar a la fabrica ni permitir el ingreso de ninguna persona, el próximo lunes 17 de los corrientes, que termina el plazo señalado por el Ministerio de Trabajo:

c) Responsabilizar al Ministerio de Trabajo, al Gobierno y a la Asociación Salvadoreña de Industriales, (ASI), de los sucesos que puedan ocurrir a la entrada de la fabrica ACERO, S.A., el próximo lunes y

d) Solicitar a todas las Organizaciones Sindicales del país su respaldo moral económico y material, en vista de que el fallo mencionado lesiona gravemente nuestro conflicto de huelga y los derechos fundamentales de los trabajadores salvadoreños. en defensa de esta lucha que estamos desarrollando, hasta alcanzar el triunfo total de la huelga.”

Los patronos y el gobierno, al decidirse a aplastar a los obreros del Acero, querían aplastar el derecho constitucional de huelga de todos los trabajadores, pero al hacerlo, menospreciaban la fuerza de la solidaridad del movimiento sindical.

Durante años la patronal, el gobierno y el imperialismo han fomentado profunda división en el movimiento sindical; han gastado millones de dólares en ello. En ese tiempo han lanzado a la cárcel y al destierro a millares de activistas sindicales, y ya creían que era imposible que la clase obrera se uniera para contestar unida a esta agresión gubernamental-patronal a sus derechos constitucionales. Pero los obreros del Acero no estaban solos. En su defensa coincidían todos los sindicatos del país, independientemente de su afiliación sindical. La solidaridad que en las anteriores huelgas y en ésta se había llevado a cabo sin acuerdos previos entre los sindicatos de distintas centrales sindicales, solidaridad que la FUSS había impulsado y organizado, había hecho madurar condiciones para alcanzar una nueva calidad.

Y, en aquel momento crucial. en aquel ambiente de firme y decidido rechazo de los huelguistas al ultimátum del Ministerio de Trabajo, después de haber sido aprobadas tales resoluciones, un representante de la Federación Unitaria Sindical de El Salvador, ante la Asamblea que estaba pendiente de sus palabras, en nombre de la FUSS y de acuerdo con sus principios unitarios, propuso solemnemente a la CGS, hacer un pacto de unidad de acción en defensa de los trabajadores del Acero y del derecho constitucional de huelga: “Tenemos diferencias de diversa índole, dijo, pero como trabajadores tenemos intereses fundamentales comunes. Frente a la patronal debemos estar unidos y dar las batallas juntos. Si no nos unimos, los obreros del Acero serían derrotados y el derecho constitucional de huelga de todos los trabajadores del país será liquidado por la clase patronal y el gobierno que la representa”.

Los trabajadores huelguistas recibieron con entusiasmo la propuesta de la FUSS y se aprestaron a escuchar la respuesta de los representantes de la C.G.S. Estos, al tomar la palabra dijeron que la C.G.S. no estaba dispuesta a llevar a cabo la unidad con la FUSS “porque tenemos hondas diferencias”. El brutal rechazo de la unidad, en un momento tan solemne, retrató de cuerpo entero la clásica orientación separatista que siempre había aplicado la dirección de la C.G.S., y provocó el descontento agudo entre las filas de los huelguistas quienes a continuación, tomaron el importante acuerdo de pedir a la FUSS y a la C.G.S. que se unieran en esta eventualidad y encomendaron a la Junta Directiva del Sindicato reunirse inmediatamente con los representantes de la C.G.S. y de la F.U.S.S., por separado para trasladarles oficialmente la petición de la Asamblea.

Mientras la Junta Directiva del Sindicato se reunía en un rancho, a la vera del camino, con los delegados de la C.G.S., los de la FUSS adelantaban los preparativos, elaborando el proyecto del pacto de unidad que deberían firmar ambas centrales. Al terminar su reunión con los delegados de la C.G.S., los directivos del Sindicato manifestaron a los delegados de la FUSS: “la C.G.S. rechaza la unidad y nos amenaza con que si seguimos insistiendo en ella, nos abandonará. Nos dicen que escojamos entre ustedes y ellos. En momentos como los que estamos pasando, no podemos permitir que ellos nos abandonen y les hemos dicho que seguiremos con ellos, porque sabemos que la FUSS no nos abandonará; pues ya conocemos su línea unitaria que hemos comprobado en la práctica en estos días.”

Los representantes de la FUSS contestaron que ésta en ninguna circunstancia abandonaría a los compañeros del Acero y que, al contrario, desde ese momento intensificaría más aún sus acciones de solidaridad y que pediría a los sindicatos que las reforzaran. Que no estaba la FUSS disputando en ningún momento la dirección de la huelga ni del Sindicato, pero que si proponía la unidad de acción de las dos centrales era porque esto haría más eficaz la lucha en defensa de los trabajadores huelguistas. En un momento como éste, sólo la gran fuerza unida de los trabajadores puede impedir que la patronal y el gobierno consumen su propósito de arrebatarnos el derecho de huelga y puntualizaron: “Si los directivos de la C.G.S. siguen rechazando la unidad, cometen contra ustedes y contra todo el movimiento sindical una traición más que en el caso de IUSA, y ello repercutiría profundamente en sus bases sindicales”. Para finalizar, se mostró a los directivos del Acero el proyecto de pacto de unidad que había preparado la FUSS. La noche pasó en un ambiente de frustración.

A las 9 de la mañana siguiente, los representantes de la FUSS que se encontraban en el lugar de la huelga, fueron notificados de que la Junta Directiva de la C.G.S. se había reunido de emergencia en esa misma mañana y que había acordado cambiar de actitud y aceptar la propuesta de la unidad de acción formulada por la FUSS. Se concertó una reunión de los Directivos de la C.G.S. y de la FUSS en Zacatecoluca para esa misma tarde, para formalizar el pacto de unidad y elaborar los planes de acción unida.

Por la tarde, en histórica Asamblea celebrada a campo abierto en un predio frente a la fábrica, los directivos de ambas centrales dan a conocer a los huelguistas su decisión de unir sus acciones en su defensa y por el derecho a huelga; “frente a la unidad de la patronal los trabajadores respondemos con la unidad del movimiento sindical. El triunfo de esta batalla está asegurado, compañeros”, decían casi todos los que intervinieron. La emoción embargaba a todos los presentes, en ese instante memorable, y los huelguistas que tomaron la palabra juraron que si se llegara el caso, primero se pasaría sobre sus cadáveres pero que no se lograría derrotar la huelga. Uno de los huelguistas, dijo: “en el futuro se ha de levantar en este predio una placa que haga recordar el sitio donde el movimiento sindical se unificó para defender sus derechos”.

Los directivos de ambas centrales y del Sindicato se trasladaron a Zacatecoluca a formalizar el compromiso de unidad y a elaborar los planes de acción común. Se elaboraron dichos planes y al finalizar la reunión se acordó el texto definitivo, firmado por los directivos, del comunicado público en que se daba a conocer la unidad de acción de las dos centrales: “LA CONFEDERACIÓN GENERAL DE SINDICATOS (C.G.S.) Y LA FEDERACION UNITARIA SINDICAL DE EL SALVADOR (F.U.S..S.), en nombre y representación de sus organizaciones sindicales afiliadas, se dirigen al Pueblo Salvadoreño en general y a la clase trabajadora en especial, para definir públicamente su posición de lucha, frente a la ofensiva patronal que pretende quebrantar a toda costa la heroica lucha de los trabajadores de la fábrica de “Acero, S.A.” y que constituye un intento reaccionario de privar a los trabajadores del país del Derecho de Huelga, plenamente reconocido por la Constitución Política, de encadenarlos a la estricta observación de las disposiciones del Código de Trabajo, que ha probado ser un instrumento patronal e inoperante. La C.G.S. y la FUSS están proporcionando su apoyo decidido al movimiento de huelga de los trabajadores de “Acero S.A.”, porque sus demandas tienen como objetivo alcanzar mejores condiciones de trabajo y de vida. Sobre todo, un trato digno y humano.

La prevención hecha por el Ministerio de Trabajo a los trabajadores de la fábrica “Acero, S.A.”, tienen el propósito de anular definitivamente sus aspiraciones de mejoramiento y persigue, además, la negación absoluta de un derecho fundamental de los trabajadores: EL DERECHO DE HUELGA. En consecuencia, la C.G.S. y la FUSS hacen responsables, desde ya, al Ministerio de Trabajo, al Gobierno de la República y a las Asociaciones patronales, de los hechos y acontecimientos que puedan sobrevenir el próximo lunes 17 de los corrientes en la fábrica de “Acero, S.A.”. POR TANTO; ACUERDAN:

I- Unir las fuerzas de ambas Centrales Sindicales en defensa de los trabajadores de Acero, S.A.” y por el triunfo total de su movimiento de huelga;

II- Unir las fuerzas de ambas organizaciones en defensa del Derecho Constitucional de Huelga, que es
amenazado seriamente por la clase patronal, y por las decisiones tomadas últimamente por el
Ministerio de Trabajo;

III- Preparar y ejecutar conjuntamente un plan de acción dirigido a asegurar el triunfo de la justa lucha
de los trabajadores de “Acero, S.A.”, y para garantizar el ejercicio pleno del Derecho Constitucional de
Huelga.

San Salvador, 13 de abril de 1967”.

LAS FUERZAS ESTABAN ALINEADAS: por un lado todas las asociaciones patronales respaldando a “Acero, S.A.”, ayudadas activamente por el gobierno, y por el otro, prácticamente todo el movimiento sindical del país en unidad de acción a través de las dos grandes Centrales Sindicales.

¿Qué factores habían motivado el cambio de conducta de la C.G.S.? ¿Por qué apoyaron la unidad ellos, cuyo signo básico ha sido la división? Veamos algunas de estas razones:

Es evidente que la correcta y constante aplicación de la línea de unidad de la FUSS, al calar en las propias bases de la C.G.S.. había hecho madurar condiciones para la unidad de acción. La dirección de la C.G.S. no podía ya en un momento así hacerse simplemente la desentendida: si rechazaba de plano la unidad, quedaría en evidencia ante sus propios afiliados y eso le hubiera causado un daño irreparable, mayor aún que el que le causó su conducta en el caso de la IUSA. Porque la línea unitaria aplicada por la FUSS, acorde con los intereses de los trabajadores, tiene dos aspectos inseparables:

a) Unidad de todos los trabajadores en la lucha por las reivindicaciones de la clase obrera,

b) Lucha contra las malas acciones de la dirección de la C.G.S. que menoscaben los intereses de los trabajadores. Lo primero había desbrozado el terreno para las acciones unidas, y lo segundo, había elevado la conciencia y la claridad ideológica en las propias bases de la C.G.S.

2) La directiva de dicha Confederación se vio ante la fuerte y directa presión de los huelguistas y ante la creciente presión de una gran parte de sus propios sindicatos, en donde las bases combaten abiertamente las acciones inconsecuentes de la dirección cegesista, al grado de que varios de estos sindicatos expresan cada vez más abiertamente su anhelo de hacer la unidad con la FUSS o de afiliarse a ésta.. En tal sentido, sus propias bases obligaron moralmente a la dirección de la C.G.S. a aceptar la acción unida.

3) Y esto sucedía en una coyuntura política especial en un momento en que se habían agudizado mucho las contradicciones en el seno del gobierno y del partido oficial, y las camarillas gobernantes salientes y entrantes luchaban a brazo partido por sus posiciones políticas en el futuro gobierno. Estas contradicciones en el seno de las clases dominantes fueron aprovechadas por el movimiento unitario para unir las bases sindicales en la acción común contra la patronal, que quería asestar un golpe mortal a los derechos de huelga, vale decir, arrebatarle, los medios de luchar por sus derechos. Tal es el contenido estratégico de esta acción de unidad.

Esta unidad tenía un rasgo característico: no había sido lograda por conciliábulos ni cabildeos entre los dirigentes, sino frente a las masas y por la acción directa de las bases sindicales. Era una unidad de una nueva calidad, nacida al calor de la lucha reivindicativa.


Leer el documento completo en línea: