viernes, 31 de agosto de 2012

Notas del Compa Gilman



LAS NOTAS DEL COMPA GILMAN (#5)


En el 10 de septiembre de 2003, el campesino coreano, Lee Kyung Hae, se suicidó en medio de una protesta contra la WTO (La Organización de Comercio Internacional) en Cancún México. Él y otros 150 campesinos coreanos se sumaron a la protesta de 16,000 campesinos de todo el mundo contra los planes de los gobiernos capitalistas a las importaciones agrícolas.

Él nació en 1947 y estudiaba agricultura en la universidad. Sus 30 hectáreas fueron un modelo donde legaban estudiantes de agricultura para estudiar. Pero el gobierno coreano empezó la importación de carne de Australia. Los campesinos coreanos no podían competir. Lee Kyung Hae no pudo pagar los préstamos a los bancos. Los bancos le quitaron su tierra. Él hizo 30 huelgas de hambre contra la política neoliberal. En su último testamento escribe cómo otros campesinos se han suicidado y que la tierra agrícola está siendo cubierita con carreteras y edificios. Reconoce que esto está pasando en todo el mundo. Hasta los campesinos de Chiapas hicieron un acto de luto por él.

El sistema neoliberal de agricultura convierte el campo en fábricas de comida, con abono artificial, con semilla fabricada por Monsanto, y que haya unos pocos terratenientes-capitalistas.

 
Earl Gilman.

jueves, 30 de agosto de 2012

Mitología Griega (4)



MITOLOGIA GRIEGA: EL ORIGEN DE LA HUMANIDAD

Por Baneste

Los griegos de la antigüedad tenían varias teorías en cuanto al origen del ser humano, siendo por mucho tiempo la más generalizada la creencia de que éste había brotado de la tierra al igual que nacen las plantas en los campos. Creían que el ser humano primitivo era salvaje igual que los animales no domésticos, que carecía de morada a excepción de las que la naturaleza proveía tales como las cuevas, los orificios en las grandes rocas, o las densas arboledas cuyas extendidas ramas le protegían de la lluvia y el sol.

Los griegos también creían que con el transcurso del tiempo los seres humanos primitivos fueron paulatinamente dejando de ser salvajes y fueron civilizados por los dioses y héroes mitológicos, quienes les enseñaron a trabajar el metal, la construcción de viviendas, y muchas otras artes de la civilización; pero asimismo creían que después de estos avances, la humanidad se había degenerado, por lo que los dioses determinaron destruirla a través de un diluvio, habiendo sido salvados únicamente Deucalión y su esposa Pirra, por ser ambos muy misericordiosos.

Bajo la directriz de su padre Prometeo, Deucalión construyó una embarcación en la cual él y su esposa se protegieron del diluvio que se prolongó por nueve días con sus noches, después del cual, al disminuir las lluvias, dicha embarcación quedó varada en el Monte Otris, en la región de Tesalia, procediendo esta pareja de sobrevivientes a consultar el oráculo de Temis, para saber de qué manera sería restaurada la humanidad. La respuesta que obtuvieron fue que ambos debían cubrir sus cabezas y lanzar los huesos de su madre detrás suyo. Esta orden del oráculo les mantuvo perplejos por algún tiempo en cuanto a lo que podría significar, pero a la larga ambos concordaron que por “huesos de su madre” debían entender “piedras de la tierra”, por lo que procedieron a recoger piedras del suelo y a lanzarlas hacia atrás, por sobre sus hombros. De las piedras que lanzó Deucalión surgieron hombres, mientras que de las que fueron lanzadas por Pirra, brotaron mujeres. Con el tiempo esta creencia fue sustituida cuando se construyeron los templos para honrar a los dioses y se instituyeron sacerdotes para ofrendar sacrificios e instruir con nuevas enseñanzas a la gente.

Estos sacerdotes pasaron a ser considerados como la máxima autoridad en relación a todos los quehaceres religiosos, y la doctrina que ellos enseñaban era que el ser humano había sido creado por los dioses, y que se habían sucedido varias edades o civilizaciones humanas, siendo éstas la Edad de Oro, la Edad de Plata, la Edad de Bronce y la Edad de Hierro. Enseñaban que en la Edad de Oro la vida era de una incesante complacencia y felicidad, estando ausentes el dolor y el sufrimiento. Los afortunados mortales que vivieron durante esa era, llevaban vidas rectas, sin pecado y sin malas conductas. La tierra producía flores y frutas en gran abundancia sin la necesidad del trabajo humano, y la guerra era desconocida. Esta divinizada existencia para los humanos de esa época se prolongó por cientos de años, y cuando llegaban al final de sus vidas en la tierra, la muerte les tocaba tan suavemente que fallecían sin ningún tipo de sufrimiento como en un sueño feliz, y continuaban su existencia convertidos en espíritus ministeriales en el Hades, cuidando y protegiendo a aquellos que habían amado y habían dejado atrás en el mundo.

Los sacerdotes le enseñaban a los griegos que los seres humanos de la Edad de Plata, debían pasar mucho tiempo creciendo, y durante su infancia, la que se prolongaba por cientos de años, padecían de una salud muy quebrantosa y eran sumamente débiles. Cuando llegaban a convertirse en adultos, vivían un tiempo muy corto, debido a que no se abstenían de injuriarse entre ellos mismos ni respetaban a los dioses, razones por las cuales fueron desaparecidos de la tierra y enviados al Hades, lugar donde deambulaban sin descanso como espíritus en pena añorando los placeres de los que habían disfrutado en la vida.

En cuanto a los humanos que existieron durante la edad de bronce, los antiguos sacerdotes griegos enseñaban que éstos habían constituido una raza muy peculiar de seres, habiéndose diferenciado de los de la Edad de Plata por su gran su gran fortaleza física y su espíritu emprendedor. Todo lo que rodeaba a estos mortales estaba hecho de bronce, incluyendo sus herramientas y sus viviendas. Eran fuertes de mente y corazón, empecinados y crueles, y fueron los iniciadores de las guerras. Los seres humanos de la Edad de Bronce llevaban una vida de mucho esfuerzo, competencia y disputa, habiendo roto la tranquilidad del mundo, puesto que solamente se sentían felices cuando estaban en conflicto entre ellos mismos.

Hasta ese entonces, de acuerdo con la mitología, Temis, la diosa de la justicia había estado morando entre los humanos, pero al sentirse desencantada por su malevolencia abandonó la tierra y alzó su vuelo de retorno a su morada celestial. Al final los dioses se fastidiaron de esa raza de humanos y los quitaron de la faz de la tierra, enviándolos al Hades, lugar donde compartieron el mismo destino que sus antecesores de la Edad de Plata.

Se arribó entonces a la Edad de Hierro, durante la cual la tierra solamente producía sus frutos después de mucho trabajo y esfuerzo, y al haber sido abandonada por la diosa de la justicia, no quedaba entre la humanidad ninguna influencia suficientemente fuerte para alejarlos del pecado y la maldad. Esta condición se fue empeorando con el paso del tiempo hasta que por último Zeus, encolerizado, soltó las aguas del cielo y ahogó a todos y cada uno de esos seres humanos, exceptuando a Deucalión y Pirra.

Hesíodo, poeta griego del siglo VII A.E. C., sostenía la teoría de que el Titán Prometeo, hijo de Iapeto, había hecho al humano del barro, y que Atenea le había dotado de alma con su aliento. Repleto de amor hacia los seres que él había creado, Prometeo se propuso cultivar sus mentes y mejorar sus condiciones en todo aspecto, por lo que les enseñó la astronomía y las matemáticas; el alfabeto y la cura de enfermedades, y el arte de la adivinación. Habiendo creado esta raza en gran cantidad, los dioses consideraron necesario establecer reglamentaciones para regular los sacrificios ofrendados a ellos y la adoración que los mortales debían observar con rituales como recompensa a la protección divina. Reunidos en una asamblea en Mecone, todos los dioses decidieron que Prometeo, en su calidad de benefactor de los humanos, debía sacrificar un buey dividiéndolo en dos partes iguales, y que los dioses debían seleccionar la porción que a partir de entonces, en todos los sacrificios futuros, les correspondería. Prometeo procedió tal lo acordado, pero muy hábilmente cubrió la parte que contenía solamente huesos con la grasa que resultaba apetitosa para las deidades, mientras que la otra parte conteniendo todo lo comestible la envolvió con la piel, colocando encima las vísceras del animal.

Pretendiendo haber sido engañado, Zeus escogió el montón de huesos, pero se dio cuenta de la intención del ardid, enfureciéndose tanto contra Prometeo que se vengó negándose a proveer a los humanos con el conocimiento del fuego. Sin embargo, Prometeo determinó valerosamente confrontar al máximo dios del Olimpo, y obtener la chispa elemental, tan necesaria para el progreso y la comodidad de los mortales. Consecuentemente procedió a robarse el fuego del carruaje de Helios, trayéndolo en una cañuela y proveyéndoselo a los humanos. Encolerizado por haber sido engañado nuevamente, Zeus decidió vengarse tanto de los humanos como de Prometeo. Para tal propósito le ordenó a Hefestos que moldeara una hembra muy hermosa de barro, la cual al estar hecha, fue llamada Pandora, siendo dotada por los dioses con muchos atributos y encantos convirtiéndola en una mujer muy afable e irresistible.

Esta hermosa criatura fue conducida a la casa de Epimeteo por el mensajero de los dioses, el cual era Hermes. Entretanto, Epimeteo había sido aconsejado por su hermano (Prometeo) que nunca debía aceptar ningún regalo proveniente de los dioses, pero se embelezó tanto con la aparición de tan hermosísima mujer, que no pudo más que recibirla en su casa y matrimoniarse con ella. Empero, no pasó mucho tiempo para que se arrepintiera de su decisión. El poseía una jarra de extraña manufactura que contenía todas las bendiciones reservadas por los dioses para la humanidad, habiéndole sido prohibido abrirla. Sin embargo, la portentosa curiosidad de la hembra no logró resistir la tentación, y Pandora se decidió a descubrir el misterio a cualquier precio.

Al presentarse la oportunidad, Pandora abrió la tapa de la jarra, e inmediatamente todas las bendiciones que los dioses habían reservado para los mortales se escaparon; pero al ver esto ella se apresuró a tapar nuevamente la jarra evitando que las dos últimas bendiciones, Rectitud y Esperanza, también se escaparan.

Habiendo consumado su venganza contra la humanidad, el dios Zeus procedió a vengarse de Prometeo, encadenándolo a una roca en el Monte Cáucaso, y enviando un águila diariamente para que le picara el hígado, el cual se restablecía durante la noche prolongando de este modo el incesante tormento. Fueron treinta años los que Prometeo soportó el horrible castigo, pero al final de ese tiempo, Zeus le permitió a su hijo Hércules matar al águila, para aliviar el sufrimiento.

martes, 28 de agosto de 2012

Crisis de Poderes en El Salvador

¿QUIEN FUE EL VERDADERO GANADOR DE LA MAL LLAMADA “CRISIS DE PODERES” EN EL SALVADOR?

Por Baneste

Después de muchos días de parálisis institucional generada por los politiqueros que se han ecumbrado en el poder en el estado de El Salvador, hubo solución, de acuerdo con lo declarado por los protagonistas. La estupenda solución es que todo sigue lo mismo, con pequeños cambios de posiciones. Una gran pérdida de tiempo en un país donde el tiempo urge de atención a los problemas reales que asfixian a nuestro pueblo. Otro malgasto de recursos solamente para ponerse de acuerdo en cómo se van a repartir las millonarias cuotas de dinero y el posicionamiento en el aparato de poder.

En todo conflicto siempre hay un ganador y un perdedor. En esta ocasión nuevamente el perdedor es el pueblo salvadoreño. El ganador es la nefasta clase política corrupta que se ha enquistado en el poder en nuestro país. Ellos celebran con risas reprimidas otra victoria de su triquiñuela conducta y accionar politiquero.

La enumeración de los ganadores y sus ganancias, aparte de las ya mencionadas (distribución de los fondos del estado y posicionamiento institucional), es la que sigue:

1. El presidente de la república, Mauricio Funes, aparece como un abanderado de la solución negociada, recuperando puntos en la calificación de la proyección de su imagen.

2. La cúpula ultraderechista de ARENA aprovecha la distracción del espectáculo para imponer como siempre ante sus “bases” a su candidato para las elecciones del 2014.

3. El grupo dirigencial de la izquierda electorera del FMLN presenta como “avance”, de cara a la población, la reforma legislativa que excluye a los energúmenos miembros de ANEP de las instituciones autónomas, aunque éstos continúan enriqueciéndose al tener el control de las instituciones del estado que privatizaron los arenazis.

4. Los grupúsculos de oportunistas consagrados enfilados en los partidos CD, PES y CN se presentan ante el electorado como entes divorciados de la odiosa derecha, y enfocados ahora en el “bien nacional.”

5. Indiscutiblemente, el que más gana es GANA, copando posiciones que le permiten cada vez ejercer mayor influencia en la toma de deciciones, sin contar con una representatividad que justifique lo que obtiene.

6. Otro personaje que seguramense se carcajea tras bambalinas es el ex presidente que acumuló muchos millones, al ver cómo en un paísito como el nuestro hacer política es como jugar el famoso juego de computadora “Trópico”, mientras observa complacido cómo la posibilidad de su candidatura para un próximo periodo presidencial cada vez aparece menos descabellada y más aceptable ante la opinión pública.

El Circo Electorero ya comenzó, y la Pachanga de las Elecciones de 2014 ya está viento en popa. Los buitres de la clase política no se reservarán nada para agenciarse no solamente su cuota de poder, sino también la llamada “deuda electoral” que no es otra cosa que el dinero de los contribuyentes con la que los politiqueros se pagan su pachanga electorera.


Desglosamiento de las siglas usadas en esta nota:

ARENA: Alianza Republicana Nacionalista.

FMLN: Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional.

ANEP: Asociación Nacional de la Empresa Privada.

CD: Cambio Democrático.

PES: Partido de la Esperanza.

CN: Concertación Nacional.

GANA: Gran Alianza Nacional.

La Mitología Griega (3)


Saturno, el equivalente romano de Cronos.
LA SEGUNDA DINASTIA DE LOS DIOSES GRIEGOS

Por Baneste


CRONOS

Cronos era el dios del tiempo, en el sentido de perpetuidad infinita. El se unió a Rea, hija de Urano y Gea, siendo ella una diosa muy importante en la mitología griega. Los hijos que procrearon estas deidades fueron: Hades, Poseidón, Zeus, Hestia, Deméter y Hera.

Cronos estaba temeroso de que sus hijos podrían algún día rebelarse contra él, para que se cumpliera la predicción de su padre Urano, a quien él había derrocado. Para evitar esto, de acuerdo con la leyenda, Cronos se tragaba cada uno de sus hijos, según iban naciendo, provocando mucho dolor e indignación a su esposa Rea.

Cuando nació Zeus, el sexto y último infante en nacer, Rea se resolvió a salvar al menos a esta criatura, para cuidarlo y amarlo, y le pidió consejo a sus padres, Urano y Gea. Siguiendo las instrucciones de éstos, envolvió una piedra en pañales de bebé, y Cronos, apresuradamente, se la tragó sin darse cuenta del engaño. De este modo el bebé fue salvado, y con el tiempo, derrocó a su padre Cronos, convirtiéndose él mismo en dios supremo, habiendo sido venerado como el máximo dios de los griegos.

Rea envió ocultamente a su recién nacido a Creta, en su ansiedad de preservar el secreto de su existencia a Cronos, donde el niño fue cuidado, protegido y educado. Se creía entre los griegos que una cabra sagrada de nombre Almatea le proveyó la leche maternal; las ninfas le alimentaron con miel, y las águilas y palomas le traían el néctar de ambrosia, el alimento de los dioses.

El niño se mantuvo escondido en una cueva en el Monte Ida, a cuya entrada se posicionaron los coribantes (sacerdotes armados de Rea) haciendo ruido con sus escudos para evitar que los llantos del bebé fueran escuchados y para ahuyentar a los intrusos. Bajo el esmerado cuidado de las ninfas, Zeus creció rápidamente, desarrollando mucha fuerza física, combinada con sabiduría e inteligencia, hasta llegar a ser un adulto. Cuando esto sucedió tomó la decisión de forzar a su padre a restaurar a la luz a sus hermanos y hermanas, tarea en la cual contó con la valiosa ayuda de la diosa Metis, quien fue la que persuadió a Cronos par que se tomara una poción que le causó vomitar a los hijos que se había tragado. La piedra que había servido para engañar a Cronos, se dice que fue colocada en Delfos, lugar donde fue exhibida durante mucho tiempo considerándola una reliquia sagrada. Ante el engaño, Cronos se enfureció enormemente y la guerra entre padre e hijo se tornó inevitable.

Las fuerzas contendientes se ubicaron en dos elevaciones separadas en Tesalia. Zeus, junto con sus hermanos y hermanas, se ubicó en el Monte Olimpo, en donde se le unieron Océano y algunos de los Titanes que abandonaron a Cronos debido a su opresión. Mientras tanto, Cronos y sus hermanos los Titanes que continuaban con él, se ubicaron en el Monte Otris, y ambas fuerzas se prepararon para el batalla. El combate resultó ser muy fiero y prolongado, y a la larga Zeus, dándose cuenta que no había posibilidad de victoria, recordó a los Gigantes prisioneros en el Tártaro, y sabiendo que ellos le podrían proporcionar una valiosísima y poderosa ayuda, se apresuró a liberarlos

Zeus también obtuvo el apoyo de los Cíclopes, hijos de Poseidón, quienes se distinguían por poseer solamente un ojo en el medio de la frente, y que se llamaban Tormenta, Relámpago, y Yunque de Fuego. Ellos acudieron prontamente para asistirle trayendo los tremendos Rayos y los Hecatónquiros que con sus cientos de manos apedreaban a sus oponentes, al mismo tiempo que provocaban fuertes sacudidas telúricas y terremotos que engullían y destruían todo lo que se les oponía. Con el apoyo de estos poderosísimos aliados, Zeus realizó un ataque muy fuerte contra sus enemigos, considerándose en la mitología que hasta la misma naturaleza se estremeció ante la fuerza de estas deidades.

Cronos y sus aliados resultaron completamente derrotados, sus hermanos fueron enviados al tenebroso Tártaro, y el mismo Cronos fue desterrado de su reino y desposeído para siempre de sus poderes superiores, los cuales fueron transferidos a su hijo, Zeus. Esa guerra fue conocida como la Titanomaquia y ha sido ampliamente narrada por los poetas griegos clásicos. Con la derrota de Cronos y su posterior destierro, su rol como divinidad griega llega a su fin; pero siendo, al igual que todos los dioses, inmortal, se suponía que continuaba existiendo, desprovisto de poder e influencia, habiendo sido sustituido por su descendiente y sucesor, Zeus.

jueves, 23 de agosto de 2012

LAS MEMORIAS DEL "CHERO JUAN"



LAS MEMORIAS DEL CHERO JUAN

Por Yasser.





Después que se terminó la guerra civil, todos los ex-combatientes nos vimos forzados a abandonar las zonas de combate, en las cuales, la mayoría de nosotros habíamos pasado muchos años, alejados de la “civilización” y el “desarrollo”. En mi caso, fueron nueve los que me mantuve distanciado de familiares y amigos de infancia; pero habían otros compañeros que tenían doce y hasta quince años de no tener contacto con sus seres más queridos. El mundo y las personas que conocimos antes del conflicto bélico, ya no eran los mismos cuando regresamos de las montañas.



Muchos se sentían felices por haberse logrado la firma de los Acuerdos de Paz, pero yo me sentía desconcertado y con incertidumbre respecto a mi futuro personal. Todos tenían hacia donde regresar, pero yo no tenía hacia donde ir ni a quien buscar, puesto que los familiares me habían rechazado desde el momento que se dieron cuenta que me había incorporado a las fuerzas insurgentes. En cuanto a mi organización, no tenía ninguna expectativa positiva, ya que había promocionado junto a otros compañeros un movimiento disidente durante los dos últimos años de la guerra, y estuve a punto de ser ejecutado por iniciativa de algunos dirigentes que tiempo después ocuparon posiciones de importancia en el gobierno. Afortunadamente mi relación con Karla era sólida y ella me apoyó en ese momento tan difícil en mi vida.



Me sorprendí mucho cuando me informaron que algunos parientes me buscaban. Atónito y con más temores que alegría, accedí a encontrarme con ellos. Era un sobrino de nombre Javier con una amiga y dos hijas pequeñas. Este Javier era el hijo de una prima que había sido alcaldesa por parte del partido de ultra derecha ARENA, y que una vez denunció falsamente en las radios de la zona oriental que estaba recibiendo amenazas y exigencias de dinero provenientes de la guerrilla. Esto lo hizo en reacción a una carta confidencial que yo le envié solicitándole un préstamo de cien colones, considerándola hasta ese entonces una hermana. Este Javier fue también el que me ignoró una vez que yo viajé desde San Fernando, en la frontera con Honduras, hasta mi pueblo natal, para arreglar algunos asuntos personales. Cuando me vio y pudo reconocerme entre las sombras de la noche, corrió despavorido gritando como si hubiese visto la propia muerte, encerrándose en su casa y negándose a abrirme la puerta.



Pero siempre he sido una persona que no tengo sitio para resentimientos personales prolongados y los recibí con mucho gusto y curiosidad. Los presenté con mi esposa y pronto estábamos contándonos anécdotas, sin mencionar por supuesto, aquellas en las que ellos me habían herido mucho en su momento. Me interesaba saber de mis amigos, de cómo ellos percibían lo de la guerrilla convirtiéndose en partido político, los aparatos policíacos desmantelándose y el ejército gubernamental replegándose a sus cuarteles, reducido ya considerablemente en el número de sus efectivos. Me dijeron que mis amigos me recordaban y respetaban, a pesar de que algunos de ellos se habían integrado a la Fuerza Armada, y decían haber estado en las zonas de combate donde yo me movilizaba.



Por su parte, la amiga de Javier fue muy efusiva conmigo y con mi esposa, y me confió su afición por la poesía, lo cual demostró al regalarme el siguiente poema, antes de marcharse:





AMOR A MANOS LLENAS



Yo te amo, y para eso no hace falta que

tengas los bolsillos repletos de dinero,

que uses las ropas de última moda, ni

que tengas una gran personalidad.



No hace falta que poseas un rostro sin arrugas,

ni defectos, que vivas en la blanca nube

de los años de la juventud, ni que tus poros

transpiren salud, vigor y alegría…



No hace falta que seas dueño de

muchos títulos que te hagan sobresalir,

que domines multitudes de lenguas y

conocimientos, ni que hayas recorrido

el mundo entero…



No hace falta que seas una persona muy

importante, que hayas triunfado en la vida,

“ni, incluso, que correspondas a mi amor.”



“Yo te amo porque sí, y como nadie

más es capaz de hacerlo, porque tú

eres mi amor, y no importa que estés

como estés, porque te amo.”



Paty.

martes, 21 de agosto de 2012

Mitología Griega (Parte 2)



MITOLOGIA GRIEGA: EL ORIGEN DEL MUNDO

Por Baneste

En cuanto al origen del mundo, los antiguos griegos tenían varias teorías, pero generalmente aceptaban la noción de que antes de que el mundo existiera, había en su lugar una masa confusa de elementos sin forma que llamaban Caos. Esos elementos se fueron consolidando a lo largo de enormes periodos de tiempo hasta conformarse en dos ampliamente distinguibles substancias, de las cuales la más liviana, flotando en lo alto, constituyó el cielo o firmamento, estableciéndose por sí misma en una vasta y arqueada bóveda que protegía la masa firme y sólida que estaba abajo. De esta manera aparecen las dos deidades primerizas de los griegos, Urano y Gea, representando el primero la luz y el aire del cielo, poseyendo las cualidades distintivas de iluminación, claridad y omnipresencia; mientras la segunda, representaba la tierra concebida como elemento sustentador de la vida, siendo venerada como la benevolente madre.

Gea poseía muchos títulos, refiriéndose todos a su característica maternal, y aparece siendo universalmente reverenciada entre los griegos, considerándose que prácticamente no existía comunidad que no tuviera un templo erigido en su honor. Era tan venerada que su nombre era siempre invocado cada vez que los dioses hacían un juramento solemne, realizaban una declaración enfática, o imploraban por ayuda.

Se creía que Urano (el cielo) se había juntado en matrimonio con Gea (la tierra), siendo su primer hijo Océano, la corriente oceánica, la vasta expansión de las aguas que circundan la tierra. Además Urano, como representación de la luz, el calor, y el aliento vital, engendró seres de naturaleza menos material que Océano. Esas criaturas ocupaban el espacio intermedio que le dividían de Gea, siendo éstas Éter y Aire.

Éter fue una creación brillante que representaba la elevada y purificada atmósfera que solamente las deidades podían respirar. Entretanto Aire, quien estaba más cercano a Gea, y representaba, tal y como su nombre lo indica, la atmósfera que rodea la tierra que los humanos podían respirar, y sin la cual morirían. Aire y Éter estaban separados entre sí por sus errantes e incansables hermanas, Las Nubes, quienes se mantenían siempre flotando entre ellos. Pero Gea también procreó las Montañas y a Ponto (el mar). De su unión con este último nacieron las deidades marinas Nereo, Taumante, Forcis, Ceto y Euribia.

Además coexistiendo con Gea y Urano estaban dos fuerzas poderosas que había producido Caos. Estas eran Erebo (la Oscuridad) y Nix (La Noche), que presentaban un marcado contraste a la jubilosa luz del firmamento y las radiantes sonrisas de la tierra. A Erebo pertenecía el reino del misterioso sub-mundo subterráneo donde ni un rayo de luz, ni un vestigio de vida terrestre podía nunca penetrar. La hermana de Erebo, Nix, representaba la noche, y era adorada desde la antigüedad con mucha solemnidad.

Urano se había unido también a Nix, solamente en su capacidad como dios de luz, siendo considerado como la fuente de toda iluminación, y sus engendros fueron Eos (Aurora), el Alba y Hemera, la Luz del Día. Por su parte, Nix estaba también doblemente unida, habiendo estado casada por un periodo indefinido de tiempo con Erebo.

Además de las criaturas ya enumeradas, Urano y Gea procrearon dos razas distintas de seres llamadas Gigantes y Titanes. Los Gigantes representaban únicamente la fuerza bruta, pero los Titanes combinaban su gran fuerza física con variadas cualidades intelectuales. Los antiguos griegos creían que los Gigantes eran tan fuertes que podían sacudir el universo y generar terremotos.

Los griegos creían también que Urano, la purísima luz del cielo, la esencia de todo lo que es luminoso y agradable, llegó a aborrecer su ruda y turbulenta prole, los Gigantes, porque temía que el gran poder que éstos poseían podría eventualmente tornarse contra él. Por lo tanto los lanzó al Tártaro, la región subterránea del submundo que servía de prisión a los dioses.

Para vengar la opresión de su prole, los Gigantes, la diosa Gea promovió una conspiración de los Titanes contra Urano, la cual se realizó con éxito bajo el comando de su hijo Cronos. En el enfrentamiento que se produjo, Cronos hirió a su padre, de cuya sangre derramada brotó otra raza compuesta de seres mounstruosos también llamados Gigantes. Con la valiosa ayuda de sus hermanos los Titanes, Cronos prevaleció destronando a su padre, quien encolerizado por la derrota, le maldijo y le profetizó un destino similar al suyo.

Tiempo después, cuando Cronos percibió que ya no necesitaba el apoyo de sus hermanos para asegurar su posición, el pagó sus servicios con traición, les declaró la guerra después que habían sido sus fieles aliados, y con la ayuda de los Gigantes les derrotó, enviándoles a las profundidades del terrífico Tártaro.

domingo, 19 de agosto de 2012

De Nuestra Historia: La Carta de Marcial



EL ULTIMO ESCRITO DE SALVADOR CAYETANO CARPIO

  


Palabras al heroico pueblo de El Salvador, a mi querida clase obrera y a la gloriosa FPL Farabundo Martí. IV-12-83



En todos los momentos duros de mi vida, en la lucha contra las clases reaccionarias y explotadoras internas y contra el imperialismo yanqui, ha sido y es mi pueblo y mi clase los supremos elementos de inspiración y objetivos básicos la lucha por sus intereses.



En este momento, más que nunca.



He sido atacado, perseguido, calumniado, vejado, reprimido mil veces por esos bestiales enemigos del pueblo y todo lo he soportado y superado con mística por la causa de los obreros, campesinos y pueblo.



Todos mis pasos son y han sido dentro de este marco, de estos intereses fundamentales, mayormente en estos últimos años de lucha, de intensificación de la lucha popular de liberación, de la fase de intensificación de las ofensivas militares e insurreccionales hacia la Toma del Poder para el pueblo y por el pueblo que tenga por base la alianza obrero–campesina y sus intereses.



Al intensificarse la guerra popular, se intensifica también la acción del imperialismo en todos los órdenes, sus conjuras, sus planes y complots. Contra todos esos planes nefastos estoy dispuesto a luchar hasta la victoria total.



Pero una cosa es luchar contra el imperialismo y sus intrigas y otra, sentir la injusticia, la calumnia y la infamia de parte de los mismos hermanos.



Una negra conjura por manchar mi vida revolucionaria y dañar profundamente a las FPL está en marcha y llegando a su culminación.



No sé de dónde proceden esos planes difamatorios, esa conjura contra mi vida revolucionaria.



Lo único que sé es que cuando se acerca la Toma del Poder, la burguesía nacional e internacional arrecia todos sus recursos para debilitar la hegemonía proletario–campesina en la revolución y de esta manera eliminar política o físicamente a las organizaciones que son verdadera garantía de los intereses proletarios.



Pero lo que duele, lo que no puede soportarse es que hermanos revolucionarios sean engañados y acepten como si fueran ciertas la calumnia, el invento pérfido, la infamia contra un revolucionario probado mil veces en el combate popular.



Que al aceptarlo no sólo contribuyen a destruir mi probada imagen revolucionaria, sino que se lancen contra las filas de mi querida organización, considerando a todos sus miembros y redes como potenciales infiltrados del enemigo.



No puedo soportar impotente que así se trate a mi querida organización, base de la lucha revolucionaria de mi pueblo y de la unidad consecuente, ni a las exigencias de que ponga a sus organismos, redes, miembros y colaboradores en manos de una investigación mal conducida y prejuiciada.



Y no puedo soportar el escarnio que se hace de mi persona, la infamia de querer involucrar mi nombre aunque sea indirectamente, la torva insinuación en esa dirección, en el doloroso caso de la terrible pérdida de nuestra compañera Ana María.



Rechazo esta injusta calumnia, aunque de ella se hagan eco los hermanos. Pero es más dolorosa la injusticia cuando viene de hermanos que de enemigos.



La verdad, que un día inevitablemente resplandecerá contra la calumnia y la infamia, se impondrá inevitablemente.



Y por de pronto, toda responsabilidad sobre mi decisión personal tomada en este momento recae sobre quienes, aun siendo hermanos, así han procedido tratando de poner injustamente manchas a mi trayectoria revolucionaria.



Sé que mi querido pueblo triunfará pronto; que la clase obrera sabrá defender su derecho a hegemonizar el proceso revolucionario de mi país, y que aun sufriendo estos grandes golpes, las FPL sabrán resurgir como genuina expresión del proletariado y del pueblo.



Que sabrá jugar incidencia positiva en la correcta unidad del pueblo y sabrá desempeñar con nuestras queridas FAPL papel decisivo en la victoria final y en las fases que conduzcan a la creación de las condiciones para pasar al socialismo.



Me alienta la idea de que mi modesta contribución a esos logros, teniendo como norte hasta el último instante, cada acto de mi vida, los intereses del proletariado y del pueblo, en alguna medida ayudan y ayudarán a los genuinos intereses del pueblo en su futuro feliz.



¡Revolución o muerte! ¡El pueblo armado vencerá! Marcial.



Primer responsable de las FPL– Farabundo Martí y Comandante en Jefe de las FAPL.

Miembro de la Comandancia General del FMLN.

viernes, 17 de agosto de 2012

La Mitología Griega


Por Baneste



Los griegos de la antigüedad adoraban una extraordinaria cantidad de dioses, los cuales eran semejantes a los humanos, pero poseyendo más belleza, fuerza y grandiosidad; estaban dotados de liderazgo al ser más altos, siendo la estatura un atributo de hermosura en un hombre o una mujer, de acuerdo con la concepción griega. Las deidades de la Grecia antigua eran muy parecidas a los seres humanos en cuanto a los sentimientos y hábitos, ya que podían matrimoniarse y procrear hijos, a la vez que necesitaban alimentarse para obtener y acrecentar su fuerza, del mismo modo que requerían del reposo para restablecer sus energías.

Los griegos creían que la sangre de sus dioses y diosas (puesto que no eran sexistas en cuanto a lo divino) era un fluido etéreo brillante que llamaban Icor, el cual al derramarse poseía el poder de generar nueva vida. También creían que las capacidades mentales de sus deidades eran mucho más elevadas que la de los mortales; sin embargo, no estaban exentos de las pasiones humanas ya que con frecuencia actuaban por venganza, traición y celos. No obstante, siempre castigaban al transgresor, y hacían llegar calamidades a cualquier impío que se rehusara a adorarles y respetar sus ritos.

En la literatura clásica griega, con frecuencia nos encontramos con que estas deidades visitaban a los seres humanos para departir bebiendo y comiendo con ellos, a la vez que no era raro que tanto dioses como diosas se sintieran atraídos sentimentalmente hacia hombres o mujeres, llegando hasta el punto de juntarse para procrear lo que fue conocido como héroes o semi dioses, quienes usualmente llegaban a adquirir mucha fama debido a su gran valor y fortaleza. Empero, aunque había mucho parecido entre los dioses y humanos, existía una característica que les diferenciaba, siendo ésta que las deidades disfrutaban de inmortalidad, nunca morían. Aún así no eran totalmente invulnerables y con frecuencia encontramos que eran heridos y como consecuencia padecían tanto que muchas veces renegaban de su inmortalidad.

Los dioses griegos no tenían limitaciones en cuanto al espacio y el tiempo, teniendo la capacidad de transportarse a través de increíbles distancias con la velocidad del pensamiento. También poseían el poder de hacerse invisibles cuando así lo deseaban y podían adoptar la forma de personas o animales, según les conviniera. Asimismo tenían la capacidad de convertir seres humanos en árboles, animales o piedras, ya fuera como castigo o como forma de proteger al individuo contra algún peligro. Se vestían igual que los humanos pero sus trajes eran bien elaborados y mucho más finos.

Su armamento era también igual que el de los mortales, estando compuesto de lanzas, escudos, cascos, arcos y flechas, el cual usaban en combate. Cada uno de los dioses y diosas tenía un hermoso carruaje tirado por caballos u otros animales de origen celestial, el cual les servía para movilizarse rápidamente por tierra o mar, según fuera su deseo. Casi todas estas deidades vivían en la cumbre del Monte Olimpo, poseyendo habitaciones individuales, reuniéndose ocasionalmente durante las festividades en la cámara del consejo de dioses, donde sus banquetes eran amenizados por la dulce música de la lira de Apolo, mientras las musas entonaban con sus tiernas voces las más bellas melodías al compás de sus notas.Templos magníficos fueron construidos en honor de estas divinidades, donde eran adorados con la mayor solemnidad; en donde también ricas ofrendas les eran presentadas, y donde animales, y muchas veces personas, eran sacrificados en sus altares.

La mitología griega contiene además algunos aspectos que podrían aparecer curiosos a simple vista, tales como lo referente a los extraordinarios gigantes que lanzan enormes rocas, el surgimiento de montañas, y la generación de terremotos que podían tragarse ejércitos enteros. Estas ideas, no obstante, pueden ser explicadas por las magnificentes convulsiones de la naturaleza que operaron en tiempos pre-históricos. Los fenómenos diarios que ahora nosotros sabemos con certeza que son el resultado de leyes precisas de la naturaleza, eran para los antiguos griegos, un asunto de especulación profunda y alarma. Cuando ellos escuchaban el rumor de la tormenta y miraban los relámpagos de los estruendos, acompañados de las oscuras nubes y lluvias torrenciales, creían que el gran dios de los cielos estaba encolerizado, y temblaban atemorizados ante su ira. Si la calma del mar súbitamente se tornaba agitada, y las olas se alzaban con altura de montañas, estrellándose furiosas contra las rocas, amenazando con destruir lo que estuviera a su alcance, lo interpretaban como una señal de que el dios de los océanos estaba furioso.

Cuando los antiguos griegos observaban la radiante luminosidad que precede al amanecer, ellos creían que la diosa del Alba, con sus dedos rosados, estaba apartando el oscuro velo de la noche, para abrirle paso a su hermano el dios Sol, para que entrase a iniciar su recorrido brillante. Así de esta manera, personificando todas las fuerzas de la naturaleza, esta poética e imaginativa civilización concebía una divinidad en cada árbol que crecía, en cada fuente de agua que fluía, en los brillantes rayos del sol glorioso, y en los pálidos y fríos rayos de la luna plateada.

Las más importantes de estas deidades, de acuerdo con la creencia de los antiguos griegos, podrían haber sido algo más que la creación de una actuante y poética imaginación. Podrían haber sido seres humanos que se habían distinguido tanto durante su vida por sus actos de heroísmo y rectitud, que habían sido deificados por la gente con la cual ellos convivieron. Es altamente probable que los más destacados hechos de estos seres deificados eran conmemorados por los bardos, quienes viajando de un lugar a otro iban cantando las gloriosas hazañas de sus héroes, tornándose difícil el separar los hechos reales de las exageraciones imaginativas que siempre acompañan a todas las tradiciones orales. Como ejemplo, supongamos que Orfeo, el hijo de Apolo, tan afamado por su extraordinario talento musical, hubiese existido en la actualidad. Sin duda lo tendríamos entre las más importantes celebridades artísticas del momento, y lo admiraríamos por eso; pero los griegos, con su vívida imaginación y vocación poética, exageraban sus dotes remarcables, y le atribuían a su música una influencia sobrenatural sobre cosas animadas e inanimadas de la naturaleza. Así tenemos que bestias salvajes eran domadas, caudalosos ríos eran desviados de sus cursos, y grandes montañas eran movidas por el tono de su dulce voz.

jueves, 16 de agosto de 2012

Un Artículo Histórico


HACIA UNA INTERPRETACION DEL MILITARISMO
Por Yasser



El militarismo es la expresión ulterior del desarrollo histórico de un esquema de pensamiento que privilegia el dominio de los militares sobre la sociedad civil. Para llegar a su actual estado de desarrollo, el militarismo ha debido pasar diferentes etapas, empleando variados métodos y formas, a fin de concretar la opresión, y por ende, el poder.

En El Salvador, el militarismo ha debido desarrollarse en el marco de una contínua confrontación social a lo largo de la historia; al agudizarse dicha confrontación estalló la guerra, y ésta puso en crisis el sistema y provocó la intervención extranjera, la cual incidió positivamente en la sofisticación del aparato militar y del militarismo en general.

En este orden de ideas, para sintetizar, podemos decir que el alto grado de militarización de la sociedad es la manifestación pública del militarismo, que –como ya dijimos- es el esquema de pensamiento que privilegia la dominación del sector castrense sobre el resto de sectores. Sin embargo, dicha concepción no es propiedad única de los militares, sino que en determinado momento histórico penetra a los grupos de poder (en El Salvador la oligarquía; en Estados Unidos la plutocracia), y se convierte en doctrina rectora de la política y de las leyes que rigen la dinámica del estado. Así tenemos que un funcionario puede ser civil, pero su actitud y su práctica obedecen al esquema militarista. En nuestro país resulta fácil comprobar esta aseveración ya que la mayoría de funcionarios públicos, pese a ser civiles, manejan un discurso y una conducta prepotente e impositiva.

Es necesario precisar entonces que en El Salvador el grupo de poder es la oligarquía, el instrumento de dominación es el aparato militar, y el esquema de pensamiento que determina la concreción del dominio es el militarismo. Planteado así el asunto, podemos ahora abordar de manera muy general, el desarrollo histórico del militarismo en El Salvador.

Fuera de toda interpretación ideológica, los ejércitos surgen de necesidades reales, se desarrollan en el marco de situaciones históricas concretas, en las que desempeñan un papel coadyuvante del progreso de determinados sectores de la sociedad, cuyos intereses representan con éxito o sin él. Para el caso, el glorioso ejército del General Simón Bolívar, surgió de la necesidad real de liberar del dominio colonialista español a los pueblos de América del Sur, en un contexto histórico propicio. Ese ejército llegó a ser tan grande y poderoso como invencible, y cumplió con éxito la loable misión de conquistar la independencia de casi toda Suramérica. Contrariamente, el ejército denominado Resistencia Nicaragüense (Contras), creado por la administración del presidente estadounidense Ronald Reagan, bien asesorado y apertrechado, con el propósito de derrotar al Ejército Popular Sandinista, no pudo lograr su objetivo y fue categóricamente derrotado.

El ejército salvadoreño (Fuerza Armada de El Salvador, FAES), fundado por el General Manuel José Arce, surgió inicialmente como una fuerza irregular, en el marco de las confrontaciones internas post independencia en el istmo centroamericano, entre conservadores y liberales, cuyas luchas por el poder implicaban la integración o desintegración de las cinco provincias de la ex Capitanía General de Guatemala. Al triunfar los que favorecían la desintegración cada estado creó su propio instrumento militar. En realidad, en sus primeros tiempos, el ejército salvadoreño respondió positivamente a los ideales por los que fue creado: la defensa de la soberanía nacional y de los intereses del naciente estado, ya que debió librar pequeñas guerras contra Guatemala, y también tuvo que enfrentar las pretensiones anexionistas del emperador mexicano Iturbide. También se reconoce el valioso papel que desempeñó a favor de la preservación de la unidad centroamericana.

El pensamiento militarista se empezó a manifestar cuando los terratenientes productores de añil necesitaron de un instrumento ad-hoc para desalojar a los campesinos indígenas de las tierras comunales y ejidales, a fin de generalizar el cultivo del café, el producto sustituto. Para cumplir este propósito fue creada la Policía Rural, cuyo papel era, además del desalojo, la coerción sobre el campesinado para que trabajara en las fincas de los terratenientes. En 1912 la Policía Rural fue transformada en Guardia Nacional y Policía de Hacienda ya con un esquema estrictamente militar y represivo.

Desde 1870 hasta 1931 puede decirse que la conducción del estado estuvo definitivamente a cargo de oligarcas, a través de dirigentes provenientes de las familias Meléndez, Araujo y Quiñónez Molina. Pero la crisis económica y la subsecuente agitación social pusieron de manifiesto la incapacidad de la oligarquía de ocuparse de todos los asuntos por sí misma, y fue entonces que recurrió al ejército para resolver a su favor la crisis.

El 2 de diciembre de 1931 fue depuesto el presidente Arturo Araujo, por medio del golpe de estado del General Maximiliano Hernández Martínez, quien mes y medio más tarde reprimió sangrientamente la insurrección campesina del 22 de enero de1932. Con Martínez se inició el proceso de consolidación del militarismo, al implantar éste la dictadura militar personalista, introduciendo cambios para extender el poder de los militares en las distintas instituciones del estado. Las crisis de 1944 y 1948 llevaron finalmente al control militar institucionalizado.

En la Constitución Política de 1950 se formalizó el arreglo por medio del cual los militares trataron de transplantar la fórmula política mexicana de control de partido único. Tanto el PRUD como el PCN (Partido Revolucionario de Unificación Democrática y Partido de Conciliación Nacional, respectivamente), fundados por militares, fueron en realidad la concreción de una alianza entre militares y civiles, en las que éstos últimos se pusieron al servicio de la cúpula militar. Fue entonces que el militarismo como esquema de pensamiento penetró en la clase política civil.

Junio, 1991.

martes, 14 de agosto de 2012

Sobre las Pandillas



EL ORIGEN DE LAS PANDILLAS DELINCUENCIALES

Por Baneste

En la sociedad capitalista de Estados Unidos, tanto el padre como la madre de un muchacho o muchacha deben tener un empleo, de lo que sea, para poder subsistir y aspirar a algún tipo de progreso, que termina siendo la consecución del trillado “sueño americano” (lo cual es en realidad un eslogan de los “Real Estates”, agentes bienes raíces), pues la venta de casas es uno de los negocios más lucrativos de este país.

Esta situación obliga a los progenitores a encargar el cuidado de sus hijos a otras personas, la mayoría de las veces desconocidas, aunque en los “Child Care Centers”, Centros de Cuidado para Infantes, existen requerimientos mínimos que regulan su autorización para funcionar. El asunto importante y determinante aquí es ese “detachment”, desprendimiento que se produce entre el niño o niña con relación a sus padres desde una muy temprana edad.

Luego, cuando la edad ya es apropiada, el lugar del “Child Care Center”, es ocupado por la escuela, y más tarde, cuando no hay escuela, la soledad en el incómodo apartamento, o la calle. Muchos muchachos prefieren la calle, y la prefieren no solamente por sobre la escuela, sino también por sobre la casa. Al fin y al cabo los jóvenes que pululan las callejas del barrio tienen la misma historia, hablan el mismo idioma, que no es ni español ni tampoco inglés, “spanglish” le llaman muchos, lo cual les produce el sórdido desprecio de los que hablan español y de los que hablan inglés. Son la generación del desprecio.

En la calle estos muchachos encontraron amistad, respeto, comprensión, y también cigarrillos, licor, sexo y marihuana. Después viene el “crack”, los “ácidos” y las drogas sintéticas. A partir de allí el enrolamiento en acciones delincuenciales solamente es una sucesión lógica. Los líderes a que se acogen estos grupos de jóvenes no son nativos de los Estados Unidos, pero hablan el “Broken English”, inglés quebrado como le llaman ellos mismos. Algunos de estos líderes fueron miembros de los tenebrosos Escuadrones de la Muerte, y otros fueron valerosos guerrilleros despreciados por el FMLN. Una combinación perfecta para desarrollar una estructura criminal capaz de poner en jaque a un Estado inepto: la crueldad en la ejecución del crimen y la metodología guerrillera para la colección de recursos.

Cuando especialistas estadounidenses atisbaron este problema, iniciaron las deportaciones masivas, lo que se convirtió en la medida más expedita para deshacerse del mismo de la manera más práctica, sin importarle, como siempre, las consecuencias que esto iba a tener en los otros países. En Estados Unidos existen algunas pandillitas, pero están bajo la lupa del poderoso aparato policíaco represivo norteamericano. Su existencia es necesaria, porque el crimen es necesario en la sociedad capitalista, y el negocio de la droga, el verdadero negocio, no está en manos de unos cuantos malnacidos dándose de balazos en las calles peleando territorio, sino en las manos de altos elementos de la sociedad, incluyendo la estructura policial y del gobierno.

lunes, 13 de agosto de 2012

UN POEMA DE JAIME NÚÑEZ (CAÍN)

MAYO NANA(a Ester, nuestra madre).


Tengo ternura
de voz de madre
en los cabellos
alguna brisa de invierno
ruletea sobre la piel cuarteada
por el tiempo.
La risa de niño repicándome
al instante, al momento
que las chicas de al lado
sueñan con galanes extranjeros
es decir, los cheros de las telenovelas.
Cuando claree
tendré que jalarme de los cabellos
brincar al otro lado.
Justo en ti patria ingrata
se quedará la madre de los niños
la gran sala del teatro popular.
Ah, el hermano
extraño espécimen proletario,
duro heredero de las letras populares.
Se quedará el calor de la madre
dedicada y buena,
el suave arrullo del hogar sencillo
diré adiós a la chica del cabello claro
de ingreso a la Universidad violada.
En fin
algo de mí se deberá
a los cementerios
a los exilios
a los olvidos.

De Tanto Silencio Hasta los Oídos Duelen

UN RELATO POETICO EXTRAIDO DE ALAMO
 

Por Ricardo Núñez

 

Al morir mutiló los corazones más cercanos una mañana del 15 de junio de 1992, antes de que se firmara el cese del enfrentamiento armado de una revolución que trascendía la historia clásica de los cambios, cuando fue rafagueado por las fuerzas oscuras de este infierno llamado vagamente estado.

Una vida escapó hacia la profundidad de la tierra y el tiempo; engusanó su vestimenta y de su amor desprendió una poesía prematura conservada por la sociedad.

“¡Qué poca humanidad!”, dijo su madre, quien fue enclaustrada, condenada a vivir sobre un banco, una mesa y su mercancía bajo el sol, llevando con ella una bandera que no conoció, ni tuvo la “suerte” de acudir a la mención honorífica de los combatientes caídos; “suerte”, digo, ya que el nombre de su hijo no fue mencionado esa tarde solemne.

En vida rompió con la imposición que condenó el día que juntos decidimos sentenciar y transformar toda apariencia que, a nuestro juicio, nunca tuvo fundamento ni principio. Una locura, un grito acertó cuando me dijo: “el Cristo que ves allí no es más que carne y hueso mitificado y adorado por ciertos hombrecitos bajo el manto del terror; el Dios que me señalan debo practicar es de condena: con sus hechos me predican, con la indecencia y la falacia. Yo, en cambio, un hombre de maíz lleno de cafetales y barrios calcinados. ¡Mírame, no puedo ingerir ni una gota de alcohol! Pobre mente, pobre cuerpo, ni tan siquiera parió los anticuerpos de la moderación. Pues, como lo dijiste, no te sigas rompiendo el vientre contra los muros institucionales, y ya ves, juntos otra vez contra la vida, un reto más hacia el olvido.”

Aquí en este preciso momento te detuvieron las evocaciones y pensaste cuando hablamos con el epitafio del diálogo, del amor, de la moral, la toma de la cicuta del amor a los demás y de la traición a nosotros mismos…el robo de nuestro más noble interior y extendimos los pechos románticamente en sus inicios, llenos de juramentos para gozar la naturaleza, el desarrollo perseguido incansablemente, unificando nuestro núcleo familiar de tres vidas bajo el techo que nos diera condiciones para dejar escrita una leyenda de hermanos inseparables.

De nada sirve la queja para quien nos arrebató la identidad, deformación siniestra de nuestros orígenes que dejó una pérdida profunda llena de ignorancia. Nos sacaron de los mitos tradicionales para imponer un debilucho miserable desconocido, utilizado por la barbarie y la delincuencia de cuello blanco, estrategia conocida y asquerosa que puso una cadena de escapulario y volvió estúpido el instinto de conservación de los humanos.

Fue en 1972 cuando palidecimos ante la realidad que goteaba podredumbre en los mesones más miserables de los barrios incurables. Fue el primer tiro que destapó la cabeza de un estudiante, quien manchó mi uniforme de adolescente; eso tan palpable nos hizo saber quien tiene licencia para matar y cual sería nuestra respuesta.

Nos agarramos en una lucha desigual y retorcimos nuestras mentes contra el normalismo y todo lo que fuera ambigüedades, desatando la ira contra la estupidez y la obediencia mendigada e ir en contra del caos y la mediocridad del presente.

Entramos a la adolescencia sumergidos en la familia; apenas duró un espacio de tiempo en el ritmo de las cosas, donde sutilmente percibimos la deformación social y absorbimos la rebeldía en nuestro cuerpo interior condenado a resistir las aberraciones de los dogmas que mutilaron en la tortura las únicas ideas frescas de los visionarios humanistas.



NOTA: Esta prosa poética fue escrita por Ricardo en homenaje a su hermano, Jaime Núñez, caído en acción en San Salvador, junto a otro compañero de nombre Noel. Fue publicada en nuestra publicación álamo, ya en su formato de boletín, en el número I. Lo republico en este blog, porque me parece muy interesante como memoria de nuestro periodo de lucha, y también por supuesto para resguardar el recuerdo imperecedero de un revolucionario como lo fue Jaime (Caín).

Yasser, USA, 2012.

martes, 7 de agosto de 2012

La Pasión por el Fútbol

Por Baneste

El deporte del fútbol es generador de una gran movilización popular a través del mundo, porque nacionalidades y razas se ven efectivamente representadas en el campo de juego, que podría definirse como campo de batalla, en donde guerreros heróicos, en igualdad de condiciones en la competencia con la intermedición de un árbitro, definen un resultado que provee de orgullo a sus representados. Así tenemos que países pequeños como El Salvador, se enfrentan a grandes potencias imperialistas, como Estados Unidos, utilizando deportistas aborígenes teniendo la oportunidad de ganar.

De hecho, en el mundo, y particularmente en América Latina, solamente hay tres países cuyos equipos nacionales están integrados por puros aborígenes, siendo estos Guatemala, Bolivia y El Salvador. Otros países como Costa Rica, Honduras, Panamá, Colombia y Perú, entre otros, favorecen la integración de la raza africana, obviando la representación de su verdadera raza. Otras naciones como Argentina, Chile y Uruguay, le dan realce a la incorporación de la raza blanca, dejando de un lado a la heróica raza inca y la raza araucana, la cual tuvo un verdadero representante en Iván Zamorano.

Hay otro país que integra solamente aborígenes en su representación nacional, siendo éste Paraguay, que ha logrado desarrollar a sus futbolistas con condiciones atléticas excepcionales, habiendo pasado a ocupar un nivel altamente competitivo en el sub-continente suramericano y mundial, pero enfocándose en la imitación de la raza blanca como base de seguimiento. Pero innegablamente sí son guaraníes.

El indio cuzcatleco de El Salvador, ha demostrado con creces su valor y espíritu de competencia, habiéndose tenido que enfrentar siempre, y derrotarlos para pasar cuando lo ha logrado, a los equipos integrados por afro-americanos de Costa Rica, Honduras, Panamá, Jamaica, Trinidad y Tobago, y Haití.

Tenemos una gran admiración por el pueblo boliviano y el pueblo chapín, como hermanos que son, no solamente por la historia que nos une como pueblos revolucionarios, pero también por esa pasión por el fútbol, donde hemos tenido la oportunidad de ver jugando ese deporte a uno nuestros grandes representantes, como lo es el presidente Evo Morales.

EEUU, 2012.

viernes, 3 de agosto de 2012

Escrito por una Compañera que Estuvo en Morazán


EL MOZOTE

Por Irene

Día 11 de diciembre de 1991. Parecía un día como todos, y en efecto había salido el sol; se oyó el canto de los gallos; la gente se levantó temprano. Una aparente calma existía en Morazán. Decimos aparente porque al amanecer de ese día ya había un gran movimiento en torno al recuerdo de la masacre que un día como éste, en 1981, todos, grandes y chiquitos, estaban pendientes.

Desde la capital, San Salvador, se acercaba una caravana de vehÍculos transportando personas que en ese día participarían en el evento; personas que fueron detenidas en los diferentes retenes a lo largo de la carretera entre San Miguel y San Francisco Gotera. Al mismo tiempo que esto sucedía, una marcha se preparaba para salir de Arambala hacia El Mozote. Los ancianos que ya no podían hacer grandes caminatas, solamente recordaban aquella fecha, como es el caso de una anciana que comentaba que su familia había sido asesinada en ese nefasto día, y que ella, “gracias a Dios”, ya se había ido a Colomoncagua, Honduras. Esta anciana no pudo ir, pero centenares lo hicieron por ella. Así caminaron y caminaron hasta llegar al lugar de la conmemoración. Ya estando allí las emociones salían arelucir en ellos...”¿Y los de San Salvador?” -se preguntaban, mientras continuaban esperando.

Mientras tanto, en medio de un gran silencio, fue descubierta una familia, un monumento para no olvidar, ¿Y cómo olvidar?, si ha sido un pueblo tan sufrido que no puede olvidar, tal y como se hizo notar en el testimonio de Rufina, quien narraba su experiencia.

Allí donde se aglutinaba la multitud dió inicio un acto religioso, dirigido por el Padre Esteban Velásquez, en donde resucitó a cada uno: niños, ancianos, hombres y mujeres, familia por familia fue levantada en cada palabra y frase pronunciada, a lo largo de la tarde, noche y madrugada del siguiente día. Hubieron diversas participaciones alrededor del aniversario, entre estas la presentacion del primer grupo de artistas libres de Morazan, con el primer numero de nuestra naciente revista ALAMO, alternando con el grupo de musica de la ciudad Segundo Montes. Al acto se hicieron presentes visitantes, miembros de la prensa nacional e internacional, asi como miembros de la Direccion zonal del Ejercito Nacional para la Democracia en Morazan.

Las personas esperaban la llegada de los grupos participantes de San Salvador (Teocinte, Barronco, Nacascol); las esperanzas no se perdian y asi fue: a la media noche llegaron 5 buses al lugar de Arambala, dirigiendose posteriormente hacia El Mozote, donde la gente esperaba impaciente. Al llegar estos emocionados gritaban consignas y gritaban; ahi se confundieron artistas y pueblo que se habia reunido desde temprano y juntos fueron los creadores de un gran espectaculo como demostracion de que el Mozote vive y sigue existiendo.

Si bien es cierto que fisicamente esta poblacion fue reducida a escombros. Tambien es verdad que su presencia en los corazones de los presentes y muchos ausentes existe como un fantasma que exije justicia y castigo para aquellos que fueron capaces de una atrocidad como esta masacre, simbolo de un atentado contra la humanidad.

NOTA: Irene era la esposa de Ricardo, un compa muy entregado a nuestra lucha.