viernes, 22 de junio de 2012

ORIGENES HISTORICOS DEL EJERCITO GUERRILLERO (Continuacion)

(VI)





En 1972 se ejecutó el más escandaloso fraude electoral que registra la historia de El Salvador. Los partidos de la oposición democrática crearon la coalición Unión Nacional Opositora (UNO), en un esfuerzo concertado para derrotar a los grupos retrógradas representados en el oficialismo del PCN. Los candidatos de la oposición fueron José Napoleón Duarte y Guillermo Manuel Ungo; mientras que el General Fidel Sánchez Hernández impuso como candidato oficialista al Coronel Arturo Armando Molina.


El pueblo cansado de la dictadura militar oligárquica cifró sus esperanzas en la coalición opositora y el día de las elecciones se volcó a los puestos de votación de manera masiva. El triunfo de la UNO fue categórico, pero el Consejo Central de Elecciones, integrado por elementos del PCN, se encargó de ejecutar el fraude, y pocos días después, los diputados pecenistas nombraron presidente de la república al Coronel Molina, consumándose de ese modo una gran burla contra la voluntad soberana del pueblo.


Poco después de este suceso, el 25 de marzo se produjo el alzamiento de la juventud militar, la corriente progresista de la Fuerza Armada, en un intento por rescatar al ejército y volverlo al lugar que realmente debía ocupar: al lado de los intereses del pueblo. El intento golpista, dirigido por el Coronel Benjamín Mejía, fracasó dejando un saldo de más de 100 muertos y 200 heridos. Posteriormente, el 10 de julio de 1972, la Fuerza Armada allanó la Universidad Nacional de El Salvador (UES) usando tropas y helicópteros, causando daños materiales de consideración.


El Coronel Molina quiso apaciguar las utilizando un discurso demagógico e intentando el ensayo de un proyecto de reforma agraria al estilo de Taiwán, pero fracasó ante la férrea oposición de los terratenientes. Su proyecto industrial de zonas francas no pudo desarrollarse porque no existió suficiente confianza de los inversionistas extranjeros debido al creciente accionar del naciente ejército guerrillero. Con el lema de gobernar "con definición, decisión y firmeza", Molina escaló la represión masiva y selectiva en la ciudad y el campo, pese a lo cual la organización popular continuó creciendo destacándose en este periodo el surgimiento del combativo Frente de Acción Popular Unificada, FAPU.



La Fuerza Armada ejecutó durante el periodo gubernamental del Coronel Molina varias masacres que aún no han sido esclarecidas: el 1 de mayo de 1974, la FAES realizó la masacre de Chinamequita; el 29 de noviembre del mismo año, la misma FAES llevó a cabo la matanza de La Cayetana; en junio de 1975 fue la masacre en Tres Calles, y el 30 de julio fue masacrada una manifestación de estudiantes frente al hospital del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, ISSS. El régimen del terror fue imponiéndose sobre el pueblo salvadoreño. Sin embargo, en vez de disminuir, la movilización popular continuó en aumento, y también hubo un incremento en la actividad de las organizaciones revolucionarias armadas, las cuales ejecutaban acciones en represalia contra el régimen y para reivindicar a los masacrados. En 1975 cayó en combate Felipe Peña Mendoza, uno de los fundadores de las FPL, y Rafael Arce Zablah (fundador del ERP) cayó en la toma de la villa El Carmen, La Unión.

martes, 19 de junio de 2012

NOTAS DEL COMPA GILMAN


NOTA: me permito publicar esta interesante nota de un gran militante.

Las Notas del Compa Gilman  #2

Domingo 9 de Junio del 2012

Por miles de años los seres humanos vivían en aldeas.  Los reyes, sus sirvientes, los ricos, vivían en las ciudades. Los habitantes en las ciudades oscilaban entre 25,000 hasta 200,000.  En las aldeas los seres humanos vivían en familias extendidas.  En las aldeas todos eran parte de la comunidad.  En la aldea los campesinos salían al campo y habían talleres donde se fabricaban ollas, herramientas, etc. 

Ahora hay muchas ciudades capitalistas en todo el mundo que tienen m
ás de 10 millones de habitantes. No hay planificación en el crecimiento de las ciudades capitalistas. Así se aprovechan los especuladores para vender las tierras alrededor las ciudades a los campesinos desplazados.  Muchos trabajadores tienen que pasar muchas horas para llegar al trabajo.  Dentro las ciudades hay grandes "Shoping Centers" llenos de productos importados que parecen utopías para las gentes con tarjetas de crédito.  Pero las ciudades también son centros del crimen, porque se destruye la convivencia en comunidad, la solidaridad en muchos lugares da paso al egoísmo y el individualismo y las personas se sienten solas.

Muchos países agrícolas como El Salvador, Guatemala o Venezuela tienen que importar la comida en gran parte porque en el campo s
ólo se produce café, o azúcar, o carne.  Según los economistas burgueses este sistema es eficiente según la ley de división de producción, donde ciertos países producen un solo cosa e importan todo lo demás.  Antes en Centroamérica, a honduras se le nombraba como "país bananero." Ahora hay "países de soya",  "países de cobre",  "países de café."  Por ejemplo, en Argentina si comes pura soya, hay buenos precios.  Lástima que no te gusta comer soya tres veces al día.

La planificación socialista tiene que eliminar la diferencia entre el campo despoblado o hambriento y las grandes ciudades.  Hace falta construir las nuevas aldeas socialista--la comunidad nueva donde
no todo esta importado de China o los Estados Unidos.

E. Gilman.

martes, 12 de junio de 2012

Desilusión o El Brindis del Guerrero

POEMAS NEGADOS DE UN FRENTE DE GUERRA
Por Yasser

En el silencio de la noche que no existe
en el bullicio inexistente de la luna
en la magia de una flor que no tiene
en el simplismo ajeno a la carcajada
en el eco mentiroso de la burla
en la falsa alarma de una paz idealizada
en la cima aplastada de un llano
en el fondo elevado de un volcán apagado
me fumo un cigarrillo
bebo una cerveza
y bailo ante cinco estúpidos
para olvidar que todo en nosotros
ha sido en nosotros
una farsa de dulce esplendor.

Marzo de 1991.

EL NETBOOK ARM-WM8505


NOTA: En vista de que el original en inglés que escribí sobre este Notebook es uno de mis escritos más leídos he decidido publicarlo también en español para el uso de quien lo estime conveniente. 

Información Básica Referente al Smart Book ARM-WM8505

Por Baneste

Un amigo mío obtuvo un pequeño aparato a finales del año 2011. No se pudo encontrar información acerca del fabricante y casi nada se pudo hallar en la Internet sobre la procedencia de esta mini-computadora, ni tampoco si era posible actualizar el sistema. Fue frustrante encender esa pequeña máquina y descubrir a primera vista que era poco lo que se podía hacer con ella, exepto jugar Free Cell o Solitaria.

Aunque era posible conectarse a la internet, resultaba un esfuerzo interminable el tratar de acceder a algún sitio con información para leer y disfrutar. Esa es la razón por la que decidí escribir estas notas, porque me he dado cuenta que existen mercaderes que continúan vendiendo esta máquina en la red, únicamente por el gusto de obtener ganancias, sin preocuparse en lo más mínimo de las personas quienes invierten sus ahorros con la perspectiva de obtener algo útil, al menos en proporción con la cantidad que pagan. Me tomó muchas horas y varios días el hacer esta cosa funcional, pero finalmente tuve éxito y deseo compartir el conocimiento que obtuve con todos aquellos que lo necesiten.

Epecificaciones de la máquina

Categorización: Smart Book (Net book).
Modelo: ARM-WM8505.
Procesador: WMT, ARM-WM8505.
Systema Operativo: Microsoft® Windows® CE.
Versión: 6.00 (Build 3122)
Memoria: 128.00MB
Disco Fijo: Solid State 2GB Disco interno de 2 particiones.
Módulos de Expansión: SD/MMC Card (16GB Máx.)
Pantalla: 7" TFT LCD.
Resolución Máxima: 800 x 480 pixeles.
LAN: 802.11/bg Wifi/ LAN inalámbrico.
Bocinas: Bocinas Internas Estéreo.
Ratón: Touch pad.
Teclado: Teclado de 80 teclas en lenguaje inglés.
Conecciones:
           3 USB.
            1 RJ45LAN.
            1 Micrófono.
            1 Audífonos o Bocinas Exteriores.
            1 Tarjeta SD/MMC.
Adaptador: AC 100~240V.
Batería: Interna de 7.4V, 18800mAh Lithium-ion.
Dimensiones: 8.46 in x 5.71 in x 1.18 pulgadas.
Peso: 33.58 oz (952 g).


Ahora traduciré algunos términos raros para facilitar la comprensión.
WMT:              Tableta Windows Mobile.
Windows CE:  Windows Edición Condenseda.
SD:                 Secure Digital.
MMC:             Tarjeta Multi Media.
MB:                Mega Bitios (1 millión bitios).
GB:                 Gigabitios (1 billión bitios).
RJ45:               Connector Registrado en uso de 8 conductores (alambres).
LAN:               Local Area Network. Red de Area Local (en contraposición de WAN Red    de Area Amplia).
USB:               Universal Serial Bus.
ARM:             La marca desconocida de la pequeña computadora.

En realidad, no encontré nada incorrecto con el Sistema Operativo, nomás que es imposible acceder de forma tradicional a la famosa o infame utilidad de BIOS, la cual todo usuario avanzado sabe que está disponible en las computadoras regulares y laptops. Eso significa que no se puede cambiar la manera en que el sistema mismo se comporta; es decir que no se puede modificar la unidad de arranque ya sea ésta una unidad de CD-ROM o un Flash Drive.

Enlace a la información más actualizada a la que se refiere esta nota:

Información Referente al Netbook ARM-8505.

viernes, 8 de junio de 2012

Las Luchas del Pueblo Siguen

Por Baneste

Durante las décadas que siguieron al término de la Segunda Guerra Mundial, todo movimiento revolucionario surgido en cualquier parte del mundo, era invariablemente enfocado desde la óptica de la confrontación Este-Oeste, “Capitalismo-Socialismo”, más generalmente conocida como Guerra Fría. Pero en 1989 el famoso Muro de Berlín se derrumbó, y en unos cuantos meses de revueltas sociales por toda la Europa del Este, una a una se fueron cayendo las dictaduras comunistas de corte estalinista. En Occidente, los fanáticos defensores del voraz capitalismo saltaron de alegría y con júbilo nos convidaron a celebrar con ellos lo que denominaron con grandes titulares “La Muerte del Comunismo”.

Ahora tenemos que el mapa del mundo se transformó dramáticamente en poco más de dos años. La inconmensurable Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, U.R.S.S., sólo es hoy un nostálgico recuerdo para los acérrimos militantes comunistas; ya no hay dos Alemanias, y lo que antes era Yugoslavia, fue convertido por las potencias capitalistas en un campo de batalla donde se confundieron serbios, bosnios y croatas al fragor de los combates que los condujo a la desintegración y a la afiliación con la dominación capitalista.

Cualquier persona enterada del acontecer actual se habrá formulado esta pregunta: Si la “Guerra Fría” se terminó, ¿Qué es lo que alienta los movimientos revolucionarios? ¿Por qué siguen activando grupos armados en Perú, Colombia y El Salvador? ¿Por qué las convulsiones sociales en África y el Medio Oriente?

Aquellos que enfilaban estos conflictos en lo que llamaban la expansión comunista , tienen varias respuestas. Dicen que Cuba, a pesar del embargo a que ha sido sometida, continúa alimentando guerrillas. También dicen que el Frente Sandinista de Liberación Nacional, de Nicaragua, y el estado venezolano de la revolución bolivariana, ayudan con asesoría y dotación de armas a los grupos que persisten en la lucha insurgente. Muchos han acuñado el término narcoguerrilla, que explica los movimientos rebeldes como instrumento del narcotráfico, o como categoría derivada de una alianza entre narcotraficantes y guerrilleros.

Todas son respuestas bastante limitadas para explicar un problema tan complejo, aunque se les tome en cuenta a la hora del análisis como elementos posibles. Sin embargo, es un error muy grave achacar el surgimiento de los movimientos revolucionarios a cualquier causa, obviando la pobreza. En definitiva, la miseria en que vive la mayoría de la población en el Tercer Mundo, y más particularmente en América Latina, es la causa fundamental, aunque no la única, de los contínuos terremotos sociales que sacuden al continente. Es peligroso negarse a ver esa realidad, porque todo diagnóstico equivocado conduce a recetas equivocadas, y ahora los conflictos armados ya no sólo están “allá” por Ayacucho o las selvas de Colombia; las grandes movilizaciones de masas enfurecidas ya no sólo es “allá” por Centroamérica. Ya está aquí, en el seno mismo del imperio, manifestado en el movimiento denominado como el 99% o como le llaman en español Los Indignados.

martes, 5 de junio de 2012

Orígenes Históricos del Ejército Guerrillero


ORIGENES HISTORICOS DEL EJERCITO NACIONAL PARA LA DEMOCRACIA

Por Héctor Lara

NOTA: La primera parte de este trabajo fue publicada en el periódico Venceremos que se publicaba en el norte del departamento de Morazán. Las restantes partes son inéditas.

INTRODUCCION

Por Ejército Nacional para la Democracia, E.N.D., entendemos la estructura militar que creó y desarrolló el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, en el transcurso de la guerra civil salvadoreña, cuyo inicio se ubica –según el parecer de la mayoría- en 1980, y cuyo final se concretizó con la firma de los acuerdos de paz en Chapultepec, México, en diciembre de 1991. Ejército Nacional para la Democracia se denominó a partir de la campaña militar insurgente “CASTIGO A LA FUERZA ARMADA ANTIDEMOCRATICA” (noviembre de 1990) al ejército guerrillero del FMLN, el cual efectivamente ya existía como entidad orgánica, pero no como un ente institucional. Es decir que con la denominación del Ejército Nacional para la Democracia se inicia el proceso de institucionalización del aparato militar del FMLN.

La institucionalización del ejército guerrillero tiene que ver más que todo con requerimientos planteados en la negociación para terminar con el conflicto armado; para el FMLN se trataba de un aspecto puramente formal. Se necesitaba designar “Regiones Militares” para definir los puntos de concentración en el inminente cese de fuego; era necesario precisar el escalafón de mando en la guerrilla para considerar algunos beneficios sociales a los combatientes, patrocinados principalmente por la Organización de las Naciones Unidas. Plantear esto es necesario para abordar el desarrollo histórico del Ejército Nacional para la Democracia.


I

Para encontrar los orígenes del ejército guerrillero, es preciso ubicar un punto de despegue histórico del proceso actual de lucha en nuestro país. Al ubicar ese punto de arranque, debemos tener presente la concatenación de las situaciones históricas de la confrontación social en general, cuyas raíces se remontan a la etapa de formación del estado salvadoreño.

El ejército guerrillero, considerado como tal, saltó al campo de batalla a nivel nacional el 10 de enero de 1981, ejecutando con relativo éxito la primera maniobra de importancia estratégica, desde el punto de vista político-militar. Pero tras esa primera irrupción militarmente articulada, que conmocionó a una parte importante de la sociedad, encontramos el proceso de constitución de dicho ejército.

El punto de despegue del proceso de la lucha que desembocó con la insurgencia armada podemos ubicarlo en la década de los años sesenta, periodo en el que se produce un estado de efervescencia social y crisis política, como consecuencia de la recomposición oligárquica mediante la cual fue impuesto como presidente de la república el Coronel Julio Adalberto Rivera, designado por el Directorio Cívico Militar que depuso a la Junta de Gobierno del Coronel Oscar Osorio, quien a su vez había derrocado (también por golpe de estado) al gobierno del Coronel José María Lemus, en octubre de 1960.

El Coronel Julio Adalberto Rivera tomo posesión el 1 de julio de 1962, constituyéndose en el primer presidente surgido del Partido de Conciliación Nacional, PCN. Dicho partido fue fundado por los militares en sustitución de su antiguo instrumento político, el Partido Revolucionario de Unificación Democrática, PRUD. Bajo el eslogan “Nueva era con Rivera” se aplicaron las medidas políticas y económicas que solventaron la crisis inter-oligárquica, pero que exacerbaron la confrontación social.

Durante los últimos meses del gobierno de Rivera se produjo la llamada Huelga General Obrera, desencadenada en solidaridad con la huelga de los trabajadores de la fábrica ACERO, S.A. de Zacatecoluca, en abril de 1967. En octubre del mismo año, cuando apenas habían transcurrido tres meses de la toma de posesión del nuevo gobierno del General Fidel Sánchez Hernández, se desarrolló la movilización y huelga del sector magisterial, aglutinado en ANDES 21 DE JUNIO, y que tuvo continuidad en diciembre, prolongándose hasta enero de 1968. En el campo de la lucha popular ambos sucesos revisten importancia significativa para explicarse el desarrollo posterior de los acontecimientos.

La represión contra ambos movimientos se ejecutó a través de diferentes medios. Sin embargo, al calor de las luchas de obreros y maestros se generó la movilización de otros sectores, como los estudiantes universitarios y de secundaria, así como la del sector campesino que había estado inhibido desde la matanza de 1932. En ese periodo surgieron nuevas organizaciones populares, como la Asociación de Estudiantes de Secundaria, AES, y el Frente de Unidad Popular, FUP.

II

Es importante señalar las influencias externas que alentaron el surgimiento de la lucha armada en El Salvador. La primera que se debe mencionar es la ola revolucionaria desencadenada a lo largo y ancho de Latinoamérica luego  del triunfo de la revolución cubana; los movimientos estudiantiles en Europa y México en 1968; las experiencias de varios grupos armados en América del Sur y Guatemala, tales como los Tupamaros, el Ejército Revolucionario del Pueblo de Argentina; Fuerza Argentinas de Liberación (FAL), Organización Comunista Poder Obrero (OCPO), los Montoneros, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Guatemala.

La influencia de las organizaciones armadas guatemaltecas es, sin embargo, la más importante debido a la proximidad geográfica. Antes que se fundara cualquiera de las organizaciones que integraron al FMLN original, ya existían por lo menos dos grupos armados en El Salvador, aunque no fueron más allá de las acciones propagandísticas. Nos referimos a la Acción Revolucionaria Salvadoreña (ARS) y el Frente Unido de Acción Revolucionaria (FUAR), ambos inspirados en la guerrilla guatemalteca. Lo que posteriormente se denominó “El Grupo” (que después pasó a llamarse ERP) estaba integrado por elementos salvadoreños procedentes de esas dos agrupaciones y algunos guerrilleros de Guatemala.

Posteriormente, los fundadores de las organizaciones armadas en El Salvador estudiaron las experiencias de los movimientos de liberación de África y de las guerras revolucionarias de Vietnam y Corea, asimiladas por Roque Dalton en sus prolongadas estadías fuera del país.

III

El General Fidel Sánchez Hernández heredó de su antecesor Rivera la crisis del Mercado Común Centroamericano, que fue madurándose hasta el punto que los grandes empresarios (oligarquías) de Honduras y El Salvador decidieron dirimir sus diferencias por medio de la fuerza, conduciendo a sus respectivos ejércitos y pueblos a la ridículamente llamada “Guerra del Fútbol”, también llamada por otros “Guerra de las Cien Horas”, en julio de 1969. La intromisión, a través de la Organización de Estados Americanos, OEA, de los Estados Unidos (que siempre ha tenido mayores intereses económicos en Honduras) cerró el paso a las pretensiones hegemónicas de los militares y oligarcas salvadoreños, quienes deseaban expandir el mercado para desplegar un ambicioso plan de industrialización. Los efectos sociales de esa corta guerra vinieron a exasperar la crisis interna, que de por sí ya estaba bastante avanzada. Los oficiales salvadoreños que estuvieron al mando de la expedición regresaron contentos con el botín, pero los millares de campesinos que fueron expulsados de Honduras retornaron con las manos vacías a un país que habían abandonado precisamente por la falta de tierras y empleos.

Fue en este periodo que el grupo de poder oligarca se planteó la ampliación del aparato represivo, a través de militares de la talla del Coronel José Alberto Medrano, vinculado con la CIA, y responsable de la formación ideológica de Roberto D’abuisson. Medrano fue designado para desempeñar el mando de la Guardia Nacional, desde donde se encargó de crear la paramilitar Organización Democrática Nacionalista (ORDEN), que años después le sirvió como base a D’abuisson para integrar (en combinación con elementos provenientes de los cuerpos de seguridad), los fatídicos escuadrones de la muerte.

IV

La facistización del estado salvadoreño tenía como propósito acabar con toda posibilidad de crecimiento de la oposición política y anular el descontento de los sectores populares. Hay que tomar en cuenta que a partir de 1960 surgieron el PDC (Partido Demócrata Cristiano), el MNR (Movimiento Nacional Revolucionario) y la UDN (Unión Democrática Nacionalista). Además aparecieron los grupos cristianos que comenzaron a realizar un paciente trabajo organizativo en las comunidades marginales urbanas y el campo. A esto debe agregarse el hecho de que, pese a las elecciones amañadas, la oposición había conseguido escaños en la Asamblea Legislativa y cada vez aumentaba el número de las almadías que dejaban de estar bajo el control del partido oficialista. Desde esa óptica, ORDEN  era entonces vital para mantener el control de la población rural y acechar el trabajo organizativo de los opositores.

Poco después de la “Guerra de las Cien Horas” hizo crisis el Partido Comunista salvadoreño (PCS) al separárseles un grupo de militantes vinculados con la Juventud Comunista, quienes propugnaban ya por la lucha armada. Otro grupo de jóvenes radicalizados de la Juventud Demócrata Cristiana también se pronunciaba a favor de la toma de las armas. Por otra parte, algunas organizaciones obreras y estudiantiles ya habían iniciado la creación de algunos grupos de autodefensa a fin de enfrentar la represión durante las movilizaciones de protesta. Así fue como en 1970 apareció la bomba molotov y se fundaron las Fuerzas Populares de Liberación “Farabundo Martí” (FPL). Un año más tarde, en febrero de 1971, “El Grupo” se atribuyó el secuestro del líder oligarca Ernesto Regalado Dueñas, y en marzo de 1972 apareció públicamente el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

CONTINUARA.

viernes, 1 de junio de 2012

Acerca de la Comunicación


LA COMUNICACIÓN

Por Baneste

La habilidad de comunicarse efectivamente puede ser considerada un arte o una ciencia, pero en todo caso, tanto un arte como una ciencia requieren de estudio, disciplina y aplicación para un mejor desarrollo.

Científicamente hablando, la comunicación se define como “un proceso contínuo, irreversible y transactivo, el cual involucra comunicadores que ocupan diferentes medios, y son a la vez emisores y receptores de mensajes, muchos de los cuales son distorsionados por ruidos físicos y psicológicos”.¹

A través de estudios científicos se ha descubierto que la presencia o ausencia de comunicación afecta la salud de las personas, por lo que se considera que es una necesidad física. Algunos estudios sugieren que la carencia de relaciones sociales supone peligros que incluyen la adicción a fumar, aumento de la presión sanguínea, obesidad, lípidos en la sangre y disminución de la actividad física.²

Las personas socialmente aisladas están más propensas a morir prematuramente que aquellas que tienen fuertes vínculos sociales, aunque el tipo de relación parece carecer de importancia: lazos matrimoniales, amistades, filiaciones religiosas o comunitarias, todos aparentan aumentar la longevidad de las personas. No todos necesitamos de la misma cantidad de contacto, y la calidad de la comunicación es, sin duda, tan importante como la cantidad, y es definitivamente esencial para nuestro bienestar.

Asimismo, la comunicación no solamente nos facilita la sobrevivencia, sino que también es la única manera por la cual aprendemos quiénes somos; es decir que también es una necesidad de identidad. El sentido de identidad proviene de la manera en que se interactúa con otras personas. El convencimiento de que se es inteligente o estúpido, feo o atractivo, habilidoso o inepto, no se genera simplemente de verse en un espejo, sino que se fundamenta en la manera de cómo las demás personas reaccionan ante nosotros.

Además la comunicación es una necesidad social que nos provee de vínculos vitales con otros. Entre las necesidades sociales que satisfacemos con la comunicación, tenemos: placer, afecto, inclusión (o sentido de pertenencia), escape, relajamiento y control. No es difícil imaginar cuán duro sería llenar estas necesidades sin el auxilio de la comunicación.

Habría que añadir también que las necesidades prácticas de la vida diaria de cada persona que son satisfechas por la comunicación: explicar al médico dónde nos duele, decirle al taxista hacia dónde queremos ir, etc. Aún más allá de esto, el psicólogo Abraham Malow ha sugerido que cada uno tiene necesidades de autoestima y auto-actualización; es decir, el deseo de creer que somos personas valiosas y el deseo a desarrollar nuestro potencial al máximo respectivamente.

¹  ”Looking in/looking out” ©1993 by Rinehart and Wiston Holt, Inc.
² ”The Silencing”  ©1973 by Newsweek, Inc.